Nuevo iPad 9.7: análisis en profundidad. ¿Merece la pena comprar este tablet?

Escrito por
iPad

El viernes nos hicimos con un ejemplar del nuevo iPad y durante el fin de semana le hemos estado dando un buen trote para comprobar hasta dónde es capaz de llegar. Ayer publicamos nuestro análisis a fondo del equipo en las que valoramos el producto intentado discernir si merece o no la pena esta inversión. A continuación os damos todas las claves de la tablet económica de Apple, con la que se intentará recuperar el nivel de ventas pasado.

Ayer publicamos un artículo en el que se recogían cifras verdaderamente interesantes con respecto a la evolución de ventas del iPad. La tablet vivió un poderoso boom cuando se introdujo en el mercado su versión mini, a finales de 2012. Desde entonces, las 7,9 pulgadas han ido cayendo en atractivo, especialmente afectadas por la irrupción del formato phablet. Hoy en día Apple tiene unas ventas en el segmento similares a las del año de referencia con un serie de modelos notablemente más caros en su mayoría.

Es obvio que buena parte del subidón de aquella época se debía a que el primer iPad mini costaba 320 euros, porque cuando se introdujo la pantalla Retina y un procesador actualizado, y la línea se volvió premium, comenzó a perder fuerza. Con el recién estrenado iPad se recupera en parte esa esencia: una tablet que recicla componentes de generaciones anteriores y consigue ajustar los costes para venderse por un precio razonable sin que la manzana deba ceder demasiado margen de beneficio.

El nuevo iPad no merece la pena por estos motivos

A nuestro juicio, el principal punto débil que encontramos a la hora de evaluar el producto en su conjunto es la pantalla, y la pantalla supone una parte muy importante de la experiencia. También hay que tomarse esta opinión en términos relativos, pues que estamos ante un panel retina con 2014×1536 píxeles de resolución, gran brillo, ángulos de visión y excelentes negros para una LCD. El problema lo encontramos al comprobar que los píxeles están realmente hundidos tras una gruesa capa de cristal que tampoco da una gran sensación de solidez.

Pocas cosas más se pueden tomar como puntos en contra, la verdad. La cuestión es que su principal defecto hace que este modelo no merezca la pena si tenemos un iPad Air, porque tan sólo es ligeramente más rápido y actualizado. Por el contrario el Air 2 tiene mejor pantalla, y aunque el procesador se quede un poco por detrás, por mi parte diría que no merece la pena cambiarlo por este iPad más reciente. Incluso puede que salgamos perdiendo.

Apple iPad 2017 touch ID
 Por otro lado, creemos que tampoco es especialmente interesante ir a por una variante con 4G LTE si no lo tenemos muy claro. Siempre podemos aprovechar los datos del smartphone para navegar, y el precio por añadir esta función se dispara hasta los 560 euros. Además, si nos da igual Android o iOS, y lo que nos llama es el tamaño de la pantalla, existen tablets con el sistema operativo de Google de mejor pantalla y bastante más baratas, como la Huawei MediaPad M2 10 o tal vez la Lenovo Yoga Tab 3 Plus.

Por qué sí merece la pena esta nueva tablet de Apple

Quitando lo que comentábamos en el apartado anterior, que no deja de ser importante, el nuevo iPad 9.7 nos resulta muy atractivo y aunque tal vez sería más razonable un precio de 350 euros (en EEUU cuesta 320 dólares) ofrece un poderoso procesador, una RAM igual que la del iPad Pro 9.7 y los acabados y calidades propios de Apple.

Apple iPad 2017 cubierta trasera

En cuanto al procesador, un Apple A9 igual que el del iPhone 6s, cobran importancia dos puntos: rendimiento y autonomía. Calculamos que el dispositivo puede tener unas 12 horas de uso continuado tranquilamente, si tenemos en cuenta que con casi 6 horas en activo y 80 en stand-by, aún íbamos por el 50% de carga. Si echamos un vistazo a las pruebas de rendimiento, el nuevo iPad se queda un poco por detrás del Snapdragon 820 en AnTuTu, pero supera con facilidad los 120 mil puntos. En Geekbench, llega incluso a superar al OnePlus 3 en algunas parcelas.

En definitiva… ¿es o no para mí?

Como dijimos hace unos cuantos días, este dispositivo se queda muy cojo en relación al iPad Pro 9.7 por diferentes motivos. El principal es la pantalla pero también el audio o la posibilidad de emplear un lápiz y un teclado deben contar. Para mí el Apple Pencil o el Smart Keyboard no son razones de peso, si las dos anteriores, más vinculadas a un uso multimedia habitual en mi día a día. El teclado lo puedo utilizar, pero francamente, prefiero uno de los cientos de accesorios bluetooth que se puede encontrar en Amazon o eBay por 30 euros.

Usuarios con iPad antiguo que ya no se actualiza, o primerizos con una tablet. Gente que quiere simplemente disfrutar del gran catálogo de aplicaciones optimizadas para el formato de iOS sin invertir una fortuna en ello. Este dispositivo es perfecto en ese sentido. Es potente tiene bastante capacidad de almacenamiento, autonomía y resulta económico, incluso más que algunas tablets Android que ofrecen menos rendimiento y posibilidades como plataforma.

Te invitamos a pasarte por nuestro análisis en profundidad de este nuevo iPad y consultar valoración y opiniones.

Compártelo. ¡Gracias!