5 fobias y trastornos derivados del uso intensivo de tablets y smartphones

Escrito por
Tablets

La electrónica de consumo ha evolucionado a gran velocidad y es uno de los terrenos en los que podemos ver los mayores avances. Como todos sabemos, los ámbitos de extensión de los formatos agrupados en esta gran familia van desde el ocio y los hogares, hasta la productividad en entornos tan dispares como la industria o la sanidad. Las tablets y smartphones que vemos a diario, no solo han facilitado la vida de millones de personas sino que también, se han convertido en plataformas imprescindibles para muchos otros que en ocasiones, realizan un uso más irracional de estos dispositivos que pueden tener mayores repercusiones en el medio plazo.

Con la consolidación de los terminales portátiles y la presencia en ellos de otro tipo de herramientas como redes sociales o apps de todo tipo, han aumentado el número de trastornos que los consumidores pueden padecer y que están íntimamente ligados a la tecnología. A continuación os mostramos una lista con aquellos trastornos psicológicos ligados a los dispositivos y que pueden requerir de asistencia profesional para ser superados. ¿Sabíais que un usuario corriente, mira la pantalla de su móvil unas 150 veces al día? En vuestro caso, ¿Estáis por encima o por debajo de este umbral?

convertible vs tablet

1. FOMO

Comenzamos con un fenómeno cuya traducción del inglés sería algo así como «Miedo a pasar desapercibido«. Actualmente, millones de personas cuelgan en las redes sociales gran parte de todo lo que hacen durante su día a día, sea o no irrelevante. El objetivo de conseguir la aprobación de los demás a través de lo que suben a estas plataformas puede convertirse en algo obsesivo para muchos, y en especial, para aquellos que lo padecen, ya que por un lado, hace creer a los usuarios que pueden ser ignorados por sus followers y por otro, que si no permanecen largas horas al día conectados, se están perdiendo todo lo que ocurre.

2. Selfiefobia

El fenómeno selfie ha tenido consecuencias muy llamativas. Actualmente, gran cantidad de fabricantes idea las cámaras de sus dispositivos especialmente para tomar este tipo de fotografías, que también ha dado como resultado la aparición de decenas de apps. Sin embargo, no es oro todo lo que reluce ya que este tipo de capturas va ligado a un trastorno caracterizado porque aquellos que lo tienen, o bien, sienten complejo de inferioridad al compararse con otras personas al salir en las fotos, o por otro lado, ven invadida su privacidad.

lg v20 camara

3. Ciberfobia

Este problema, documentado por primera vez en la década de los 80, va ligado a otro llamado «Tecnofobia». Como indica el nombre de ambos, van ligados a una aversión muy fuerte por un lado, hacia los ordenadores y todo el mundo de la informática en sí mismo, y por otro, a la existencia de todo aparato tecnológico existente en nuestro día a día. Cabe destacar que este último, aparecido durante la Revolución Industrial, ha sufrido cambios a lo largo del tiempo. En su origen, los tecnófobos mostraban repulsión por los cambios en las fábricas y la maquinaria utilizada en ellas. Hoy en día, su definición también agrupa a la electrónica de consumo ya que su implantación ha sido mucho más rápida pero también, profunda.

4. Paranoia

Se trata de un trastorno muy extendido no solo en el ámbito tecnológico, ya que a lo largo de la Historia, se han dado decenas de casos en millones de personas. En este caso, la paranoia iría ligada a un extremo celo por la privacidad y la seguridad de los propios usuarios, que desconfían de las aplicaciones y funciones disponibles en sus terminales al pensar que su información personal puede ser conocida por terceros y que éstos, pueden utilizarla sin su consentimiento. Sin embargo, sin caer en extremos, también hay que ser realistas, ya que como hemos mencionado en otras ocasiones, el uso de nuestros datos personales es una moneda de cambio utilizada por empresas de todo el mundo.

android seguridad

5. Nomofobia

Concluimos con un problema que también está presente en millones de usuarios. Al igual que en un extremo nos encontramos a aquellos que no quieren saber nada de tablets y smartphones, hallamos a otro colectivo al que le sucede totalmente lo contrario: Tiene miedo de alejarse de sus dispositivos. La nomofobia puede traducirse de manera física a través de síntomas como cuadros de ansiedad o taquicardias en aquellos que la padecen, que acaban siendo totalmente dependientes de sus dispositivos. En los países con mayor número de usuarios de electrónica de consumo, se cree que en el medio plazo, podría convertirse en un problema importante.

Como habéis visto, a pesar de que los dispositivos utilizados a diario hayan supuesto un antes y un después en los hábitos de muchos, lo cierto es que podemos encontrarnos casos en los que la presencia de los mismos puede suponer una amenaza para la salud física y también mental de otros, manejen o no pantallas táctiles. ¿Pensáis que este tipo de trastornos son algo residual que no mucha gente padece, o sin embargo, creéis que se han convertido en elementos que deben ser tomados en consideración y cuyos casos, pueden aumentar rápidamente en el futuro? Tenéis disponible más información similar como por ejemplo, una serie de dolencias físicas ligadas al uso de tablets para que podáis conocer más vosotros mismos.

Compártelo. ¡Gracias!