Las pantallas del futuro en tablets y smartphones: ¿Adiós a lo táctil?

Escrito por

En unos 10 años, hemos asistido a toda una revolución en el sector de la electrónica de consumo gracias a la posibilidad de realizar todas las acciones de los dispositivos prescindiendo de teclados físicos y pulsando directamente sobre las pantallas. Con este avance, que en apariencia puede parecer simple, no solo se ha mejorado la experiencia de uso de los terminales a través de un manejo más intuitivo, sino que también se han añadido nuevas posibilidades para tablets y smartphones al abrirse el camino a su inclusión en diversos ámbitos como la educación, la sanidad o la industria.

Sin embargo, y como hemos comentado en otras ocasiones, si hay algo que caracteriza al sector, es su rápida velocidad de cambio. Hace unos días os contábamos más sobre las baterías que podríamos ver en el futuro, hoy hablaremos sobre una nueva generación de paneles que ya están en una fase avanzada de investigación y que posiblemente, podrían llegar a los soportes portátiles en unos años.

Lo que ya vemos hoy en día

Actualmente, los esfuerzos en materia de pantalla se han enfocado en dos líneas: Por un lado, en el terreno de los smartphones de manera más evidente, los esfuerzos han ido a la creación de mayores diagonales que apuran al máximo los marcos laterales e incluso se curvan. Samsung ha sido una de las pioneras en lanzar modelos con este tipo de pantallas. En segundo lugar, y englobando también a las tablets, una tendencia basada en la creación de paneles más resistentes gracias a la incorporación de nuevos materiales que sin embargo, aún siguen siendo caros y difíciles de obtener, por lo que se recurre a tecnologías de refuerzo como DragonTrail o Corning Gorilla.

El futuro

En varias universidades de Estados Unidos ya están trabajando en pantallas totalmente intuitivas que se basarían en un sistema de iconos gestuales que permitirían no tocar sobre la diagonal. Su funcionamiento sería el siguiente: El panel estaría formado por una película de diodos y unos elementos llamados nanobastones que absorberían la luz y distribuirían la carga eléctrica. Sobre ellos, una finísima capa de LEDs que serían capaces de detectar la luz y que responderían a las acciones de los usuarios.

pantallas OLED bateria

Las nuevas formas de carga

Sin embargo, este sistema que permitiría utilizar las pantallas sin necesidad de tocarlas no acabaría ahí, ya que los LEDs, al absorber la luz, la concentrarían y la transformarían en corriente eléctrica, lo que, según sus creadores, permitiría recargar las baterías de las tablets y smartphones en las que se encontrara este tipo de pantalla.

¿Creéis que en el futuro podremos ver estos avances materializados en los nuevos dispositivos o, al igual que sucede con el uso de nuevos elementos en los terminales, su implantación dependerá de muchos factores, en especial, económicos? Tenéis disponible más información relacionada como por ejemplo, las iniciativas en materia de autonomía para que podáis opinar vosotros mismos.

Compártelo. ¡Gracias!