Opinión: a Windows 10 en tablets le faltan dos cosas fundamentales

Escrito por
Windows 10

No cabe duda de que la popularidad de Windows 10 en tablets es un valor al alza en los últimos tiempos. Los usuarios demandan equipos y plataformas con las que poder trabajar cómodamente y no sólo consultar las redes sociales o ver contenidos. Aún así, y a pesar de que Microsoft parece trabajar en la dirección correcta, existen dos aspectos en los que el ecosistema debe mejorar, desde nuestro punto de vista: la gama media y las aplicaciones.

Un reciente estudio del que nos hicimos eco la pasada semana señalaba que el negocio de los dispositivos convertibles, 2 en 1 e híbridos iba a conseguir multiplicar su volumen de negocio por 7 en los próximos 10 años. Dejando a un lado que estas estimaciones no siempre aciertan, y que las cifras nos parecen bárbaras, tiene mucho sentido que el teclado vuelva a convertirse en un actor fundamental del segmento.

Performance Base Intel Core i7

Ayer decíamos que la apuesta más sólida en esta línea, la tiene ahora mismo Windows, con terminales que ya son capaces de proporcionar una buena experiencia profesional, aunque, al mismo tiempo, nos parecía extremadamente extraño que Google y Apple fueran a dejarse avasallar por Microsoft, y esperamos una respuesta de los otros dos gigantes para mantener su cuota en los próximo años.

Mientras tranto, Microsoft debe hacer frente a dos problemas, fundamentalmente, en los que a priori no sólo depende de sí mismo.

Windows 10 en tablets: para triunfar se necesita gama media

En los últimos meses se ha presentado espectaculares equipos híbridos de casi todas las grandes marcas, Lenovo, Dell, HP, Acer, con procesadores Intel Kaby Lake a un precio que normalmente queda por encima de los 1.400 euros. Claro que a nadie le importaría hacerse con una joya de esas, si no fuera por lo que cuestan. para que un producto sea generalizado, la gama media es fundamental, y en este tramo deben operar también las firmas que ofrecen verdadera confianza.

dell xps 13 oro portatil mas tablet

Actualmente, tenemos un buen ejemplo de gama media en el mercado, pero se sigue yendo de precio. La Lenovo Yoga Book con Windows 10 sería magnífica si costara 300 o 400 euros, pero asciende a los 600 euros. Por su parte, Microsoft no tiene nada claro que vaya a continuar la serie iniciada con la Surface 3. Intel por su lado rechazó la posibilidad de construir chips más ligeros para tablets.

Podemos decir que existe un vacío que, si los de Redmond no cubren, va a ser tomado por los Chromebook de Google; formato que cuenta con una extraordinaria diversidad de modelos y precios para todos los bolsillos.

Siguen faltando aplicaciones, como hace 5 años

Apple es, entre las tres principales, la compañía que más ha hecho por llevar a formato tablet las aplicaciones optimizadas. Android ha contado con el inmenso catálogo de apps diseñadas para smartphones y aunque la gran pantalla no era su hábitat natural, podían utilizarse. Windows 10 en tablets, así como todas sus versiones anteriores, tiene una carencia de apps alarmante.

Muchos dirán que, «bien vale, no puedes jugar al Candy Crush pero para qué vas a querer hacerlo cuando puedes correr el Forza Horizon 3 o el Resident Evil 7″. El problema es que muchos de nosotros, en determinadas circunstancias, lo que queremos son las aplicaciones que hay en Android o iOS, porque las juegan nuestros amigos o porque sin un gran despliegue gráfico nos son útiles, prácticas y necesarias. Dicho de manera sencilla: Mi madre no quiere jugar al Resident Evil 7, quiere el Candy Crush.

consumo de bateria en chrome

El apartado anterior, relativo a la gama media, es algo que puede surgir más o menos de la necesidad, pero el apoyo de los desarrolladores es algo para lo que se requiere empeño, mimo y confianza, y lo que Microsoft ha conseguido en todo este tiempo es un resultado realmente pobre.  

Compártelo. ¡Gracias!