Me Pro: ¿Puede sobrevivir una phablet con más de un año de trayectoria?

Escrito por

La electrónica de consumo se caracteriza por una velocidad de cambio constante en la que, como hemos recordado en otras ocasiones, podemos ver transformaciones significativas en muy poco tiempo. Sin embargo, los avances y los terminales más novedosos que aterrizan en eventos como las grandes ferias tecnológicas, aún deben dejar espacio a otros terminales más antiguos que en su día, intentaron ganarse el favor de los usuarios.

A pesar de que los protagonistas sean los terminales lanzados por las firmas más consolidadas, podemos encontrar otros procedentes de firmas casi desconocidas que intentan sobrevivir y ocupar un espacio en un sector en el que ya encontramos decenas de modelos. Es el caso de Gigaset, cuya joya de la corona, llamada Me Pro, intenta adaptarse a un nuevo contexto a través de reclamos como una reducción significativa de su precio. ¿Será esto suficiente?

gigaset me pro blanco

Gama alta, en su día…

Uno de los aspectos más llamativos de este modelo en el momento de su lanzamiento fue su coste, ya que se aproximaba a los 550 euros. Entre algunos de los ganchos con los que contaba, encontrábamos la presencia de algunos sensores como el lector de huellas o incluso uno para detectar la radiación ultravioleta. Su cubierta metálica y su cámara trasera, de 20 Mpx y fabricada por Sony, así como el hecho de ser uno de los primeros terminales con USB de tipo C, eran otras de las prestaciones que pretendían catapultar a lo más alto a este modelo.

Sus limitaciones

Como recordábamos al principio, la electrónica de consumo tiene unos ritmos muy acelerados. Esto se traduce, por ejemplo, en el lanzamiento de una nueva versión de Android al año o en la comercialización de al menos dos buques insignia de la mayoría de marcas a lo largo del calendario. Debido a estos factores, Me Pro puede seguir con desventaja debido a su equipamiento con la versión 5.1 del software del robot verde. Para compensar, nos encontramos con una RAM de 3 GB y un almacenamiento que puede llegar hasta los 128 GB. ¿Creéis que esto lo podría situar en buen lugar dentro de la gama media?. Su procesador, un Snapdragon 810, le permitiría alcanzar picos de 1,8 Ghz.

qualcomm snapdragon 810 procesador

Su mayor atractivo, su precio

Al principio os contábamos que en su día, Me Pro pertenecía a la gama media- alta entre otros factores, por su precio, que superaba los 500 euros. Sin embargo, este coste ahora podría ser uno de los elementos que impidiera que resurgiera y se situara como una opción si tenemos en cuenta que multitud de compañías, también asiáticas, están lanzando modelos más equilibrados y también baratos. Por tanto, los de Gigaset han decidido bajar su precio hasta los 190 euros aproximadamente según GizChina. ¿Pensáis que este abaratamiento será suficiente? Tenéis disponible más información relacionada sobre algunas de las phablets a las que deberá hacer frente para que podáis opinar vosotros mismos.

Compártelo. ¡Gracias!