¿Qué es SafetyNet? Así previene Google el rooteado de los terminales

Escrito por

Con frecuencia os contamos más sobre cómo utilizar los terminales correctamente y sacarles partido. El rooteado es uno de los métodos más extendidos cuando los dispositivos pueden dar problemas serios de funcionamiento. Con esto, se restauran los ajustes de fábrica y se deja el terminal prácticamente como estaba en el momento de su adquisición.

Sin embargo, esta acción no está del todo aconsejada, ya que en el futuro, puede perjudicar al desempeño normal de aplicaciones y juegos. Desde hace tiempo, Google está tomando medidas para prevenir esto a través de SafetyNet. A continuación os contamos más sobre esta herramienta desarrollada por los de Mountain View y os decimos cuáles son sus pros y sus contras.

¿Qué es?

SafetyNet a grandes rasgos, analiza todos los archivos instalados en las tablets o smartphones. Sin embargo, no se encarga de buscar elementos perjudiciales o virus, sino que se dedica a interceptar manipulaciones realizadas en las aplicaciones y juegos instalados que no hayan sido creadas por los propios desarrolladores. Una vez realizado este estudio, esta herramienta bloquea las apps editadas por terceros e impide su apertura y utilización.

¿Quién utiliza SafetyNet?

Esta plataforma está pensada para los creadores de las aplicaciones y juegos que tienen presencia en Google Play y para el propio software. Además se caracteriza por ser más estricta. Si un terminal rooteado intenta, a su vez, instalar una aplicación que ha sido manipulada, esta no solo no se ejecuta, sino que además, es necesario volver a formatear totalmente el dispositivo y además, descargar la app original, sin cambios. Esto a veces no es una garantía, ya que en ocasiones, los títulos bajados pueden seguir sin funcionar.

¿Una herramienta infalible?

De momento, parece que las capas de personalización basadas en Android y lanzadas por otros equipos y compañías permanecerían algo ajenas a SafetyNet. Pero si ha tenido una buen acogida por parte de los editores, los usuarios no podrían recibirla de la misma manera, ya que aquí podrían surgir debates importantes sobre cómo las compañías limitan la capacidad de acción del público a la hora de tomar más partido sobre cómo manejar sus terminales.

¿Qué pensáis acerca de esta herramienta?¿Creéis que puede acabar teniendo repercusiones negativas para los consumidores, o que a la larga, puede ser útil para prevenir falsificaciones y problemas que acabarían transformando a tablets y smartphones en aparatos inservibles? Tenéis disponible más información relacionada como por ejemplo, cómo previene Google las apps clonadas para que podáis conocer más.

Compártelo. ¡Gracias!