LG G Pad III vs Galaxy Tab A 10.1 (2016): comparativa

Escrito por
Comparativas

Como comentábamos ayer al repasar las novedades que había introducido respecto a su predecesora, no sabemos aún muy bien cuáles van a ser las condiciones del lanzamiento internacional de la nueva LG G Pad III, pero en ningún caso podemos dejar pasar la oportunidad de ponerla frente a frente en una comparativa con algunas de sus principales rivales, y como mínimo con la competidora más directa que tendría en el catálogo de Samsung, sus compatriotas y más duros rivales: la Galaxy Tab A 10.1 (2016). ¿Cuál de las dos compañías coreanas nos ha dejado este año la mejor tablet de gama media? Vamos a verlo midiendo las especificaciones técnicas de ambas.

Diseño

Por lo que respecta al diseño nos encontramos con dos tablets estilizadas, con buenos acabados a pesar de no contar con materiales premium y estilizadas, pero hay una diferencia importante entre ellas que hay que tener en cuenta y es que, mientras que la LG G Pad III ha adoptado la más habitual combinación de la relación de aspecto 16:10 y la orientación al uso en modo paisaje, Samsung ha apostado con su Galaxy Tab A por combinar el mismo tipo de pantalla con la orientación al uso en posición retrato, algo más inusual pero que tiene el afortunado efecto de darnos algo más de espacio de agarre cuando la utilizamos en horizontal.

Dimensiones

Por lo que respecta  las dimensiones la única diferencia apreciable que encontramos está más en las proporciones, producto de la diferencia de diseño que acabamos de comentar, ya que en tamaño realmente están bastante próximas (25,62 x 16,79 cm frente a 25,41 x 15,43 cm) y lo mismo sucede con el grosor (7,9 mm frente a 8,2 mm) y el peso (510 gramos frente a 525 gramos).

gpad III tablet

Pantalla

Ya hemos dicho al hablar del diseño que las dos utilizan la relación de aspecto 16:10 (optimizada para la reproducción de vídeo), pero esta no es la única coincidencia entre las pantallas de las dos tablets, ya que también tienen el mismo tamaño (10.1 pulgadas), la misma resolución (1920 x 1200) y la misma densidad de píxeles (224 PPI).

Rendimiento

En el apartado de rendimiento también nos encontramos con especificaciones técnicas muy similares: la tablet de LG monta un procesador que parece que será de Qualcomm o quizá Mediatek y la de Samsung un Exynos, pero sus características son bastante similares (ocho núcleos y frecuencia de 1,5 GHz para la LG G Pad III y ocho núcleos y frecuencia de 1,6 GHz para la Galaxy Tab A) y las dos los acompañan con 2 GB de memoria RAM.

Capacidad de almacenamiento

En cuanto a la capacidad de almacenamiento, la LG G Pad III sí que se apunta un tanto interesante, ya que se ha anunciado con 32 GB de memoria interna, el doble de la que dispone la Galaxy Tab A en su versión estándar. Las dos cuentan, en todo caso, con ranura para tarjeta micro-SD, lo que ayuda a paliar un poco las diferencias.

Samsung Galaxy Tab A 2016 oficial

Cámaras

En el apartado de cámaras se impone el reparto de puntos, de modo que cuál nos pueda interesar más (en caso de que tengamos un particular interés en esta cuestión, para empezar) dependerá de cuáles sean nuestras prioridades: la tablet de LG sale ganando en lo que respecta a la cámara frontal (5 MP frente a 2 MP), pero la de Samsung lo hace en cuanto a la cámara principal (5 MP frente a 8 MP).

Autonomía

Ya sabéis que no podemos decir realmente qué dispositivo nos ofrece una mejor autonomía hasta que no tengamos resultados de tests independientes para comparar, pero lo que sí podemos adelantaros es que la tablet de Samsung parte con una ventaja bastante clara en capacidad de batería (6000 mAh frente a 7300 mAh).

Precio

El precio es siempre una cuestión importante cuando se trata de tablets de gama media, pero desafortunadamente no podemos decir nada definitivo todavía en esta ocasión: la tablet de Samsung se puede encontrar con facilidad por debajo de los 300 euros, mientras que para la LG  lo único que tenemos es su precio para Corea (unos 350 euros al cambio), pero no parece que pueda ser muy indicativo de lo que podemos esperar cuando se lance en otros mercados, por lo que habrá que esperar a más datos.

Compártelo. ¡Gracias!