¿Puedo sustituir con una Nintendo Switch mi viejo iPad o tablet Android?

Escrito por
Tablets

La Nintendo Switch fue presentada a finales de la pasada semana y, como cualquier producto de la firma japonesa, sólo tiene dos opciones: «ganar o morir», que diría Cersei Lannister. En la horas inmediatamente posteriores a su presentación este híbrido entre tablet y consola ha conseguido plagar la red de innumerables artículos que auguran o bien un batacazo monumental o un éxito rotundo de ventas. Sin entrar en prospectivas, vamos a analizar qué tiene de tableta la Switch.

No cabe duda de que aunque lleve tiempo sin acertar con un dispositivo o sistema de juegos, Nintendo es una de las firmas tecnológicas más carismáticas de los últimos 25 años. Su trayectoria ha sido irregular y entre triunfos y fracasos ha dejado para la posteridad no sólo juegos, sino auténticos iconos de la cultura global contemporánea, como (y no haría falta ni citarlos) Super Mario, Pokemon o Zelda. La Nintendo Switch es su última creación. En ella trata de combinar algo de las consolas tradicionales con el arrollador universo de los táctiles.

Independientemente de sus virtudes y defectos, firmaríamos con gusto lo que apunta nuestro compañero José Luis Sanz en Topes de Gama: la clave de su éxito va a residir, seguramente, en su capacidad para hacerse atractiva ante estudios como EA, Bethesda, Ubisoft, RockStar, etc. Para eso hacen falta usuarios y un fuerte impacto inicial es muy importante. Veremos cómo van las pre-compras y si los títulos anunciados hasta el momento mantienen el fuelle antes de que los grandes desarrolladores se impliquen.

Desde punto de vista técnico

Si atendemos únicamente a la cuestión técnica, personalmente me decantaría por hablar de una tableta, aunque con más particularidades de lo habitual. Su pantalla cuenta con una diagonal de 6,2 pulgadas y a pesar de que no se hayan dado datos acerca del procesador, todo apunta a que se trata de una evolución del Nvidia Tegra X1, es decir, un procesador diseñado para tabletas pero con más vueltas, puesto que el cuerpo de la Nintendo Switch (más grueso) lo permite, al ser capaz de gestionar mejor el calor generado con su funcionamiento.

Nintendo switch consola tablet

Por otro lado, la resolución de su pantalla es baja si la comparamos con el iPad Pro, la Galaxy Tab S2 o incluso la nueva Huawei MediaPad M3. Hay que remontarse a 2012 para encontrar tabletas de gama alta con 720p. Por un lado es lógico que se haya optado por rebajar el número y la densidad de píxeles para aumentar la autonomía. Por otro, dado que el procesador estará sometido a una gran exigencia, tampoco va a alcanzar los datos de batería de una tablet Android convencional.

Desde el punto de vista práctico

Si atendemos a los usos que vamos a darle a la Nintendo Switch, el dispositivo está pensado para correr juegos, a medio caballo entre la consola y el tablet convencional. Es decir, este nuevo aparato no va a alcanzar la potencia de una PS4 ni de una Xbox One, sin embargo, tampoco sabemos si los desarrolladores de juegos móviles para tomar como suya la nueva plataforma de Nintendo y a programar para ella. De momento, debemos confiar en el gancho de la firma para atraer a estudios a un formato intermedio «inexplorado».

Desde luego, lo que le falta para ser una videoconsola de sobremesa (digámoslo así) es espacio. El hecho de llevar la pantalla integrada y está metido todo en una caja que debe poder sostenerse con las manos hace que no se pueda emplear un procesador más potente o más núcleos de GPU. Para ser una tablet al uso, sin embargo, está sobrada en estas lides. Va a ser más potente que cualquier Android o iOS del mercado (no que una Surface) y, entendemos, todo el diseño del producto girando en torno a la optimización para juegos. Es decir, como hubiera sido una Shield Tablet X1 pero llevando el concepto al extremo.

Mi tablet está vieja, ¿la sustituyo por una Nintendo Switch?

Como siempre que me preguntan «¿qué tablet me recomiendas?» la primera respuesta es otra pregunta: «¿para que la quieres?» o «¿qué piensas hacer con ella?» Los que se haya comprado una tablet principalmente para jugar, encontrarán en la Nintendo Switch un equipo más avanzado, con mayor potencial gráfico y con títulos exclusivos que hará las delicias de todo buen gamer. La contrapartida también es clara, tener acceso al catálogo de juegos de la Play Store o de la App Store en una pantalla grande parece igualmente interesante, incluso para algunos y algunas, puede que más.

Huawei MediaPad m3 gaming test

Si utilizamos nuestra tablet para otras cosas, y también para jugar, la Nintendo Switch, no merece la pena. Hay equipos por 300 euros a los que podemos sacar un partido mucho mayor. Como decimos, el catálogo de juegos de las tienda oficial de Android o los que podemos descargar para un iPad son cientos de miles. La Switch probablemente nos vaya a permitir navegar, consultar y publicar en las redes sociales o ver vídeos de YouTube o Netflix pero su pantalla es de 6,2 pulgadas, su resolución es cuatro veces inferior a la de un buen tablet y su cuerpo en notablemente más pesado. En ese sentido, las carencias son obvias.

Compártelo. ¡Gracias!