Las tablets Windows 10 tendrán procesadores Snapdragon y función teléfono en 2017

Escrito por
Tablets

Tal y como se venía especulando las semanas pasadas, Microsoft trabaja estrechamente con Qualcomm para desarrollar unidades capaces de correr aplicaciones x86 en chips ARM. De hecho, la compañía de Redmond realizó una pequeña demostración del proceso un par de días atrás con un Snapdragon 820. Sin embargo, será a partir de mediados del año que viene, ya con el Snapdragon 835, cuando veamos tablets con potencia para aunar ambas facetas.

La unificación de la plataforma Windows 10 continúa siendo el gran anhelo de ingenieros y directivos, empezando por Satya Nadella y prolongándose hasta los usuarios, de la primera plataforma entre las tres gigantes que prometió integración completa de servicios aplicaciones y programas. De momento, el hundimiento de la división de smartphones de Microsoft ha servido para mostrar que el camino no es tan  fácil como se preveía. Veamos cómo les va con el segundo intento.

Emulación de apps de escritorio Windows 10 con un Snapdragon 820

Por ahora, la única prueba que tenemos de las pretensiones futuras de Microsoft pinta muy bien, sin embargo, aún es una función experimental y no está lista para dar el salto al mercado de masas. Las compatibilidades con el Snapdragon 820 son ciertamente rudimentarias a pesar de las bondades que se muestran en el vídeo y la emulación todavía sufre cierta incompatibilidad que hace que su despegue no pueda producirse hasta la llegada de chips más potentes junto a módulos de, al menos, 4GB de memoria RAM.

De cualquier manera, os podéis imaginar lo interesante de esta noticia, y es que los procesadores Intel Core M, que hasta ahora también han rodado, tendrán a los Snapdragon 835 enfrente, con una potencia mayor y un consumo presumiblemente más equilibrado. De esta forma, se abre la puerta a la llegada de tablets y portátiles con arquitectura ARM, ultraligera, en la que podrán moverse programas y juegos de escritorio.

Del 2-en-1 al 3-en-1, tablet PC con función teléfono

El hecho de que haya hardware ligero capaz de lidiar con un sistema operativo completo (aunque sea a través de emulación), implica que podrán construirse terminales capaces de todo, desde realizar llamadas telefónicas hasta correr Microsoft Office o PhotoShop.

De hecho, hace ya varios meses salió a la luz el soporte para pantallas de 9 pulgadas por parte de Windows 10 Phone. Aunque sin duda no se trate de un aparato para todo el mundo, o no para utilizar en cualquier circunstancia, la opción de llevar en el bolsillo todas las herramientas informáticas que uno pueda necesitar se revela como un verdadero hito de nuestro tiempo. Veremos de qué forma se lleva a cabo y si el concepto tiene éxito.

Fuente: tablet-news.com

Compártelo. ¡Gracias!