Las mejores tablets compactas: modelos de 7 y 8 pulgadas que sí merecen la pena

Escrito por
Tablets

No hay ninguna duda de que los phablets han hecho que las tablets más pequeñas pierdan algo de interés para muchos (como se ha visto claramente con los iPhone “plus” y los iPad mini) y puede que esta tendencia no haga más que acentuarse ahora que en el 2017 parece que los phablets estrella van a ser más grandes que nunca, pero también tenemos unos cuantos ejemplos de tablets compactas que pueden merecer mucho la pena, en función de qué es lo que estamos buscando. Hacemos repaso de los modelos que no podemos dejar de tener en cuenta.

Las tablets más baratas, para niños y usuarios ocasionales

Para empezar, y a pesar de que cada vez tablets de gama media de 10 pulgadas con mejor relación calidad/precio, las tablets más baratas van a ser siempre las más pequeñas y, de hecho, la gama básica se compone en su gran mayoría de tablets de 7 y 8 pulgadas. La realidad, en cualquier caso, es que es algo bastante afortunado que tamaño y precio vayan de la mano, sobre todo cuando pensamos en tablets para niños. Resulta también de lo más conveniente para usuarios ocasionales, que sólo las quieren para leer, jugar o navegar un poco, porque a eso se adecúan a la perfección.

Amazon Fire 7

¿Cuáles son los modelos más recomendables si este es nuestro caso? Antes que nada, tenemos que valorar la posibilidad de hacernos con la Fire 7 de Amazon, cuyo precio es de sólo 60 euros pero que estos días se puede conseguir aún más barata, por sólo 45 euros. Sus características son modestas, pero es sólida y cumple perfectamente su función. Si no queremos gastarnos ni un euro de más, es la opción perfecta.

Xiaomi mi Pad 2 chrome

La Lenovo Tab3 Essential es otra opción muy asequible y si podemos gastarnos un poco más podemos considerar también la Galaxy Tab A 7.0. Pero si no le tenemos miedo a la importación, no podemos dejar de recomendaros que consideréis la Mi Pad 2, que está lejos de haberse quedado obsoleta con el lanzamiento del nuevo modelo. Al contrario, ahora está más barata que nunca y sus especificaciones técnicas siguen siendo mucho mejores que las de la mayoría de tablets de gama básica.

Tablets de gama alta, pero más baratas y manejables

Otra razón importante para seguir apostando por las tablets compactas es que tenemos unos cuantos modelos que nos permiten disfrutar de las características propias de la gama alta pero por precios que en realidad son más propios de la gama media, además de que según cuánto las saquemos de casa o el tipo de uso que le demos, vamos a agradecer, sino quizá que la pantalla sea más pequeña, seguro que sí que sean sensiblemente más ligeras.

Un gran ejemplo de esto, sin duda es la Mi Pad 3, sobre todo por lo que se refiere al precio: incluso si nos gustan más las pantallas grandes, merece la pena considerar sacrificar un par de pulgadas para hacernos con una tablet de ese nivel por poco más de 200 euros. Tampoco podemos dejar de mencionar la MediaPad M3, que es algo más cara, pero que es una de las mejores tablets que han visto la luz en los últimos meses, y que tiene unas características espectaculares como dispositivo multimedia.

En el caso del iPad, la cosa es un poco diferente ahora, porque el único modelo del iPad mini 4 que se ha mantenido en catálogo es el de 128 GB, y eso hace que, evidentemente, muy barato no pueda ser. En todo caso, si tenemos en cuenta que se vende por menos de 500 euros, con esa enorme capacidad de almacenamiento y con grandes características, merece la pena tenerlo en cuenta. Otra opción, en todo caso, ya sabéis que es haceros con uno de los modelos restaurados con 16 GB que aún  se pueden encontrar por poco más de 300 euros.

ipad mini 4

Aún más: tablets para jugar

Terminamos con una última referencia a un tipo de tablets muy específico que probablemente seguirán siendo siempre compactas y es que no es ninguna casualidad que las mejores tablets para gamers del momento, la Shield K1 y la Predator 8, sean las dos de 8 pulgadas. La Nintendo Switch es incluso un poco más pequeña. Y es que aunque podríamos pensar que una pantalla más grande sería más interesante, el peso y la manejabilidad son aún más importantes si vamos a estar horas viciados con un juego.

Compártelo. ¡Gracias!