La letra pequeña de los nuevos estados de Whatsapp

Escrito por

La nueva actualización de Whatsapp ha despertado alabanzas y críticas a partes iguales. En esta versión, los estados en texto han pasado a la historia en beneficio de otra forma de describir nuestro perfil que pasa por la implantación de pequeños vídeos que permanecen en la información de los usuarios durante un día. Sus desarrolladores la justifican como una medida positiva que puede conseguir que aún más personas se sumen a la app de mensajería al incorporar funciones de otras plataformas muy populares como Instagram o Snapchat pero, ¿Se tratan de cambios beneficiosos?

Algunos expertos en seguridad ya han alertado de posibles vulnerabilidades y riesgos a la hora de introducir los nuevos estados de vídeo. A continuación os mostramos una lista con las más importantes que pueden convertir el manejo de la app de mensajería más descargada del mundo en una experiencia algo frustrada.

WhatsApp Tablet

1. Apps falsas

Todos conocemos aplicaciones de mensajería fraudulentas que a primera vista, pueden ser idénticas a Whatsapp. Este tipo de plataformas también añade novedades que sin embargo, son obra de hackers y que en su interior, pueden esconder multitud de elementos maliciosos cuyo objetivo principal es el secuestro de los terminales y la obtención de información carácter personal que en este caso, podría mostrarse a través de los vídeos de estado.

2. Scam

En segundo lugar, nos encontramos con un fenómeno que ya está presente en otras redes como Instagram. El scam consiste en la aparición de usuarios en apariencia muy populares que nos piden seguirlos o en este caso, agregarlos a nuestra lista de contactos y que nos prometen la obtención de otra gran lista de números para conseguir más impacto tanto en Whatsapp como en otras redes sociales. Al igual que las apps fraudulentas, aquí puede producirse el robo de datos.

3. Estado de visión obligada

Los nuevos cambios pueden suponer una intrusión en la privacidad de muchos usuarios aunque consideren que solo sus contactos puedan acceder a ver los estados. Hay que extremar la precaución a la hora de publicarlos, ya que a través de los contenidos puede herirse la sensibilidad de alguno de los contactos guardados en las agendas y lo que es más peligroso, podemos ser víctimas de chantaje de terceros que amenazan con publicar la información personal.

¿Creéis que con esta última actualización se da un paso atrás o preferís los nuevos cambios? Tenéis disponible más información relacionada sobre otras apps de mensajería similares para que podáis opinar vosotros mismos.

Compártelo. ¡Gracias!