Las apps clonadas en Google Play podrían tener los días contados

Escrito por
Aplicaciones Android

Dentro de Google Play encontramos decenas de miles de juegos y herramientas de todo tipo que se han convertido en algo fundamental para millones de usuarios y los terminales tanto tablets como smartphones que manejan a diario. En el catálogo es posible encontrar algunos ejemplos de títulos que se han convertido en un éxito arrollador y que a su vez, han dado lugar a apps clonadas que en muchos casos, son fraudulentas.

Tras las aplicaciones premiadas en los Google Play Awards o los datos sobre las más descargadas, hoy os vamos a contar más sobre las medidas que recientemente han decidido tomar los de Mountain View para poner coto a estas copias que, en otras ocasiones, también son las opciones elegidas por pequeños equipos de desarrolladores para ocupar un lugar dentro de los terminales.

La medida

Actualmente, Google ha incorporado una serie de filtros que se añaden al proceso de aprobación de una aplicación. Cuando un creador envía su producto a la tecnológica, un equipo se encarga de revisarlo y buscar posibles plagios en otras que ya han sido registradas y publicadas. Todo esto se ampara en la «Normativa sobre suplantación» que permite a los de Mountain View retirar cualquier producto que no cumpla sus reglas.

app google play

El largo camino de las apps clonadas

Las apps de este tipo han estado en la historia de Google Play desde sus inicios. El hecho de que se hayan ampliado las opciones para los usuarios ha dado lugar a que en este caso, también hayamos asistido a un boom en el que, como mencionamos antes, es posible encontrar tanto fraudulentas como otras que pueden ocasionar problemas en los terminales. Al mismo tiempo, encontramos un tercer grupo de aquellas que, siendo en su mayoría juegos, intentan ofrecer una experiencia parecida a la de las obras en las que se inspiran. Clash of Clans, Whatsapp o Clash Royale son algunas de las que más se han copiado.

Los dos pasos

Revisar a diario el catálogo de Google es una tarea ingente, por tanto, queda delegada en las inteligencias artificiales y los servidores de los de Mountain View. Cuando estos elementos reportan una app sospechosa, realizan las mismas operaciones que con aquellas que pueden contener virus: Las interceptan y los desarrolladores y editores de la empresa se encargan de tomar medidas. ¿Creéis que las apps clonadas tendrán sus días contados o que mientras aparezcan nuevas herramientas, estas seguirán siendo copiadas? Tenéis disponible más información relacionada como por ejemplo, una lista con las más rentables para que podáis conocer más.

Compártelo. ¡Gracias!