Por qué más de 4GB de RAM pueden empeorar el rendimiento en Android

Escrito por
Tablets

La carrera de las especificaciones técnicas muchas veces nos lleva a caer en verdaderos absurdos. Huawei ha sido un fabricante muy cabal en este sentido, y siempre ha mantenido que las pantallas con resolución 2K no compensaban en términos de visualización el consumo de batería que generan. El nuevo punto candente lo encontramos ahora en la memoria RAM, terreno donde la firma china ha vuelto a dejar clara su posición: más de 4GB son innecesarios.

El año pasado comenzaron a llegar los primeros smartphones con 6GB de RAM y para este año ya se habla de unidades con 8GB. Sin embargo, una gran muestra de la pertinencia no de montar una memoria tan amplia, nos la ofreció una simple prueba en la que el OnePlus 3 (6GB) y el Galaxy S7 Edge (4GB) mantenían un duelo recuperando aplicaciones de la multitarea. La batalla caía en favor de flagship de Samsung de modo bastante rotundo. Cierto es que tiempo más tarde, una actualización nivelaba un poco las cosas. De cualquier modo, quedaba claro que era un tema más de optimizaciones que de volumen de memoria en sí.

Dos tipos de rendimiento en un tablet o smartphone

Digamos que el rendimiento en un smartphone se puede medir de dos modos, principalmente. Uno de ellos, el más tangible, se lleva a cabo con los típicos test de AnTuTu o GeekBench y nos desvela el potencial (no siempre alcanzado) de un equipo Android. El otro, también medible, aunque menos certero, tiene que ver con la respuesta y las sensaciones directas que un terminal nos proporciona al interactuar con el. Una y otra no siempre son correlativas, aunque lo sean en la mayoría de ocasiones.

Especialmente en la época del Snapdragon S4 Pro, había fabricantes de tablets que daban con la clave para conseguir configuraciones capaces de alcanzar la puntuación del por entonces tope de gama de Qualcomm. No obstante, en la práctica, la experiencia de uso era muy diferente. Mientras éste último iba como la seda en una Nexus 7 2013, los terminales low cost se congelaban cada dos por tres, sin responder los controles.

Acer Predator 8 con procesador Intel

Otro claro caso lo tenemos en la Nexus 9, que fue una de las tablets más potentes de su generación gracias al Nvidia Tegra K1. Sin embargo, a pesar de que la parcela gráfica destaque, su rendimiento cotidiano en Android tampoco está a la altura de los Snapdragon 805, ni siquiera de los 801, notándose mucho lag en casi todo el uso.

Por qué la optimización es clave

Gran parte del dinero que gastan Apple o Samsung de su presupuesto anual va a parar a la publicidad, eso es cierto. Sin embargo, en el precio de los terminales también se nota la excelencia de ambas firmas. En el caso de Apple, estamos hablando de un iPhone 7 con 2GB de RAM (3GB en el caso de la variante Plus) capaz de alcanzar un nivel de rendimiento y de respuesta similar al de los mejores dispositivos Android con 4GB. En parte, esto es gracias a iOS y al desarrollo paralelo del hardware y el software, sin embargo, supone un claro ejemplo de que los números no siempre muestran la «realidad».

Por el contrario, en el caso de OnePlus 3, además de lo comentado anteriormente sobre los 6GB de RAM con peor capacidad para saltar entre tareas que un Galaxy S7, tenemos la cuestión de la latencia, es decir, el tiempo que pasa desde que uno toca la pantalla hasta que ésta responde. Está claro que el terminal es una bestia en los benchmarks, pero en el uso real y directo no se traduce ese despliegue de cifras de forma tan sensible.

Note 7 prueba de rendimiento

Una asignación de los recursos del terminal a las distintas tareas o a las hipotéticas situaciones de uso es algo absolutamente clave para encontrar coherencia en su desempeño y alcanzan buenas sensaciones con la consiguiente satisfacción por parte de su propietario.

Huawei se pone de parte de una RAM limitada a las posibilidades de Android

Cuando salió a la luz la comparativa entre las velocidades del OnePlus 3 y el Galaxy S7, tuvimos una interesante charla entre algunos de los miembros de la redacción del Grupo ADSLZone. El director de Hardzone nos explicó que Android, en su estado actual, estaba preparado para aprovechar, como máximo, 3,5 GB de RAM y que a partir de ahí, todo lo demás era marketing.

Tablet Huawei MediaPad M3 unboxing

El hecho que de Samsung siga montando memorias de 4GB, cuando sabemos que se trata de una firma que no escatima en recursos para batir a todos los rivales, nos hace pensar que esa es la cifra óptima en la plataforma de Google, a pesar de que Andrómeda o una fusión con Chrome pueda derivar en otro escenario.

En los últimos días, Lao Shi, un alto ejecutivo de Huawei, venía a comentar más o menos los mismo, explicando que era más fácil gestionar una RAM de 4GB que una de 6GB (lo cual, además, eleva el precio de los smartphones). Shi aseguraba que habían hecho pruebas de algunas de sus unidades estrella con módulos de 6GB y el resultado era notablemente peor que con una RAM más contenida.

Teniendo en cuenta que Huawei es de esas compañías que raramente toman una decisión para alardear (el caso de las pantallas QHD es paradigmático) también es un motivo que nos refuerza a pensar que los 4GB de su P10 y P10 Plus es lo mejor para el dispositivo.

Compártelo. ¡Gracias!