¿Qué fabricantes actualizan más rápido sus dispositivos? El ejemplo de Android Nougat

Escrito por
Android

Con las nuevas versiones de Android no sólo se añaden funciones, sino que se introducen mejoras de rendimiento y autonomía, por lo que siempre es interesante, más allá de la versión con la que lleguen nuestros dispositivos cuando los compramos, tener una referencia de lo que podemos esperar que suceda en el futuro con ellos. Hacemos un repaso a cómo han ido las actualizaciones a Android Nougat por marcas.

Así fueron las actualizaciones a Android Nougat por marcas

Es difícil hacer un ranking que demuestre en un sólo golpe de vista cuál de los fabricantes es el que mejor se porta con las actualizaciones, porque hay varios aspectos a tener en cuenta. En Android Authority hacían recientemente repaso de la cuestión y aunque no es complicado especificar quien llevó antes Android Nougat a sus buque insignia, esto no nos lo dice todo.

  • Motorola: 88 días
  • LG: 90 días
  • HTC: 95 días
  • Sony: 100 días

Este dato nos deja a medias, sobre todo, si no somos usuarios de sus smartphones estrella, y ahí es donde entran en juego otros matices. Merece la pena mencionar en este sentido, por ejemplo, que Sony suele dar un excelente tratamiento a toda la gama Xperia Z y que sólo los modelos más antiguos se van quedando fuera, o que Motorola es también una de las compañías que antes ha llevado Android Nougat a modelos de gama media.

¿Ha cambiado mucho la situación en los últimos años?

Es curioso contrastar estos datos con los que os traíamos hace ya unos cuantos años, cuando de lo que estábamos pendiente es de la actualización a Android KitKat. Entonces recogíamos una estadística similar y nos encontrábamos con que  Motorola y HTC habían lanzando sus actualizacion en relativamente poco tiempo desde que la recibiera el Nexus 4, mientras que Samsung había necesitado algo más de tiempo y LG era el que había llegado el último.

Actualizaciones

La situación no ha cambiado mucho por lo que respecta a Samsung, aunque es cierto que su catálogo es de los más amplios y su personalización es de las más fuertes, lo que significa, lisa y llanamente, que tienen más trabajo que hacer. LG parece que se propuso corregir su imagen, pero se nota mucho la diferencia entre su buque insignia y otros modelos (de otras gamas o años anteriores).

El panorama en el terreno de las tablets

Todo lo que hemos visto hasta aquí nos da una idea del compromiso de los fabricantes con las actualizaciones, pero son datos extraídos de su trayectoria con las de los smartphones. Cuando nos fijamos en las tablets, sin embargo, la cosa cambia bastante, porque no todos los tienen la misma presencia en este terreno, y porque las prioridades son distintas.

Android 7 en tablet Nexus 9

Hace algunas semanas hacíamos repaso de todas las tablets con Android Nougat del momento veíamos que, por lo que respecta a actualizaciones y no nuevos lanzamientos, sólo habíamos tenido buenas noticias para las Galaxy Tab S2 (a las que se sumó luego la Galaxy Tab A 10.1), la Xperia Z4 Tablet, la Shield Tablet K1, la LG G Pad III (difícil de encontrar en España) y la ZenPad 8.0. Después hemos sabido que Asus había comenzado a actualizar la ZenPad 3S también.

Samsung, Sony y Nvidia: los valores seguros

Aunque hay que reconocer que Asus se está portando bastante bien en esta ocasión, lo que comprobamos, una vez más, es que en el terreno de las tablets hay sólo unos pocos valores seguros por lo que respecta a actualizaciones, dejando de lado a Google: Samsung, Sony y Nvidia. De ninguno de ellos podemos decir ni siquiera que sean demasiado rápidos, pero al  menos sabemos que acabarán llegando.

Android 7 Nvidia tablet

Por supuesto, podemos tener ocasión de hacernos con versiones más avanzadas a través de ROMs (podéis, por ejemplo, echar un vistazo al listado de tablets que pueden instalar Lineage OS), pero no está de más considerar cuál ha sido el historial de los fabricantes en materia de actualizaciones a la hora de elegir tablet, y  no sólo para los más apasionados de Android, sino también por una mera cuestión de rendimiento a largo plazo.

La situación debería mejorar con Android O

Las buenas noticias, por terminar con una nota positiva, es que la situación debería mejorar para la actualización a Android O gracias a Project Treble que nos anunciaba Google hace ya algunas semanas precisamente con el fin de atajar el problema de la fragmentación en Android. Habrá que esperar para ver cómo se desarrolla en la práctica, en todo caso.

Hay que decir que resulta curioso ver lo rezagadas que suelen ir las actualizaciones para tablets Android cuando todas las estadísticas confirman que son dispositivos que nos duran bastante más tiempo que los smartphones. Hemos visto que con Android O se van a introducir funciones que demuestran que se está intentando mejorar la experiencia de uso en este tipo de dispositivos, pero sería interesante también que hubiera avances en este sentido.

Compártelo. ¡Gracias!