Efecto memoria: Así afecta a las baterías de tablets y smartphones

Escrito por

Unas tablets y smartphones cada vez más perfeccionadas en las prestaciones de imagen, sonido o rendimiento, requieren de baterías no solo de grandes capacidades, sino también, que optimicen al máximo la duración de las cargas y ofrezcan una experiencia de uso prolongada que es el reflejo de una de las mayores ventajas de estos formatos: Su posibilidad de trasladarlos sin cables a cualquier lugar y disfrutar de ellos sin ataduras. En este sentido, hemos encontrado avances considerables en los últimos años que van desde la ampliación de este componente hasta llegar a algunos que superan los 10.000 mAh, hasta la incorporación de tecnologías de carga rápida pasando por funciones de los sistemas operativos enfocados a gestionar mejor los recursos de los terminales.

Sin embargo, no todo son luces y como hemos mencionado en otras ocasiones, en electrónica de consumo nada es eterno ni perfecto. Durante 2016 hemos sido testigos de varias incidencias relacionadas con las baterías como la explosión de las mismas y al mismo tiempo, la aparición de unos dispositivos en los que su autonomía deja mucho que desear. Hoy os hablaremos uno de los problemas más comunes en este campo que acaba afectando a la mayoría de tablets y smartphones y que puede ser un síntoma de su envejecimiento, el efecto memoria. A continuación, os contaremos qué es, cuándo suele manifestarse y en caso de ser posible, cómo reducir su impacto.

Phablets

¿Qué es?

El efecto memoria es, a grandes rasgos, un fenómeno químico. Con el uso y el desgaste, en la batería van apareciendo unos microcristales que son el resultado de un sobrecalentamiento a la hora de transmitirse los iones de los distintos elementos que circulan en el interior de este componente. Como os recordamos en otras ocasiones, el método de carga más habitual es la transmisión de protones desde un extremo al otro a gran velocidad en las diferentes celdas que suelen conformar cada batería. Una característica más que define este problema es el hecho de que las celdas, van perdiendo capacidad, lo que limita el número de iones que pueden ir de un lado hacia otro.

¿Cómo se produce?

Al principio, os hemos mencionado que este fenómeno es algo habitual cuandolos terminales han envejecido. En el tiempo de vida útil de las tablets y smartphones, la manera en la que se realizan las cargas puede ser determinante y en muchos casos, determinar la aparición del efecto memoria, ya que este suele darse con más frecuencia en aquellos dispositivos que no se han descargado totalmente y también en los que se cargan de manera habitual hasta el 100%. Este problema da como resultado una reducción progresiva del tiempo total de autonomía y un consumo acelerado.

como realizar informe sobre bateria en windows

¿Afecta a todos por igual?

Actualmente, podemos encontrar varios tipos de batería clasificados en función de los elementos que contienen en su interior y ello se traduce en diferentes tasas de incidencia entre unas y otras. Las menos afectadas son las de litio, que a día de hoy han conseguido consolidarse en muchos formatos pero que sin embargo, cuentan con un gran inconveniente: Al estar divididas en celdas, cada una de ellas puede soportar unos voltajes máximos más reducidos que sus competidoras. Por otro lado, las de níquel-cadmio son las más propensas a sufrir este problema. Para minimizar aún más su impacto, a día de hoy existen ecualizadores que se dedican a realizar una carga mucho más lenta de manera que la transmisión de los protones se produce como un goteo más pausado.

¿Cómo solucionarlo?

Antes os comentábamos que la causa principal de la aparición del efecto memoria, era la conexión a la corriente de los terminales cuando la batería no se había descargado completamente y además, se cargaba hasta el 100%. Para prevenirlo, lo más apropiado es realizar cargas completas alternadas con otras parciales. Si nuestro terminal acaba padeciendo este inconveniente, la solución es muy sencilla y para muchos, puede resultar contradictoria, ya basta con esperar a que el dispositivo se apague y agote su batería. Una vez hecho esto, debe conectarse a la luz y no utilizarse ni encenderse hasta que el componente se haya llenado por completo. Sin embargo, debemos tener en cuenta que con el tiempo, y como todos sabemos, la autonomía se reduce.

bateria Samsung Galax S7 Edge

El papel de las tecnologías de carga rápida

Si recordáis, al principio os contábamos que otra de las causas, es el incremento súbito de la temperatura de las baterías. Esto se produce por un traspaso más acelerado de las diferentes cargas eléctricas de un lado al otro. Las tecnologías de carga rápida, que actualmente se están consolidando, pueden tener luces, pero también sombras, ya que un flujo más intenso de protones y electrones en un período de tiempo menor, puede conducir a sobrecalentamientos. ¿Pensáis que estos nuevos componentes pueden tener más ventajas que inconvenientes, o al contrario?

Como habéis visto, a lo largo de la vida útil de las tablets y smartphones que utilizamos a diario, pueden aparecer problemas de todo tipo que se pueden producir de manera muy sencilla pero que en casos como este, también tienen una solución simple. ¿Pensáis que el efecto memoria es un ejemplo de que los fabricantes deben trabajar más en la autonomía de los terminales? Tenéis disponible más información relacionada como por ejemplo, una serie de trucos para incrementar al máximo la duración de las cargas para que podáis seguir disfrutando de vuestros terminales.

 

 

Compártelo. ¡Gracias!
  • Armando Miguel Morales

    Hablando de efecto memoria en pleno 2017 y cuando ya prácticamente todas las baterías son de iones de litio, las cuales no sufren dicho efecto. En fin…