¿Se han convertido las tablets en sucesoras de los portátiles?

Escrito por

Smartphones, ordenadores de mesa, portátiles, tablets… la lista de plataformas que podemos encontrar en millones de hogares no es corta y actualmente, muchos tienen una gran variedad de soportes enfocados a diferentes usos con la idea de hacer algo más fácil su día a día. En electrónica de consumo, es posible encontrar grandes cambios en poco tiempo, y eso puede dar como resultado situaciones contradictorias: O bien, podemos ver dispositivos que intentan centralizar en ellos multitud de tareas o, como dijimos unas líneas más arriba, disponer de varios a los que se asignan cometidos concretos. A la hora de determinar los fines de cada uno de ellos, los usuarios no son los únicos que tienen capacidad de decisión, sino también los fabricantes.

El avance del mercado ha tenido otra consecuencia, y ha sido el desplazamiento de los formatos tradicionales en beneficio de otros más novedosos. Esto, relacionado con lo que os contábamos al principio, genera una gran cantidad de interrogantes que, en el caso de las tablets y teniendo en cuenta la situación actual de este soporte, podría dar lugar a preguntas como por ejemplo, si están desplazando o no rápidamente a los portátiles, si se están convirtiendo en sus sucesores de manera más pausada o también, si llegarán a sustituir a otros como la televisión o este último acabará adoptando algunos de sus rasgos pero manteniendo su esencia. A continuación, intentaremos responder a todas estas cuestiones utilizando datos y ejemplos que sirvan para ilustrar mejor el contexto actual.

Transición

Como todos sabemos, las tablets convencionales no están atravesando su mejor momento. Las cifras de ventas encadenan ya más de dos años a la baja y, a pesar de que algunas compañías sigan resistiendo y lanzando sus terminales, lo cierto es que cada vez más firmas se dedican a fabricar modelos convertibles en los que podría darse esa situación que os comentábamos antes: La unificación de tareas en un mismo soporte. Pero, ¿Es algo que están buscando las propias firmas? Recordemos que muchas de las grandes marcas se sostienen gracias a la comercialización de varios soportes al mismo tiempo, ¿Estarían dispuestas a reducir sus catálogos?

Los dispositivos 2 en 1, parecen ser el chaleco salvavidas no solo para algunas marcas, sino para el propio soporte, no obstante, debemos preguntarnos si a pesar de los avances, están a la altura y son capaces de reunir todas esas tareas que de momento, se están desempeñando en los ordenadores portátiles.

surface book escritorio

¿Convergencia o formatos distintos?

Los convertibles actuales están recortando distancias a gran velocidad respecto a los portátiles. Firmas como Microsoft, a través de su serie Surface ya han dejado claro que los terminales táctiles a los que puede incorporarse un teclado, se van aún más consolidar en campos como la arquitectura o el diseño. Los de Redmond van más allá con sus últimos modelos como Surface Book, que ya podría considerarse más como uno de los primeros miembros de una generación de portátiles que como tablet en sentido estricto. A través de este ejemplo, ¿Pensáis que estamos asistiendo a una fusión o que todavía es posible diferenciar entre soportes?

Los sistemas operativos: Un elemento para unificar

El software es vital aunque en ocasiones, también pueden ser los talones de Aquiles de multitud de tablets y smartphones. Actualmente, estamos asistiendo al desarrollo de proyectos con los que se está unificando la interfaz de manera que la que ya nos encontramos en tablets convencionales, es la misma que aparece en ordenadores y a su vez, en smartphones. Andrómeda puede ser uno de estos ejemplos que sin embargo, tendrá como fuerte competidora a Windows ya que los de Redmond, están decididos a robarle influencia a Google y Apple.

andromeda escritorio

Los retos

Algunos piensan que los portátiles siguen manteniendo identidad propia y que a pesar de haber perdido popularidad entre los usuarios, siguen siendo la mejor opción en muchos ámbitos. Esto puede deberse a múltiples factores: Por un lado, el coste. A pesar de que en este formato sea posible encontrar terminales muy potentes y también, caros, también estamos frente a otros modelos mucho más asequibles que ofrecen unas prestaciones equilibradas aunque no sean punteras. Por otro lado, sus características, que hacen que en materias como el diseño o la producción de contenidos audiovisuales, entre muchas otras, sigan siendo la opción más elegida. Finalmente, el software también vuelve a ser fundamental, ya que una de las ventajas respecto a los convertibles es que aquí encontramos una mayor compatibilidad que permite utilizar los mismos programas en multitud de equipos.

¿Vosotros que pensáis? ¿Creéis que estamos asistiendo a una fusión gradual y positiva entre ambos formatos que permitirá una coexistencia de ambos agrupados bajo un mismo soporte? ¿Estamos asistiendo a un fenómeno similar al de la telefonía móvil en sus orígenes que podría dar lugar a un desplazamiento mayor de los portátiles frente a las tablets? ¿Es posible que haya una tercera vía en la que se ponga de manifiesto que en el futuro, ambas plataformas seguirán siendo útiles por separado en distintos ámbitos? Para que podáis conocer más, os dejamos disponible información relacionada como por ejemplo, el rumbo que pueden tomar los convertibles en el futuro.

 

Compártelo. ¡Gracias!