¿En qué se parece la electrónica de consumo latinoamericana a la china?

Escrito por

En los últimos días os estamos contando cuál es el comportamiento del sector de la electrónica de consumo en multitud de regiones que en pocos años, han conseguido situarse en el mapa tecnológico mundial o que al menos, lo están intentando. Como os comentábamos en estos artículos, el uso de tablets y smartphones en los diferentes países no es un hecho aislado, sino que va ligado estrechamente a una serie de factores económicos y sociales que pueden ser determinantes en el rumbo que acaban siguiendo los fabricantes de los dispositivos que millones de personas utilizan cada día y que también pueden influir en su aplicación en diversos campos como la industria o la educación.

Hoy vamos a hablaros de Latinoamérica y os contaremos cuáles son las similitudes y diferencias del mercado interno respecto al China, ya que en cuestión de pocos años, las dos regiones han tenido una serie de circunstancias que a grandes rasgos, permite establecer paralelismos entre ambas. ¿Cuál es el uso real de dispositivos en países como Brasil o Chile? ¿A qué se debe que su implantación sea de una manera y no de otra? ¿Cuáles son los principales retos a los que deben hacer no solo las firmas en sentido estricto sino todo el sector en general? A continuación intentaremos responder a todas estas cuestiones.

Algunos datos importantes

Antes de comenzar a entrar en la materia, haremos un repaso a cuáles son las cifras de adopción de soportes como tablets y smartphones en América Latina. Según la consultora EMarketer, en 2016 se produjo un crecimiento cercano al 18,5% en el uso de los terminales de más de 7 pulgadas respecto al de 2015. A la cabeza, se sitúan Brasil, México y Argentina. Según las estimaciones de esta firma, en 2017, el número de usuarios de estos primeros soportes llegará a los 45, 30 y 8,7 millones respectivamente.

En el campo de los teléfonos inteligentes, nos encontramos con una tendencia similar: Según GSMA, en 2020, se alcanzarán los 450 millones de terminales de esta categoría, unos 150 millones más que los que encontrábamos en la región a finales de 2016. Esta parte del mundo, junto al África Subsahariana serán las que encabezarán el crecimiento. Por países, Brasil, México, Colombia y Perú serían los que liderarán el ránking.

tablets latinoamerica grafica

Las causas

1. Mejora de las telecomunicaciones

La electrónica de consumo y la tecnología en general se han convertido en un pilar económico en muchas de las naciones de esta región. Esto se debe a dos factores: El primero, la decisión de los gobiernos de mejorar la conectividad a Internet llevándola hasta las zonas más aisladas, lo que implica una mayor inversión en este campo y que implica un ascenso del número de terminales vendidos. Por otro lado, la digitalización en campos como la educación, también está teniendo su impacto. Esto tiene otra consecuencia indirecta: Se demanda mano de obra más cualificada y experta en tecnología que pretende ofrecerse desde la población activa de los países.

Os ofrecemos otra serie de datos para que podáis comprender mejor el peso económico que está adquiriendo este sector: Según GSMA, en 2016, la electrónica de consumo aportaba al PIB regional unos 255.000 millones de dólares y casi 2 millones de personas estaban empleadas en él. Para 2020, se espera que aporte más de 310.000 millones.

2. El ascenso de una clase media

A pesar de que el primer factor que os hemos mostrado pueda recordarnos mucho a lo que sucede en China, si hay algo que acerca de verdad al gigante asiático con Latinoamérica, es el crecimiento sostenido de una clase media. Durante los años 80 y 90, la región seguía arrastrando inestabilidad política y social que impedía un crecimiento económico sostenido en el tiempo. Desde los años 2000, esta tendencia se fue invirtiendo dando como resultado que a día de hoy, la mayoría de los países de la zona sean considerados de ingresos medios o medios-altos. Esto, al igual que como sucede al otro lado del mundo, se traduce en una mayor cantidad de dinero disponible para los ciudadanos que acaba invirtiéndose en la adquisición de tablets y smartphones.

smartphone video

Los retos

1. Mayor diversificación

Como primer desafío para las compañías latinoamericanas, podríamos encontrar una oferta de marcas y terminales aún reducida que puede dar como resultado que la mayor parte de ciudadanos que estén interesados en adquirir nuevos terminales, se decanten por las firmas asiáticas. Por otro lado, al igual que sucedía con las firmas chinas en su día, aún es posible encontrar dispositivos que, a pesar de ser asequibles, aún pueden dejar mucho que desear en cuanto a sus prestaciones.

2. El marco legal

Aunque hoy en día exista un mercado único latinoamericano similar en algunos rasgos al europeo, lo cierto es que en algunos productos, entre los que se incluyen tablets y smartphones, podemos encontrar aranceles y otro tipo de cargas impositivas que puede limitar la entrada de estos soportes a regiones concretas y que indirectamente, influye en la adopción de los mismos entre la población. Otra consecuencia indirecta de las normativas comerciales es el precio de los dispositivos, ya que por el paso de aduanas, pueden incrementarse.

tablets pantalla

3. Extensión de las redes

Por último, aunque antes os hayamos hablado de que en pocos años, los gobiernos han invertido grandes cantidades de dinero en mejorar las infraestructuras, lo cierto es que aún queda mucho por hacer en este sentido. Zonas más aisladas como las regiones andinas que aún así, concentran bastante población, pueden ser víctimas de una brecha digital que serán unos condicionantes significativos si no se extienden las redes de telefonía e Internet.

Como habéis podido comprobar, en todo el mundo, la electrónica de consumo es un sector que a pesar de haberse situado como un pilar económico en el corto y medio plazo, presenta fortalezas y también debilidades que no son propias de una sola región sino que tienen puntos en común en todo el mundo. ¿Pensáis que América Latina está trabajando para convertirse en otra potencia tecnológica mundial? ¿Qué opináis? Os dejamos disponible más información relacionada como por ejemplo, la situación de Europa para que podáis conocer más vosotros mismos.

Compártelo. ¡Gracias!