¿Por qué no llegan a Europa todas las tablets y smartphones chinos?

Escrito por
Tablets

Si nos detenemos a mirar el ránking de las tecnológicas con más implantación del mundo, comprobamos cómo las firmas asiáticas son las que ocupan la mayor parte de los puestos de las 10 con más aceptación entre el público. Samsung, LG o Huawei son solo algunas de las más potentes y que no obstante, han debido compartir parte de su protagonismo con otras procedentes, especialmente de China. Como hemos recordado a la hora de hablar de tablets o smartphones fabricados en el gigante asiático, al calor del desarrollo económico, han surgido decenas de pequeñas marcas que están intentando, con mayor o menor éxito, dar el salto al resto del mundo e intentar innovar a su manera a través de estrategias basadas en terminales más asequibles que los de sus rivales que intentan ser equilibrados.

No obstante, a pesar de que muchos responsabilicen al país más poblado del mundo de la saturación que están padeciendo algunos formatos, lo cierto es que no todos los modelos creados allí no son capaces de salir fuera de sus fronteras. Desde controles de aduanas, hasta la existencia de hábitos diferentes entre los consumidores de las diferentes zonas, podemos encontrar una serie de factores que podrían servir para explicar por qué no toda la electrónica de consumo Made in China aterriza en mercados como Europa o Estados Unidos. Durante las siguientes líneas, os contaremos más sobre los más relevantes.

r9 plus colores

1. El tamaño de cada mercado interno

Una de las razones por las que las tablets y smartphones de marcas más modestas del país de la Gran Muralla no son capaces de consolidarse en otras zonas, tiene que ver con el grueso de consumidores de cada uno de ellos. China es el mercado más grande del mundo no solo desde el punto de vista de fabricación de terminales, sino también en cuanto a número de usuarios. Esto, unido a otros elementos como un incremento del poder adquisitivo, da como resultado que la capacidad de compra de los ciudadanos chinos sea mayor que la de los europeos dejando de lado la cantidad de dinero del que disponen, y tomando como referencia que al tratarse de un nicho formado por más de 600 millones de personas, la velocidad de reemplazo de dispositivos puede ser mayor que en el Viejo Continente o Estados Unidos.

2.  Falta de adaptación

Continuamos con un factor relacionado con el marco legal. Tanto en tecnología como en multitud de productos de todo tipo manufacturados fuera de Europa, podemos encontrar decenas de controles de calidad que determinan la entrada de los mismos al mercado comunitario o no. A pesar de que muchos dispositivos fabricados en China son aptos para ser comercializados en zonas como el Sudeste Asiático o Latinoamérica, aquí nos encontramos con unos tests más rigurosos que actúan como filtro. A ello debemos añadir la existencia de aranceles e impuestos que en muchos casos, pueden ser inasumibles para gran parte de las tecnológicas más discretas.

elephone m3 cubierta

3. Los hábitos de consumo

En tercer lugar, nos encontramos con un criterio que depende exclusivamente del público. En Europa y Estados Unidos, la cuota de mercado está repartida entre un puñado de firmas que deja poco margen de maniobra a otras que intenten implantarse en ambas regiones. El consumidor tiene mucho que ver aquí, ya que tiene a su disposición un catálogo de terminales con unas prestaciones muy elevadas y por los que no les importa desembolsar cantidades significativas de dinero. Por esta razón, las tablets y smartphones Made in China más discretos, pueden resultar poco atractivos si tenemos en cuenta que aún es posible encontrar algunos defectos de fabricación importantes en ellos y que para muchos, el país asiático aún arrastra parte de su pasado manufacturero.

4. Cuestión de conectividad

Los hábitos o el tamaño del mercado no son los únicos retos a los que deben hacer frente los diferentes soportes a nuestra disposición. No debemos olvidar, especialmente en el caso de los smartphones, que estamos comprando un teléfono móvil, por tanto, este debe contar con el soporte necesario para funcionar correctamente con las redes de telecomunicaciones existentes en cada país. Actualmente, existen multitud de conexiones en todo el mundo y no todas son compatibles con los terminales que manejamos a diario. Por ello, cada fabricante, debe crear sus modelos para que funcionen en una franja concreta del espectro radioeléctrico que varía en cada zona. Un dispositivo más perfeccionado, podrá abarcar más coberturas.

redes WiFi Android tablet

A pesar de que Internet puede ser uno de los canales por los que sea posible adquirir tecnología cuyo objetivo principal son China o sus países limítrofes, lo cierto es que puede resultar arriesgado comprar este tipo de productos si tenemos en cuenta todos los factores que entran en juego. ¿Creéis que está justificado que existan una serie de barreras enfocadas a limitar la entrada de electrónica asiática y que pueden ser útiles para regular el mercado? ¿Pensáis que tarde o temprano las tecnológicas más pequeñas acabarán consolidándose en el resto del mundo? Tenéis disponible más información relacionada como por ejemplo, los elementos que influyen en el precio final de tablets y smartphones para que podáis conocer mejor todo lo que se mueve en este ámbito.

Compártelo. ¡Gracias!