Cómo convertir tu tablet en (algo parecido a) una Nintendo Switch

Escrito por
Android

Suponemos a muchos no les habrá pasado desapercibido el hecho de que, con un par de buenos accesorios, se puede conseguir hacer de una tablet o un smartphone, un dispositivo para juegos muy similar a la Nintendo Switch. Lógicamente, cada plataforma tiene sus títulos, pero lo que está claro es que por ahora la App Store y Google Play no se quedan precisamente atrás en catálogo. Aquí explicamos cómo tunear nuestro Android o iPad para convertirlos en una videoconsola.

El concepto empleado por la popular firma china en su Nintendo Switch es el de una consola «de salón» que puede emplearse como portátil. Al final, siempre que se busca el camino del medio, no se acaba siendo ni una cosa ni la otra, pero (errores a parte) Super Mario, Pokemon o Zelda tienen caché suficiente para hacer de cualquier soporte un producto ganador. Lo que hoy os proponemos es llevar a cabo lo mismo que se plantea esta consola, pero con un tablet Android o iPad.

Como veréis es algo muy sencillo y que a cualquiera puede habérselo ocurrido antes incluso del debut de la Nintendo Switch. Necesitamos tres cosas en concreto (cuatro si contamos el tablet). La primera de ellas es una conexión WiFi, las otras dos pasamos a detallarlas en seguida:

Mando Bluetooth

Si buscamos en tiendas como Amazon o eBay encontraremos cientos de mandos Bluetooth que pueden adquirirse a un módico precio para utilizarlo con una tablet o smarpthone. En este sentido, todo depende de nuestro presupuesto y de lo que queramos conseguir. Tenemos ejemplares desde los 10 euros que a lo mejor no son gran cosa pero que para echar una partida de cuando en cuando sirven.

apertura-Xiaomi-Mando-Bluetooth

Por lo general, se pueden distinguir dos tipos diferentes de mandos, los que son similares al de una PlayStation 4 o Xbox One (y pasadas generaciones), que no van sujetos de ninguna forma al dispositivo, y otros que integran algún tipo de acople para funcionar unidos (si así lo queremos) al terminal.

Similares al formato de la Nintendo Switch se pueden algunos mandos que dan soporte a equipos concretos, y también ejemplares extensibles. Por ejemplo, hace no demasiado os hablamos del GameVice en el iPad. Sería cuestión de que busca uno general o para un modelo de móvil / tablet concreto. Cuando más conocido sea este más posibilidades habrá de que encontréis algo así.

Chromecast

El otro elemento que necesitamos es un Chromecast. Los que ya tienen este pequeño dispositivo suelen preguntarse cómo hasta el momento de empezar a utilizarlo han podido vivir sin él, y es que se trata de un aparato básico para disfrutar de la convergencia digital de nuestros días en todo su explendor. Su función es sencilla: llevar todo aquello que aparece en la pantalla de nuestro smartphone o tablet a la televisión.

Por supuesto, existen aplicaciones y juegos optimizados específicamente para el Chromecast, como contamos en este enlace de arriba; pero si no es el caso, siempre podemos hacer lanzar directamente la pantalla del terminal al completo. Su precio es de tan solo 35 euros, o más barato si os hacéis con una versión antigua. Una compra de la que es difícil arrepentirse.

Tablet + Chromecast + mando… ¿igual a Nintendo Switch?

Bueno, digamos que el resultado no es exactamente igual pero, si nos apuran, para muchos será aún mejor. Sólo hace falta tener nuestro tablet conectado al mando y a la tele, instalar el juego que queramos y empezar a correrlo. El catálogo de títulos de iOS y Android es inabarcable y crece cada día más y más. Incluso tenemos la opción de utilizar emuladores y recurrir a viejos clásicos de los que más de un gamer nostálgico seguirá enamorado. Aunque la Nintendo Switch vaya a contar con juegos exclusivos, más potentes en el apartado gráfico, es imposible que alcance la variedad y riqueza de las plataformas móviles.

nintendo switch pantalla

Por otro lado, la nueva consola de Nintendo es un dispositivo pensado para correr juegos, por lo que no vamos a encontrarnos (de otra forma sería intolerable) los problemas de compatibilidad tanto de títulos como de hardware que puede sufrir un Android. Aún así, pasará mucho tiempo hasta que el procesador Snapdragon 821 (por decir el último) no pueda mover cualquier juego. Por otro lado, si el mando no es compatible con un título preciso (no es frecuente pero pasa a veces), siempre tenemos la opción de los controles táctiles.

Compártelo. ¡Gracias!
Continúa leyendo