C1: La apuesta educativa de una firma llamada Imoo en el formato phablet

Escrito por

En el sector de las tablets estamos asistiendo a una diversificación de terminales en los que es posible encontrar una mayor variedad de terminales enfocados a múltiples colectivos. Sin embargo, en el terreno de las phablets, el camino a seguir por la mayoría de fabricantes parece estar pasando por la creación de dispositivos con prestaciones de imagen y rendimiento más elevadas intentando mantener, en el caso de las firmas chinas, una relación más equilibrada entre calidad y precio.

Hoy vamos a hablaros de Imoo, una compañía nacida en el País de la Gran Muralla que ha aterrizado en el mercado asiático hace poco tiempo y que a través de su joya de la corona, llamada C1, buscaría competir contra otros cientos de modelos fabricados aquí no solo con unas prestaciones en apariencia, competitivas, sino también por su enfoque hacia un público académico.

imoo c1 pantalla

Diseño

En este campo no encontramos grandes alardes. Una cubierta totalmente metálica que, según las fotografías existentes, va acompañada de un color beige claro y un grosor reducido del que sin embargo, no han trascendido más detalles. Estas características se completan con el habitual lector de huellas y una carcasa sin grandes aristas en la que la pantalla no llega a apurar los marcos laterales.

Imagen y rendimiento

El C1 posee una diagonal de 5,5 pulgadas dotada de tecnología 2.5 D. A esta, se suma una resolución Full HD y dos cámaras: Una trasera de 13 Mpx y una frontal de 8 que, teniendo en cuenta su similitud con otros modelos similares, podrían grabar vídeos en Alta Definición. Todas estas prestaciones se sostienen gracias a un procesador Helio P10 que alcanzaría los 1,8 Ghz y una RAM de 3 GB, dentro de la gama media. La capacidad de almacenamiento inicial sería de 32 GB aunque podría ampliarse a 128.

Mediatek procesador P10

Como mencionamos al principio, esta phablet podría estar pensada para jovenes estudiantes. Esto se refleja a través de su interfaz, llamada Study OS, inspirada en Android Marshmallow y que contendría una base de datos de más de 325.000 libros y 16 millones de problemas matemáticos según recogen desde GizChina.

Disponibilidad y precio

De momento, el C1 solo está disponible en China a través de diversos portales de compra por Internet. Su precio al cambio es de unos 270 euros, en la frontera entre los low cost y la gama media convencional. ¿Creéis que se trata de una cifra adecuada teniendo en cuenta las características que posee? ¿Pensáis que puede ser una buena opción para aquellos usuarios que deseen mejorar su rendimiento académico tal y como hemos podido comprobar en su software? Mientras se revelan incógnitas sobre su aparición en otros mercados, os dejamos más información relacionada sobre otras phablets similares.

Compártelo. ¡Gracias!