iPad Pro 2017: de momento, su procesador no cumple las expectativas

Escrito por
iPad Pro
0

A pesar de que las proyecciones y los primeros test de Apple con el iPad Pro 2017 y su A10X habían mostrado una auténtica bestia en términos de rendimiento, en los últimos días han comenzado a moverse informaciones que apuntan a que el proceso de fabricación del chip no está dando los resultados esperados. El origen del problema estaría en la compañía TSCM y sus dificultades para trabajar con los 10 nanómetros.

TSCM lleva varios años ocupándose de la producción de los procesadores de la serie A de Apple. Para este curso había asumido el encargo de toda sus unidades e incluso iba a colaborar con Mediatek y Huawei en dar salida también a parte de sus chips durante el primer cuarto de 2017. Como apuntan en 9to5Mac, lo lógico es que la firma Taiwan Semiconductor Manufacturing Company consiga subsanar pronto el problema y priorice su alianza con Apple y los encargos de mayor presupuesto.

A TSCM se los resisten los 10 nm

Como decimos un poco más arriba, el problema vendría ocasionado por proceso de producción de 10 nanómetros que da lugar a procesadores realmente compactos, y que al fabricante de semiconductores taiwanés parece estar resistiéndosele, puesto que las unidades facturadas hasta el momento consiguen índices de rendimiento bastante pobres en relación a lo esperado. Precisamente la potencia iba a ser una de las claves del iPad Pro en 2017, así pues, Apple no puede permitirse una flaqueza es este terreno.

Actualizacion en los iPad

Algunas opciones de las que se hablan para suplir a TSCM son Samsung quienes también estarían encontrando dificultades en el camino, según la misma fuente, o Intel. De cualquier forma, no es una circunstancia especialmente extraña, es el que proceso de fabricación implica y unos niveles de compresión y densidad muy avanzados, suponiendo un desafío importante incluso para los fabricantes más experimentados.

El Pad Pro 2017: toda una incógnita

No cabe duda de que Apple tampoco vive sus mejores momentos: los últimos lanzamientos de la manzana no han llegado a despertar tanto interés como es habitual y la innovación comienza a brillar por su ausencia. En un principio, parecía que el iPad Pro del próximo curso podía poner remedio a esa tendencia, sin embargo, todo apunta finalmente a que ni Samsung ni LG van a ser capaces de satisfacer el volumen producción de pantallas OLED que exigen los de Cupertino, y que Apple no va a poder incorporar las modificaciones que esperaba en su línea de producto en 2017.

La gran novedad, parece que será una reducción en los marcos y tal vez un nuevo concepto de Touch ID, sin embargo, la revolución en el iPad Pro debería quedar emplazada para el año 2018.

Compártelo. ¡Gracias!