Consejos y trucos para ahorrar batería con iOS 10

Escrito por
iOS

Ya hemos visto que con el nuevo iPhone 7 Apple parece haber dado un paso adelante en el apartado de autonomía pero la realidad es que, no importa cómo de bien rindan nuestras tablets y smartphones en este apartado, con todo el uso que les damos, siempre es interesante saber qué tenemos que hacer si queremos prolongar la duración de la batería un poco más. Hacemos un repaso a unas cuantas medidas que hay que tener siempre en cuenta, pensando específicamente en dispositivos actualizados ya a iOS 10.

Desactivar las localizaciones. Empezamos repasando las recomendaciones más básicas, entre las que siempre está la de desactivar el permiso de localización mientras no lo estemos utilizando, algo que la mayoría de nosotros no hacemos demasiado a menudo y que hace que nuestro dispositivo esté periódicamente verificando nuestra ubicación vía GPS. Podemos inhabilitarlo sencillamente en el menú de ajustes en el apartado de privacidad.

Desactivar las actualizaciones en segundo plano. Otro permiso que nos puede interesar restringir si queremos reducir el consumo (y no sólo de energía, sino también de datos) es el que posibilita que las aplicaciones se actualicen en segundo plano, algo que podemos reservar perfectamente para cuando estemos en casa o podamos tener conectado nuestro dispositivo cómodamente. La opción para desactivarlo la tenemos en el apartado general, y si por alguna razón queremos darle permiso a alguna aplicación en concreto, la podemos seleccionar ahí también de la lista.

Desactivar las descargas automáticas. Otro ajuste fundamental para limitar el consumo (y de nuevo tanto de energía como de datos) es de restringir las descargas automáticas, algo que igualmente pocas veces vamos a necesitar de forma urgente. Para deshabilitar esta función tenemos que ir ahora al apartado App Store y iTunes.

iPad Pro 9.7 tablet

Controlar las notificaciones. Otro recomendación clásica cuando se trata de ahorrar batería es tomarse un momento para ajustar las notificaciones a nuestras necesidades reales, seleccionando sólo las de las aplicaciones que realmente nos interesen. Para ello sólo tenemos que ir al apartado de notificaciones y asegurarnos de que para cada aplicación esté activado o no, según deseemos, la opción correspondiente para mostrarlas en pantalla.

Controlar el brillo de la pantalla. La pantalla es uno de los elementos que más influye en el consumo de nuestros dispositivos y es imprescindible saber qué es lo que está en nuestras manos hacer para conseguir ahorrar energía en este sentido. Lo más importante, para empezar, es controlar el brillo de la pantalla nosotros mismos y bajarlo al mínimo que nos resulte cómodo, algo que podemos hacer desactivando el brillo automático en el apartado pantalla y brillo.

Bloqueo automático. No dejar la pantalla encendida cuando no la estamos utilizando es algo básico también para evitar un gasto innecesario y, aunque bloquear nosotros mismos nuestro dispositivo es un consejo efectivo y sencillo, no está de más tampoco activar el bloqueo automática y seleccionar el tiempo de espera mínimo (hasta 30 segundos para el iPhone). Podemos hacerlo con la opción bloqueo automático del apartado general.

iPhone 7 Plus negro

Desactivar “levantar para reactivar”. Esto no sólo es algo específico de iOS 10 sino que está limitado también a los iDevices maś recientes, por lo que sólo los usuarios de estos tendrán que preocuparse de ello. Esta funcionalidad lo que hace es que según cojamos el dispositivo este se reactiva, lo que suma al consumo de la pantalla el de lo sensores de los que depende reconocer el movimiento. Para terminar con este gasto, sólo tenemos que desactivarla en el apartado de pantalla y brillo.

Desactivar las animaciones. Comparado con otras opciones no vamos a notar tanto el efecto de desactivar las animaciones que se muestran en las transiciones, pero tampoco está de más hacerlo, y es muy sencillo: tenemos que ir al apartado de accesibilidad, entrar a opciones y elegir reducir movimiento. Tampoco está de más recordar, de paso, que es preferible optar por un fondo de pantalla estático.

No cerrar una aplicación en cuanto terminas de usarla. Especialmente si se trata de una aplicación a la que vas a volver una y otra vez a lo largo del día, no nos beneficia en nada cerrarla cada vez que terminamos de usarla, porque es bastante más “económico” dejarla en segundo plano que obligar a nuestro dispositivo a abrirla cada vez que la vayamos a usar.

Compártelo. ¡Gracias!