Así funciona Windows 10 en un MacBook Pro con Touch Bar

Escrito por
Windows 10

A pesar de lo polémico que ha resultado el lanzamiento del MacBook Pro 2016 (por todo lo que se espera de la manzana y ésta no siempre es capaz de ofrecer), el último notebook de Apple es un dispositivo verdaderamente estelar. Hoy recogemos una prueba que han llevado a cabo en el medio Windows Central, donde, tras instalar Windows 10 en uno de los modelos con Touch Bar, examinan su comportamiento y las oportunidades que ofrece.

Precisamente, uno de los artífices del dulce momento de ventas que viven las ventas de Surface es Apple, con su falta de acierto en el último MacBook Pro, que dejó a muchos potenciales compradores del equipo insatisfechos y acabaron por recurrir a una de las tablets de Microsoft. Aunque la Touch Bar es tal vez su rasgo más distintivo, hay una buena lista de particularidades en el equipo, como los 4 USB tipo C o el enorme trackpad del que hace gala el teclado con sistema Butterfly.

No intenten hacer esto en sus casas a menos que…

Lo primero que nos comenta Daniel Rubino, redactor de Windows Central, es que no tiene ningún sentido pagar por un MacBook tan sólo para instalar Windows 10. Cierto que es que los productos de Apple son especiales en muchos sentidos, pero también es la combinación hardware-software desarrollados de forma conjunta, lo que crea la «magia». Existen muchos equipos bastante más recomendables, como el portátil Dell XPS 13 o, claramente, una Surface Book.

Aún así, salvando las cuestiones que hemos comentado arriba, que son el resultado de elecciones que toma Apple a la hora de diseñar su producto, se puede comprobar cómo Windows 10 funciona realmente bien en un MacBook Pro. Incluso se añaden unos benchmarks donde vemos que la lectura en disco SSD es superior a la de un Surface Studio o al Spectre x360, mientras que en Geekbench 4.0 se mantiene al nivel de los mejores equipos del momento con intel Core i7, tanto en CPU como en el apartado gráfico; aunque es aplastado por los dispositivos que lleva una tarjeta Nvidia dedicada.

Así es la Touch Bar del MacBook Pro con Windows 10

Para nuestra sorpresa, los drivers de MacBook Pro soportan algunas funciones en Windows 10. Eso sí, son muy básicas. La gran pérdida (lo que le da toda la gracia a esta tecnología) son las utilidades contextuales, es decir, herramientas táctiles cambiantes en función del programa o la app que estemos utilizando en cada momento. Eso no tiene cabida al cambiar de SO.

En definitiva, debemos saber que se puede instalar Windows 10 en un MacBook Pro si hacemos una partición del disco, para programas concretos o juegos. Aunque tendremos un notebook no de los mejores del mercado, sí con acceso a todas las herramientas de Microsoft.

Compártelo. ¡Gracias!