Tablets con tinta electrónica. ¿Alternativas económicas a otros formatos?

Escrito por

Las tablets con tinta electrónica no tienen tanto peso como los terminales enfocados a públicos más amplios como los usuarios domésticos o los profesionales. Estos dispositivos pueden ser una opción a tener en cuenta para otros colectivos como lectores o diseñadores que deseen llevar sus obras literarias y su trabajo a todas partes y conseguir un mejor rendimiento. Sin embargo, en ambos, aún existen ciertas reservas por parte de los consumidores.

¿Qué pueden ofrecer estos soportes para conseguir una mayor aceptación? A continuación os mostramos una lista de modelos de esta categoría e intentaremos ver cuáles son sus mayores atractivos pero también, sus inconvenientes. Al mismo tiempo os contaremos cuál es la base de su funcionamiento, y veremos si se tratan de alternativas económicas o en cambio, habrá que realizar desembolsos significativos para adquirir uno de ellos.

tablets con tinta electrónica

¿Cómo son?

Las tablets con tinta electrónica tienen algunas diferencias respecto a las otras que podemos ver en el mercado como las convencionales o las convertibles. En un primer momento, este formato no tuvo demasiado éxito. Factores como un consumo de recursos elevado, pero en mayor medida, el requerimiento de un esfuerzo visual más grande por parte de los usuarios a la hora de exponerse a las pantallas, hicieron necesarias varias reformas en profundidad. Actualmente, trabajan de la siguiente manera: La pantalla, formada por varias capas, se compone de millones de pequeñas bolas y forman una especie de folio en blanco. Éstas trabajan de manera independiente y cuentan con pequeñas cargas eléctricas. Unidas de una u otra manera, muestran las letras, como si se escribiera en su superficie, y controlan uno de los aspectos más criticados en su día: El brillo de las diagonales.

1. Onyx Boox Max

Comenzamos con un modelo lanzado a finales de 2016. Pensada para escritores y diseñadores, cuenta con una pantalla de 13,3 pulgadas con una resolución de 1600×1200 píxeles, 1 GB de RAM y una capacidad de almacenamiento inicial de 16 que puede ampliarse mediante tarjetas Micro SD. Su sistema operativo es Android y viene acompañada de un lápiz. Su precio es elevado. Oscila entre los 750 y los 790 euros en los principales portales de comercio electrónico. Su mayor inconveniente es el mismo que comparten muchos de los terminales de este formato: Solo permite trabajar en blanco y negro.

onyx boox max tablet

2. Tablets con tinta electrónica low cost

Al igual que sucede en los soportes convencionales, aquí también podemos encontrar un catálogo que abarca desde terminales más exclusivos hasta otros más económicos. En esta última categoría entraría Wacom Bamboo. Lo más llamativo de el terminal, que ronda los 125 euros, no es su precio, sino el hecho de que una vez escribamos sobre la pantalla, da la opción de digitalizar el documento o mantenerlo con nuestra propia letra. A través de una aplicación instalada de serie, permite utilizarla indistintamente en iOS y Android. Cuenta con una memoria inicial de 5 GB equivalentes a unos 6.000 folios según sus fabricantes. Sin embargo, es posible realizar una suscripción que elevaría este parámetro hasta los 50 GB.

3. Intuos Pro Paper

Continuamos con otro modelo fabricado por Wacom. Más caro que su antecesor y rondando los 440 euros, contiene un sistema de 8 botones que permite controlar las diferentes funciones de la tableta. Pensada principalmente para ilustradores y diseñadores, pesa unos 700 gramos. Según sus creadores, permite almacenar hasta 1.000 dibujos y trabajar en un sistema de varias capas parecido al de Photoshop. Está disponible en las principales webs de compra electrónica. A pesar de que la pantalla tenga una sensibilidad alta, uno de sus mayores inconvenientes podría venir de un diseño con marcos más gruesos que reducen la superficie de la diagonal sobre la que se puede trabajar.

intuos pro paper teaser

4. La última apuesta de Sony

Hace unos meses os hablábamos de los trabajos que la firma japonesa estaba realizando en el campo de las tablets con tinta electrónica a través de un nuevo dispositivo. Apodado DPT RP1, lo nuevo de la marca nipona cuenta con un panel de 13,3 pulgadas y permite escribir, dibujar y también guardar documentos en multitud de formatos como el PDF. Su resolución alcanza los 2.200×1620 píxeles y con un peso que se queda a las puertas de los 350 gramos, ofrece otras características como una capacidad de almacenamiento de 16 GB que se queda en 11 tras la instalación de las apps y funciones básicas. Cuenta con soporte para redes WiFi. Sin embargo, todo esto tiene un precio: 719 euros.

5. ReMarkable

Cerramos esta lista con un terminal que verá la luz este verano. Actualmente es posible reservarla y su coste aproximado será de 520 euros. Su mayor inconveniente será el hecho de que no estará dotada de un lápiz, por lo que será necesario adquirirlo por separado. Sus características más destacadas son su pantalla de 10,3 pulgadas con una resolución de 1872×1404 píxeles, un tiempo de respuesta de la pantalla de solo 50 milisegundos y conexión WiFi. Entre otros de los rasgos que podrían lastrar su acogida encontramos una RAM de solo 512 MB y una capacidad de almacenamiento no ampliable de 8 GB.

Tras conocer más sobre las tablets con tinta electrónica que podemos encontrar actualmente, ¿creéis que aún tienen aspectos por mejorar para ser realmente competitivas?¿Pensáis que cuentan con todo lo necesario para ser útiles para los públicos que recurren a este tipo de plataformas? Os dejamos disponible más información relacionada como por ejemplo, una lista de soportes pensados para otros grupos de usuarios para que podáis conocer vosotros mismos hasta donde puede llegar la fragmentación.

Compártelo. ¡Gracias!