¿Es necesario crear phablets de más de 6 pulgadas?

Escrito por

En los últimos años hemos asistido a un cambio de tendencia en el sector de los smartphones: Los usuarios han pasado de demandar terminales económicos y funcionales, más discretos, a decantarse por modelos más grandes en los que puedan mejorar su experiencia a la hora de utilizar redes sociales y, con cada vez más frecuencia, reproducir contenidos audiovisuales de todo tipo. Esto ha tenido una consecuencia directa y es el hecho de que en muy poco tiempo, las phablets han desbancado a los dispositivos convencionales en lo que a número de unidades vendidas se refiere. Y esto no acaba aquí, ya que en el corto y medio plazo se espera que los soportes de más de 5,5 pulgadas acaben ocupando todo el protagonismo.

En este nuevo contexto, no es de extrañar que multitud de fabricantes se atrevan con fórmulas algo más arriesgadas que en este caso se traducen en la aparición de modelos de grandes dimensiones que en ocasiones, hacen complicado encontrar la frontera entre éstos y las tablets más pequeñas. Pero, ¿Es realmente necesario que se produzcan modelos que incluso superen las 6,5 pulgadas? ¿Hasta dónde puede llegar su utilidad? A continuación, intentaremos ver cuáles son los pros y contras de esta familia de terminales.

Más pantalla, mayores recursos

Las prestaciones de imagen y de rendimiento van estrechamente ligadas y sin una buena RAM y un procesador potente, las diagonales de mayores prestaciones pueden resultar algo inútil que drena rápidamente los recursos de los que dispone el terminal. La resolución es otra de las claves, ya que, si nos encontramos una pantalla grande a la que se suma una ratio entre ésta y la carcasa que también es elevada pero que no se compensa con una nitidez adecuada, la experiencia a la hora de reproducir contenidos (que se ha situado como uno de los usos más extendidos) puede resultar frustrante y por tanto, conducir al terminal al fracaso. Por otro lado, tampoco debemos olvidar que el consumo de batería se incrementa a medida que añadimos más funciones en este campo.

El precio

Los terminales apodados «Max» por algunas compañías son, en apariencia, ajustados en cuanto a su coste. Firmas chinas como CoolPad ya han intentado lanzar phablets de grandes dimensiones a un precio asequible. Sin embargo, estos dispositivos aún tienen algunas lagunas en lo que se refiere a procesador o a la obtención de una mejor calidad de imagen. En electrónica de consumo, como en muchos otros ámbitos, a mayores prestaciones, mayor precio, y esto se traduce en que en la mayoría de los casos, los dispositivos de más de 6 pulgadas son más caros. ¿Pensáis que los modelos más grandes aún pueden resultar más competitivos?

xiaomi mi max phablet

La comodidad, otra de las claves

Si hubo algo que revolucionó el sector de la telefonía móvil en su día, fue la posibilidad de guardar los nuevos dispositivos que salían al mercado en mochilas o bolsillos sin tener que preocuparse por cargar con terminales pesados. La ergonomía y el diseño también son cruciales a la hora de fabricar nuevos dispositivos que sepan satisfacer las demandas de un público que, mientras que por un lado demanda prestaciones más altas, por otro también exige una reducción de parámetros como el peso o el grosor. Teniendo en cuenta esta paradoja, ¿Podrían existir conflictos al encontrarnos modelos que a pesar de ser ligeros y esbeltos, pueden presentar dificultades al llevarlos con nosotros si tienen pantallas grandes?

El rumbo del mercado

A pesar de que diversas consultoras consideren que en los próximos ejercicios, la venta de phablets se incremente, lo cierto es que también se prevé una desaceleración en todo el sector de smartphones. Al igual que sucedió con las tablets convencionales en su día, y con los convertibles actualmente, podríamos estar ante una burbuja en la que decenas de fabricantes crearían modelos de mayores dimensiones, lo que inmediatamente podría dar como resultado una oferta excesiva de terminales que, a pesar de que en parte puedan ser absorbidos por los consumidores, también tienen riesgo de caer en el olvido debido también, a la aparición de multitud de nuevos modelos de otras categorías cada año. ¿Pensáis que los modelos de más de 6 pulgadas podrían quedar reducidos a ciertos grupos de usuarios o que podrán sortear todos los obstáculos derivados del comportamiento del propio mercado?

u7 max android

Como habéis podido comprobar, las phablets más grandes también deben hacer frente a una serie de desafíos propios que pueden determinar su futuro al corto plazo. ¿Pensáis que estos dispositivos se acabarán fusionando con las tablets? ¿Cuál creéis que es su utilidad si tenemos en cuenta el gran catálogo de smartphones convencionales y modelos de menor tamaño? ¿Preferís terminales grandes u os decantáis por modelos más pequeños para manejar las redes sociales y otros muchos contenidos a diario? ¿Podríamos estar ante el germen de un nuevo formato que podría consolidarse en el futuro? Mientras respondéis a éstas y otras preguntas, os dejamos disponible más información relacionada como por ejemplo, el rumbo que están tomando los modelos convertibles para que podáis opinar vosotros mismos.

Compártelo. ¡Gracias!