Galaxy Tab S3 vs ZenPad 3S 10: comparativa

Escrito por
Comparativas

Hoy vamos a enfrentar en nuestra comparativa la última tablet de gama alta Android de Samsung con la última de Asus, pero antes de comenzar hay que dejar claro que estamos enfrentando en realidad dos dispositivos en los dos extremos de esta zona del mercado, porque mientras que la Galaxy Tab S3 se presenta como un dispositivo del máximo nivel y, en consecuencia, con un precio probablemente alto, la ZenPad 3S es una tablet cuyo principal atractivo es la relación calidad/precio. De lo que se trata al confrontar las especificaciones técnicas de ambas, por tanto, es de comprobar cuánto vamos a ganar apostando por la primera para valorar si os merece o no la pena la inversión extra.

Diseño

Para empezar nos encontramos con dispositivos bastante similares en el exteriores, con formato iPad, líneas suaves y botón home físico que alberga el lector de huellas digitales. Hay que decir, además, que la tablet de Asus cumple perfectamente también en lo que respecta a los materiales, con una carcasa metálica. La Galaxy Tab S3, por su parte, llega con la combinación de metal y cristal propia de los smartphones de gama alta de Samsung, pero lo que realmente va a marcar la diferencia con la ZenPad 3S son otros detalles más prácticos, como el incluir un S Pen o el contar con un sistema de audio con cuatro altavoces estéreo con el sello Harman Kardon.

Dimensiones

En el apartado de dimensiones, podemos apreciar que las diferencias de tamaño son mínimas, siendo lo único destacable quizá el que, a pesar de compartir formato, sus proporciones son aún un poco diferentes (23,73 x 16,9 cm frente a 24,23 x 16,42 cm). Donde sí que lleva ventaja clara la tablet de Samsung es en el grosor (6 mm frente a 6,8 mm) y, sobre todo, en el peso (429 gramos frente a 490 gramos), algo cuya importancia va más allá de lo estético ya que influye bastante en la comodidad con la que la podemos usar por períodos prolongados.

pantalla de la Galaxy Ta S3 modo HDR en SuperAMOLED

Pantalla

Si nos limitamos a las especificaciones técnicas básicas, en lo que respecta a la pantalla tendríamos un empate absoluto: las dos tienen un tamaño de 9.7 pulgadas, resolución 2048 x 1536 y utilizan la relación de aspecto 4:3, optimizada para la lectura. Hay, no obstante, otros detalles que inclinan la balanza del lado de la Galaxy Tab S3, como son la tecnología HDR o los paneles Super AMOLED. Habrá que esperar para ver qué nos dicen los expertos de otros índices importantes para la calidad de imagen cuando la puedan someter a análisis más detallados.

Rendimiento

De nuevo nos encontramos con que la tablet de Asus cumple perfectamente con lo que se puede esperar ahora mismo de una tablet de gama alta, al menos en esta última versión (la primera sí llegaba con un procesador Mediatek) con un procesador Snapdragon 650 (de seis núcleos y 1,8 GHz de frecuencia máxima) y 4 GB de memoria RAM, pero la Galaxy Tab S3 va un paso más allá al contar con la misma memoria RAM pero montar un procesador de más nivel, como es el Snapdragon 820 (de cuatro núcleos y 2,15 GHz de frecuencia máxima).

Capacidad de almacenamiento

Empate absoluto, ahora sí, en el apartado de capacidad de almacenamiento, ya que las dos nos ofrecen 32 GB de memoria interna, además de darnos la opción de ampliarla de forma externa a través de tarjeta micro-SD, en caso de que se nos queden cortos.

Cámaras

No es probablemente la victoria más importante de la Galaxy Tab S3 porque, como siempre nos gusta recordar, para un usuario medio las cámaras en su tablet probablemente no tengan tanta importancia como en un smartphone, pero sí es un detalle que vosotros sí que valoráis, la superioridad de la tablet de Samsung es clara (13 MP frente a 8 MP). En lo que hace a la cámara frontal, no obstante, tenemos 5 MP en ambas.

Autonomía

En el apartado de autonomía, sin embargo, sí que parte con ventaja la tablet de Asus, compensando su mayor grosor con una batería de más capacidad (6000 mAh frente a 7800 mAh). Ya sabéis, en cualquier caso, que esto es sólo la mitad de la ecuación y que el consumo juega un papel igual de importante, por lo que sólo podremos sacar conclusiones definitivas cuando veamos los resultados de las pruebas reales de uso.

Precio

Es cierto que no sabemos cuánto va a costar la Galaxy Tab S3 aún, pero desde luego no cabe esperar que su precio baje de los 500 euros, lo más normal sería que se aproximara a los 600 euros y no se puede descartar que llegue a los 670 euros del iPad Pro. La ZenPad 3S 10, por su parte, se mueve un rango de precios muy diferente, rondando los 400 euros. Como veis, se cumple lo que ya os adelantábamos al principio: nos encontramos con dos tablets de gama alta, las dos cumplen con los mínimos que esperamos de un dispositivo de este nivel, pero una de ellas va más allá en especificaciones técnicas y esto, lógicamente, se refleja también en el precio.

Compártelo. ¡Gracias!