¿Es justo el coste de las grandes tablets y smartphones?

Escrito por

La electrónica de consumo es uno de los campos que han experimentado un mayor crecimiento en los últimos años. Si comparamos el número de soportes existentes en los años 80, por ejemplo, con los que se encuentran disponibles a día de hoy, todos podemos ver la aparición de plataformas que hasta hace poco, eran propias de la ciencia ficción y que sin embargo, pretenden llegar y quedarse. Este boom no se traduce solo en los dispositivos, sino también, en la cantidad de fabricantes y modelos que es posible obtener a través de múltiples canales de compra. En otras ocasiones os hemos recordado que solo bajo el paraguas de Android, se esconden más de 1.000 firmas que en su conjunto, poseen unos 24.000 modelos distintos. 

En este contexto, es habitual ver tablets y smartphones cuyos costes no superan los 100 euros, o incluso menos, y en el que las tecnológicas asiáticas son un referente, hasta otros que pasan, en el caso de los más grandes, la barrera de los 1.000. ¿Qué hace a un terminal llegar a alcanzar estas barreras? ¿Afán de exclusividad? ¿Mejores prestaciones? A continuación, os contamos más sobre todos los factores que influyen en el coste de todos ellos e intentaremos comprobar si en muchos casos, está justificado o no.

motorola g4 plus phablets

China, la gran fábrica

Una vez más, el país de la Gran Muralla vuelve a ocupar el protagonismo. Todos sabemos que tradicionalmente, el gigante asiático ha sido la factoría más grande del mundo, y esto se ha traducido en que ciudades enteras hayan surgido de la nada para satisfacer las necesidades del resto del planeta en todo tipo de artículos. La tecnología no se queda atrás, ya que aquí se producen la mayoría de los terminales que luego se distribuyen por zonas como Europa y América. Los bajos costes de producción, añadidos a una cantidad ingente de mano de obra no cualificada, hace que en muchos casos, son dos elementos que hacen que inicialmente, los futuros modelos partan con un precio muy reducido.

Por otro lado, y como os hemos comentado en otras ocasiones, han surgido multitud de compañías al amparo del desarrollo económico experimentado en China desde 1980 aproximadamente, que primero se han asentado entre el mercado local para dar el salto al resto del mundo y que han conseguido producir y fabricar modelos, en apariencia equilibrados, que según sus desarrolladores, permiten ofrecer calidades propias de las tablets y smartphones Premium de manera mucho más asequible.

vivo phablets carcasas

Elemento 1: Tasas de cambio

Uno de los factores que incrementan el precio de los dispositivos, tiene que ver con el rumbo de la economía. De manera más concreta, en el valor de las monedas más importantes del mundo. Este parámetro, muy cambiante, y en el que los refugios son el dólar, el euro, la libra, el yuan chino y el yen a grandes rasgos, es el primero en determinar el coste futuro de un terminal. La causa podemos encontrarla en que los países productores de tecnología, para ganar competitividad, devalúan sus monedas locales, lo que hace que pierdan valor frente a otras. Por tanto, para que los fabricantes obtengan un mayor beneficio, a la hora de poner valor a sus tablets y smartphones, los dispositivos aumentan su coste al aterrizar en otros mercados.

Mercados abiertos, en parte

Otro elemento que determina el coste de un terminal, está relacionado con las aduanas. En el Viejo Continente existe un mercado único en el que se suprimen todo tipo de aranceles. Sin embargo, para los productos procedentes de otras regiones, existen unos controles muy rigurosos que no solo buscan adaptar los modelos a los estándares de calidad europeos, sino que también gravan con impuestos  como el IVA que en ocasiones pueden ser elevados a todos ellos.

Surface Book 2 desmotar pantalla

Distribución y marketing

La comercialización en todos los puntos de venta posible, es algo complicado y rápido a la vez. La supresión de barreras geográficas y la mejora de infraestructuras, hace posible que un contenedor cargado de terminales procedente de algún puerto asiático, esté descargando en Europa en cuestión de días. Sin embargo, una vez en tierra, es necesario repartirlos por todos los establecimientos autorizados. Si a esto le añadimos la creación de campañas publicitarias de todo tipo, encontramos otro factor más que incrementa el coste.

Por último, el afán de distinción

Finalmente, nos encontramos con las propias marcas como las más interesadas en que sus terminales sean más caros hasta llegar al punto de ser prohibitivos. En el consumidor está muy arraigada la idea de que a mayor precio, mayor calidad, y esto es algo que las grandes empresas tienen en mente. A pesar de que la coyuntura económica de los últimos años no haya sido la mejor, lo cierto es que para muchos, tecnológicas como Apple son las mejores a pesar de que en sus trayectorias, encontremos luces y sombras a partes iguales. Se desea un terminal que sea el mejor, pero también que permita distinguir a su propietario del resto.

tablets 2 en 1 windows

 

Éstos son solo algunos de los criterios que determinan el precio de las tablets y smartphones que utilizamos cada día. Tras conocer más sobre ellos, ¿Pensáis que la existencia de cientos de terminales de todas las gamas minimiza el impacto de estas circunstancias, y da una mayor capacidad de elección al público? ¿Creéis que con ellos, se perjudica al usuario en beneficio de las grandes marcas? Tenéis disponible más información relacionada como por ejemplo, el coste medioambiental de fabricar todos estos soportes para que podáis conocer más y opinar vosotros mismos.

 

Compártelo. ¡Gracias!