Galaxy Book 12 vs Galaxy 10.6: comparativa

Escrito por
Comparativas

Os hemos dejado ya un par de comparativas en las que medíamos las nuevas tablets profesionales Windows de Samsung a las de Microsoft, ya que parece que los coreanos han seguido una estrategia similar a los de Redmond y en este 2017 han apostado por lanzar dos modelos separados, uno para quienes están buscando un dispositivo del máximo nivel, y otro para quienes están dispuestos a hacer algunas concesiones en favor de un precio más razonable. Lo que nos quedaba pendiente, no obstante, era traeros una comparativa entre ambos, para ayudaros a decidir cuál de las dos es la que os puede interesar más a vosotros y ver que es lo que estamos ganando si nos decidimos a pagar un poco más. ¿Qué tiene la Galaxy Book de 12 pulgadas que no tiene la de 10.6 pulgadas?

Diseño

En el apartado de diseño no nos vamos a encontrar con ninguna diferencia destacable aunque sí es cierto, como sus propios nombres dejan bien claro y como vamos a ver más adelante, que tienen tamaños distintos. No tenemos que temer, no obstante, que apostar por el modelo de 10 pulgadas vaya a suponer perder en calidad de acabados, ya que también llega con una carcasa metálica. Desde este punto de vista, ésta es simplemente una versión más pequeña de la anterior.

Dimensiones

Como decíamos, sus mismos nombres nos adelantan que tenemos aquí dos tamaños de pantalla distintos (algo que sin duda habrá ayudado a conseguir un precio más económico para la Galaxy Book 10.6), y esto se refleja en sus dimensiones, aunque precisamente por ello, la comparación pierde algo de sentido. No está de más, no obstante, saber exactamente de cuánto es la diferencia tanto en tamaño (29,13 x 19,98 cm frente a 26,12 x 17,91 cm) y en peso (754 gramos frente a 640 gramos). Un detalle interesante es que la tablet de mayor tamaño es sensiblemente más fina que su hermana pequeña (7,4 mm frente a 8,9 mm).

Table Samsung con Windows 10 dos tamaños

Pantalla

La de tamaño vuelve a ser la diferencia más evidente en el apartado de pantalla (12 pulgadas frente a 10.6 pulgadas), pero hay que tener cuidado porque no es la única, ya que este es uno de los puntos en los que se va a sentir la diferencia de nivel entre ambas: para empezar, el modelo de mayor tamaño tiene una resolución más alta (2160 x 1440 frente a 1920 x 1280), pero para seguir, y esto es casi más importante, es la única de las dos que va a utilizar los paneles Super AMOLED de Samsung.

Rendimiento

Más importantes aún son las diferencias que encontramos entre ambas en el apartado de rendimiento: el modelo de 12 pulgadas no sólo llega como un procesador de más nivel (Intel Core i5 frente a Intel Core m3, aunque de séptima generación en ambos casos), sino que también tenemos la opción de hacernos con una versión con más memoria RAM (hasta 8 GB), aunque la estándar llega con 4 GB en ambos casos.

Capacidad de almacenamiento

Curiosamente, en el apartado de capacidad de almacenamiento, no hay ninguna diferencia entre las configuraciones que nos ofrecen ambas tablets, y esto no quiero decir sólo que las dos lleguen con la misma memoria ROM en su versión estándar (128 GB), como sucedía con la memoria RAM, sino que también el tope con el que vamos a poder comprarlas es el mismo: 256 GB, una cifra que resulta bastante apropiada para el modelo de 10.6 pulgadas, pero que quizá parece un poco corta para el de 12 pulgadas. En todo caso, vamos a tener la posibilidad de ampliarla de forma externa, lo que contribuye a paliar cualquier problema de falta de espacio que nos pueda surgir.

galaxy book teclado

Cámaras

Aunque no es el apartado más importante en una tablet, como siempre decimos, sí que hay diferencias muy notables entre lo que nos ofrece cada uno de estos modelos por lo que a las cámaras se refiere: mientras que el modelo de 12 pulgadas llega con una cámara principal de 13 MP y otra frontal de 5 MP, en el de 10.6 pulgadas sólo vamos a disponer de la segunda. Esto significa, evidentemente, que sí tenemos claro que vamos a usarlas con frecuencia, el primero es la mejor opción para nosotros, pero es verdad que un usuario medio tendrá más que suficiente disponiendo de una cámara de buen nivel en la parte delantera y hay que tener en cuenta que eso ayudará a rebajar costes.

Autonomía

De momento tenemos que dejar este apartado en suspenso, lamentablemente, ya que no tenemos aún datos que nos permitan sacar conclusiones sobre cuál de las dos va rendir mejor en este punto, pero estaremos atentos cuando lleguen los resultados de los primeros tests independientes para teneros informados.

Precio

Esta es probablemente la cuestión clave, cuánto más nos va a costar hacernos con el modelo de 12 pulgadas, pero Samsung no nos ha desvelado tampoco aún los detalles del lanzamiento de ninguno de los dos. Teniendo en cuenta que monta un Intel Core i5 y que la versión equivalente de la Surface Pro 4 alcanza los 1100 euros, probablemente haya que esperar una cifra similar a esa para el más potente, mientras que el de 10.6 pulgadas probablemente supere los 600 euros que cuesta la Surface 3 (que se vende con un procesador Intel Atom), pero es difícil saber por cuanto. Estaremos atentos, en cualquier caso, para informaros cuando haya novedades.

Compártelo. ¡Gracias!