Canon Digital. Así podría afectar a la compra de tablets y smartphones

Escrito por

El Canon Digital es un impuesto que lleva años implantado en multitud de países y que ha sido objeto de críticas por la mayoría de actores del sector. Durante todo el tiempo que ha estado vigente, apenas ha sufrido variaciones y esto ha generado aún más polémicas hasta el punto de que, a finales de 2011, fue suprimido de manera provisional en España.

Hace unos días, se aprobó una nueva tasa que vendría a sustituir a la anterior y que ya ha generado adrmiradores y detractores a partes iguales. A continuación os contamos en qué consiste, cuál es su objetivo y también, sus repercusiones. ¿Sobre quién acabará recayendo este impuesto?¿Serán los consumidores o los distribuidores los que lo pagarán?¿Repercutirá en el precio de tablets, smartphones y otros soportes?

canon digital phablets

¿Qué es el nuevo Canon Digital?

Al igual que su antecesor, se trata de un impuesto dirigido a proteger a autores de obras escritas y audiovisuales de todo tipo. Su funcionamiento es el siguiente: A la hora de comprar cualquier aparato en el que se puedan realizar o guardar copias de las creaciones de éstos, se gravará a los soportes con el objetivo de «compensar» todos los duplicados que se realicen y ofrecer una parte de los ingresos a los que han originado todos esos contenidos en concepto de derechos y propiedad intelectual.

¿Quién lo pagará?

Una de las críticas de la anterior tasa era el hecho de que se consideraba arbritaria y al final recaía sobre los consumidores. Estarán exentos de pagar el nuevo Canon Digital las administraciones y aquellas entidades que no exhiban ni suministren las obras a terceros y siempre y cuando lo hagan con fines profesionales. Por otro lado, el impuesto será abonado por fabricantes y distribuidores. En el caso de las tablets, estos deberán pagar 3,15 euros por cada unidad vendida. Los smartphones sufrirán un incremento de 1,15 euros. ¿Creéis que al final esto recaerá sobre los hombros de los usuarios?

tablets chinas modelos

Hecha la ley, hecha la trampa

Otro de los aspectos peor valorados por el público y las asociaciones de consumidores es la ambigüedad que el gobierno utiliza a la hora de aclarar más qué soportes tendrán el Canon y cuáles no. Las sociedades de autores serán las grandes beneficiadas de esta medida ya que percibirán decenas de millones de euros al año. Sin embargo, no sería extraño ver cómo se cambian conceptos fundamentales de la norma como el de «Copia privada» con el objetivo de recaudar algo más.

¿Qué opináis acerca del nuevo Canon Digital?¿Creéis que será un retroceso y que además, volverá a los mismos fallos que su antecesor? Os dejamos disponible más información relacionada como por ejemplo, las medidas tomadas por otros países para que podáis conocer más.

Compártelo. ¡Gracias!