Tablets chinas vs tablets españolas: cuál ofrece mejor relación calidad precio

Si pudiéramos tener la tableta que quisiéramos, seguramente casi todos (salvo alguna extraña excepción) nos iríamos a Samsung, Apple, Sony, Huawei, Lenovo, o a por una Surface. Sin embargo, las finanzas personales, y más en estos tiempos de crisis, a muchos no nos permiten adquirir el dispositivo de nuestros sueños o, simplemente, creemos que no compensa, y buscamos alternativas. Las tablets chinas y las españolas son dos de los recursos más comunes.

Para dejar un poco claro el propósito de este artículo, vamos a tratar de aclarar primero a qué nos estamos refiriendo cuando estamos hablando de tablets chinas y a qué cuando hablamos de españolas.

Qué entendemos aquí por tablets chinas

Huawei y Lenovo son firmas chinas, pero se comercializan en España como Samsung o Apple. Por el contrario, aquí nos vamos a fijar en los típicos equipos que, por norma, se pueden comprar sólo a través de importación, es decir, los de marcas como Teclast, Cube o Pipo, entre otras. Normalmente estos dispositivos suelen tener una relación calidad precio fantástica, pero su compra no es tan sencilla como puede resultar ir a una tienda y llevarte la tableta que más te guste, sino que requiere de cierta investigación previa, búsqueda de la mejor oferta, una espera por lo general prolongada del envío y luego, un proceso de configuración que a veces puede ser complejo y/o desesperante.

Artículo relacionado:
Las mejores tablets chinas de 2016: Cube, Chuwi, Xiaomi y más

Qué entendemos aquí por tablets españolas

Como comentamos hace unas semanas, en una cultura económica globalizada, resulta imposible decir que un producto procede exclusivamente de algún sitio concreto. Así pues, anticipando que algún lector (con toda la razón del mundo) nos diga aquello de las tablets españolas en realidad son chinas, en este caso nos referimos a firmas que tienen el origen de su formación y su sede en España, y cuya dirección estratégica y comercial se lleva a cabo desde aquí. Bq, SPC o Wolder, serían algunos de los más claros ejemplos.

Artículo relacionado:
Cuatro tablets españolas de 10 pulgadas a tener en cuenta

Diseño y acabados

Es un apartado en el que, sinceramente, no podemos decir nada concluyente. Más de una vez me he encontrado con razonamientos en los que se da por sentado que los productos que vienen de China son casi siempre «falsificaciones» de mala calidad. En el caso de móviles y tablets, existen una innumerable lista de ejemplos que contradicen esa asunción. Uno de los últimos y más obvios es el Xiaomi Mi Mix.

Teclast X98 Plus II review tabletzona

Las tablets de las que hablamos aquí, no obstante, no van a tener los acabados de una Galaxy, una Xperia o un iPad, principalmente, porque son productos de gama media, pero no por su origen. Aún así, podemos ver detalles de calidad importantes y en esta parcela se ha ganado mucho en los últimos años, especialmente desde que el metal es la nuevo plástico.

Incluso aunque algunos fabricantes se mantengan en el plástico, hemos visto magníficos ejemplos de grandes acabados también con esos materiales. La cuestión es que, en este terreno, no vamos a encontrar gran diferencia entre una Teclast y una SPC, ambas de 150 euros, por ejemplo. Las dos, por lo general, nos van a resultar satisfactorias. No tan finas como la que más, pero sí sólidas y muy cómodas.

Especificaciones

Lo primero que debemos recordar es que las especificaciones no lo son todo. Por ejemplo, en mi caso, las tablets de gama media que he probado, tanto las chinas como las españolas, donde más flaquean es en la pantalla. El problema es que, por mucho que metan una resolución Quad HD, si los píxeles están hundidos y el cristal es demasiado grueso, la experiencia tanto visual como táctil pierde mucho. A ese respecto, tanto las compañías españolas como las chinas tienen que mejorar.

En cuanto a procesador, RAM, etcétera, está claro que las marcas de importación ganan la partida a las nacionales. Aquí nos encontramos con procesadores Rockchip, Intel o Mediatek, por lo general, con una configuración menos potente que el ATOM X5 o el X7 de rigor en una gama media de Teclast o Xiaomi. En los menús del sistema Android, a lo mejor no notamos gran diferencia, porque gran parte del rendimiento proviene de la optimización, sin embargo, a la hora de correr un juego mínimamente exigente, si se percibe un salto.

Tablet Android SPC Heaven 10.1 puertos

Al mismo tiempo, la RAM normal para un tablet de gama media aquí es de 1 o, como mucho, 2 GB, mientras que en las chinas estamos viendo hasta 4GB de serie. Esto tiene que ver con la necesidad de juntar más memoria para funcionar bien en Windows, pero el salto entre tareas de Android también mejora algo en una tablet de importación, por lo general.

Software y garantías

Muchas de las tablets que nos llegan desde China tienen sistemas de arranque dual, lo cual puede resultar una ventaja para algunos usuarios. Eso sí, tampoco debemos hacernos excesivas ilusiones. Por lo general nos encontramos con que uno de los sistemas es óptimo para la tablet y el otro está «metido por meter». En casos así, personalmente, prefiero saber que compro una Android o una Windows con el SO y la interfaz medianamente cuidada, a tener uno de los dos que no utilizo nunca y que me está ocupando memoria.

nueva Cube i7 Stylus

Por otro lado, en cuestión de garantías y comodidad tampoco hay punto de comparación. Es cierto que tiendas como AliExpress cada vez se preocupan más por dar confianza al comprador, porque de eso depende su negocio a largo plazo, pero comprar una tablet de importación que tiene que viajar si surge algún problema, no es lo mismo que el buen servicio que nos aseguran aquí firmas como bq o SPC, de las cuales sabemos que nos están vendiendo productos para utilizar desde que los sacamos de su caja, algo que no siempre se puede decir de los equipos de importación.

Conclusiones

La conclusión aquí va a ser un «depende». Nos llama más la potencia y posibilidad de tener dos sistemas operativos a los que dar uso: prueba con alguna de las tablets chinas recomendadas. Prefieres la seguridad de comprar sin esperas, utilizar una tablet para cualquier cosa pero fundamentalmente para tareas básicas y saber que puedes repararla sin complicaciones: una española se adapta mucho mejor a tus necesidades. Claramente, esta exposición coincide con dos perfiles, y es que las de importación tienen un punto más geek, mientras que las nacionales son perfectas para el gran público.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Actualidad Blog
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.