Cómo deshabilitar el autocorrector de tu iPad si utilizas un teclado Bluetooth

Escrito por
iOS
0

Las cualidades que damos por sentado en el iPad cuando utilizamos el teclado virtual se pueden convertir en un trastorno importante para nuestra experiencia en caso de que decidamos conectar un teclado Bluetooth al dispositivo. Por ejemplo, la asignación de minúsculas / mayúsculas automática o el autocorrector nos jugarán malas pasadas si no andamos muy atentos y hacemos relecturas constantes de lo que vamos escribiendo, puesto que la mayoría estamos acostumbrados a un sistema de sobremesa.

Esta guía rápida, por otro lado, sólo va a servir para los iPad mini / Air / Pro que funcionen con algunas de las versiones de iOS 10, puesto que se trata de una opción que Apple incluyó en su última gran actualización, suponemos que pensando en la faceta profesional de su iPad Pro. Las antiguas versiones del sistema operativo móvil no son capaces de diferenciar entre el input de un teclado físico o táctil. Muy en la línea de la manzana, por otro lado, que siempre muestra gran celo con sus propios productos.

Desactivando el autocorrector del iPad y otras funciones molestas

Para poder controlar todas las opciones asociadas al teclado físico, primero debemos conectar al accesorio a nuestra tablet. Hace un tiempo publicamos esta guía que os puede ser de ayuda si no sabéis manejaros bien o surge algún problema:

Una vez tenemos el accesorio vinculado al iPad necesitamos ir al menú de Ajustes, después a General, y buscar la opción Teclado físico. Como os decimos una líneas atrás, si estamos utilizando una versión previa a iOS 10, ese apartado no nos aparecerá. Podemos hacerlo de idéntica forma en la sección “Teclado” a secas, pero al acabar deberemos volver a dejarlo como estaba.

configuración teclado iPad

Para que el teclado por Bluetooth no nos altere la escritura, deberemos cerrar los interruptores en las secciones Mayúsculas automáticas, Autocorrección y Función rápida de “.”

Qué ganaremos de esta forma y por qué es tan útil

Cuando uno conecta un teclado por Bluetooth a su iPad, éste toma todas las propiedades del sistema táctil de iOS, manteniéndose el idioma, la asignación de mayúsculas automáticas al principio de la frase, la autocorrección o el punto al pulsar dos veces seguidas sobre la barra de espacio. La mayor parte de nosotros estamos, no obstante, acostumbrados a escribir en ordenadores y portátiles donde se manejan otros códigos, y las teclas físicas con funciones virtuales pueden dar lugar a resultados grotescos.

Aplicando esta pequeña guía ganaremos tiempo y nos evitaremos algún que otro susto de edición.

Compártelo. ¡Gracias!