Galaxy S8+ vs Huawei Mate 9: comparativa

Escrito por
Comparativas

Para todos aquellos que buscaba un phablet de cierto nivel y con una pantalla aún más grande de lo que es habitual en este terreno, no había muchas opciones hasta ahora al Mate 9, pero eso ha cambiado con la llegada del Galaxy S8+. Aún así, están lejos de ser opciones similares, porque mientras que el phablet de Samsung apuesta por ofrecernos las mejores especificaciones técnicas, sin reparar en costes, la baza del phablet de Huawei sigue siendo la relación calidad/precio. ¿Cuál de los dos es el que se adapta mejor a lo que buscáis? ¿Os merece la pena o no una mayor inversión? Intentamos ayudaros a decidirlo con esta comparativa.

Diseño

Empezando por el apartado de diseño, tenemos unas cuantas diferencias a considerar. Algunas de ellas son bastante neutrales, y son más una cuestión estética y de preferencias personales, como los materiales utilizados (cristal para la carcasa del phablet de Samsung y metal para la del de Huawei) o lo que nos atraiga o no la pantalla Infinity del nuevo phablet. Hay, no obstante, un par de puntos extra de tipo práctico a favor del Galaxy S8+ que son ya más objetivos, como la resistencia al agua o el añadir al lector de huellas digitales el escáner de iris.

Dimensiones

Una de las grandes virtudes que comparten estos dos phablets es que para lo grandes que son las pantallas que nos ofrecen, resultan ser dispositivos bastante compactos ambos, gracias a que en ambos nos encontramos con marcos muy reducidos y un fantástico aprovechamiento del espacio. Es cierto que el Mate 9 es un poco más pequeño (15,95 x 7,34 cm frente a 15,69 x 7,89 cm), pero también lo es su pantalla, y casi llama más la atención la diferencia de proporciones. El phablet de Huawei lleva también ventaja, aunque mínima, en lo que respecta al grosor (8,1 mm frente a 7,89 mm) y sólo en peso toma la delantera el de Samsung (172 gramos frente a 190 gramos).

Pantalla

Pasamos al apartado de pantalla, que es uno de los más interesantes en esta comparativa porque, como hemos comentado al inicio, pocos phablets de nivel hay que estos tamaños, aunque hay que puntualizar que la del Galaxy S8+ es incluso un poco más grande (6.2 pulgadas frente a 5.9 pulgadas). También hay que tener en cuenta que la resolución del phablet de Samsung es más alta (2960 x 1440 frente a 1920 x 1080) y que utiliza paneles Super AMOLED, protección Gorilla Glass 5 y una relación de aspecto un poco diferente de lo habitual (18.5:9 en lugar de 16:9), que es lo que le da su característico aspecto, más alargado.

Rendimiento

En el apartado de rendimiento, en ambos casos tenemos procesadores de última generación, aunque cada uno de estos phablets utiliza los de fabricación propia (Exynos 8995 de ocho núcleos a 2,3 GHz frente a Kirin 960 de ocho núcleos a 2,4 GHz). Los dos los acompañan, además de 4 GB de memoria RAM y cuentan, por supuesto, con Android Nougat. Serán los benchmarks los que determinen de forma final cuál de los dos es más potente.

Capacidad de almacenamiento

Si en el apartado de rendimiento nos encontrábamos con que los dos phablets estaban bastante próximos, en el de capacidad de almacenamiento el empate es ya absoluto, porque los dos están al máximo nivel de nuevo de lo que nos está ofreciendo últimamente la gama alta Android: 64 GB de memoria interna ampliables de forma externa a través de tarjeta micro-SD.

Cámaras

Por lo que respecta a las cámaras, la diferencia vuelve a estar entre la apuesta de Samsung por los píxeles de mayor tamaño (1,4 micrómetros) y la de Huawei por la cámara dual. Hay que notar también, no obstante, que mientras uno de los módulos de esta es de 12 MP, como la del Galaxy S8+, la otra llega a los 20 MP. Este, por otra parte, sale ganando si comparamos la apertura de cada una (f/1.7 frente a f/2.2). En lo que sí están a la par es en que los dos disponen de estabilizador óptico de imagen. En cuanto a la cámara frontal, es de 8 MP en ambos casos y aquí, además, la diferencia de apertura es menor(f/1.7 frente a f/1.9).

Autonomía

Aunque no podemos sacar conclusiones a partir del dato de capacidad de batería, hay que reconocer que la ventaja con la que parte el Mate 9 es contundente en este sentido, con 4000 mAh frente a los 3500 mAh del Galaxy S8+. Es de esperar también que su pantalla, más pequeña y con menos resolución, consuma menos. La última palabra, en todo caso, la tendrán, como siempre, los tests independientes de autonomía.

Precio

Hemos podido ver que el Galaxy S8+ cuenta, en general, con mejores especificaciones técnicas que el Mate 9, pero como ya comentábamos al inicio, eso se deja sentir también en el precio: mientras que el phablet de Samsung se ha anunciado por 910 euros, el de Huawei lo podemos encontrar ya incluso por menos de los 700 euros que costaba inicialmente, llegando incluso a rondar los 600 euros en algunos distribuidores. Lo que tendremos que decidir, por tanto, es cuánto valen para nosotros esos extras que nos ofrece el nuevo buque insignia de los coreanos.

Aquí podéis consultar la ficha técnica completa del Galaxy S8+ y del Huawei Mate 9 vosotros mismos.

Compártelo. ¡Gracias!