Cómo utilizar tu tablet Android como una pantalla secundaria en Windows 10

Escrito por
Android

Está claro que utilizar dos pantallas es algo que incrementa enormemente la productividad, sin embargo, también requiere cierto espacio en el hogar y conlleva un coste importante. Hoy os hablamos de una herramienta, iDisplay, gracias a la cual podréis emplear un smartphone o tablet Android junto a vuestro PC o portátil para convertirlo en una pequeña pantalla secundaria de la cual ir extrayendo información, mientras operamos en la principal.  

Aunque sin duda os funcionará igual si utilizáis un smartphone, aquí lo interesante es servirnos de una tablet, cuando más grande mejor. De esta forma, ganamos área de visualización. No obstante, ya os decimos que funcionará con cualquier Android y que si lo que tenéis es un teléfono y eso es suficiente para vuestro propósitos, adelante.

También debemos advertir de que la aplicación iDisplay cuesta 7,49 euros, por tanto, es necesario considerar si merece o no la pena tal inversión. De hecho, las puntuaciones en la Play Store son un poco bajas y es que algunos usuarios reportar problemas de compatibilidad. Nosotros no los hemos tenido, pero puede ocurrir. A este respecto, queremos recordaros que una aplicación se puede devolver sin que nadie nos haga ningún tipo de preguntas durante las dos horas posteriores a su compra. Dicho lo cual, es importante probarla de forma inmediata y si no os convence, pedid rápido el reintegro.

Instalar iDisplay en tu Android y Windows 10

La aplicación para la tablet o smartphone Android se descarga aquí, realizando el pago de 7,49 euros:

iDisplay
iDisplay
Desarrollador: SHAPE GmbH
Precio: 18,99 €

Mientras que los drivers para el sobremesa, portátil o tablet con Window 10 (también funciona con versiones más antiguas del sistema operativo) debéis descargarlo en la web del desarrollador. Aquí tenéis el enlace.

Cómo conectar las dos pantallas

Todo el proceso es realmente simple y está bien guiado. No necesitáis saber nada especial, simplemente, ir siguiendo las instrucciones de instalación. Tampoco se nos va a instalar basura ni nada por el estilo. Se trata de un procedimiento limpio.

Cuando todo esté en orden, lanzamos las dos aplicaciones (Windows 10 y Android, al tiempo) y se encontrarán rápidamente. Si los equipos que empleamos son propios, cosa que asumimos, podemos seleccionar “allow all the time” para que queden vinculados de forma automática cuando se nos presente el diálogo “iDisplay Authorization”.

pantalla secundaria tablet

Por lo demás, la conexión puede ser vía WiFi o a través de un cable USB. Depende de nosotros. Si la sincronización es suficientemente rápida y no encontramos lag ni inconveniente alguno, no hace falta que tendamos un cable entre los dos dispositivos.

Demás ajustes necesarios

Todo cualquier otro ajuste que encontréis oportuno podéis realizarlo desde el menú de la aplicación y en la sección de Windows 10 para configurar pantallas secundarias en Sistema > Pantalla.

Fuente: howtogeek.com

Compártelo. ¡Gracias!