¿Qué tablet comprar para jugar? Consejos para elegir y algunas recomendaciones

Escrito por
Tablets

Aunque cada vez se ponga más énfasis en hacer de nuestras tablets herramientas capaces para trabajar, la realidad es que muchos las utilizan todavía más como un dispositivo multimedia y, muy especialmente, para disfrutar de los juegos. ¿Merece la pena hacerse con una tablet específicamente para ellos? ¿Qué hay que tener en cuenta para decidir qué tablet comparar para jugar

¿Qué es lo que necesita una buena tablet para jugar?

Lo primero que tenemos que pensar al escoger una tablet para jugar es cuáles son las características que más van a potenciar el que tengamos la mejor experiencia de uso con ellos y hay que decir que son bastantes, en realidad, y no podemos destacar realmente una sola. En cierto sentido, de hecho, la elección al final es cuestión en buena medida de buscar un punto de equilibrio entre todos ellos, más la inversión que estemos dispuestos a hacer, por supuesto.

Huawei MediaPad m3 gaming test

Un buen rendimiento en procesamiento gráfico

Si, a pesar de lo dicho, tuviéramos que destacar una única característica, diríamos que la más importante es el nivel de procesamiento gráfico. Es cierto que muchos de los juegos más populares en dispositivos móviles son bastante sencillos y corren bien en cualquier dispositivo más o menos actual, pero no hay nada más frustrante para los gamers de pro que encontrarse con que uno de los nuevos lanzamientos al que llevan tiempo esperando para ponerle las manos encima no va en su tablet o smartphone. La semana pasada hicimos repaso del top 10 de tablets con mejor rendimiento en juegos y es un buen punto de partida.

Una especial mención para los 2 en 1 Windows

Un ejemplo a tener en cuenta de la diferencia que hay entre lo que normalmente consideramos como un buen rendimiento y el que necesitamos específicamente para juegos lo tenemos con los mejores 2 en 1 Windows, que son de los dispositivos más potentes que podemos encontrar en la actualidad en estos momentos, pero que no son tan brillantes como cabría esperar en juegos, porque no suelen contar con buenas tarjetas gráficas. Hay que decir que aún así son más que capaces, por supuesto, de correr los juegos que normalmente corremos en tablets Android y iPad, pero sólo con muchas limitaciones podemos esperar de ellos disfrutar de los mejores juegos de PC (si queremos que vayan fluidos los lanzamientos más reciente probablemente tengamos que bajar bastante los FPS y la resolución).

Una buena pantalla (y no sólo una resolución alta)

Ahora es cuando tenemos que empezar a añadir consideraciones. Una fundamental, por supuesto, es la pantalla, ya que los juegos con mejores gráficos van a agradecer no sólo una resolución alta, sino una buena calidad de imagen en general (contraste, colores), incluyendo algunas características que hacen que tengamos una buena visibilidad en exteriores (si lo que nos gusta de jugar en tablets es sobre todo que nos la podemos llevar a cualquier parte) y que serían fundamentalmente niveles de brillo alto y pocos reflejos. Aquí ya sabéis que por encima de la media destacan la Galaxy Tab S3 y el iPad Pro 10.5, pero hay unas cuantas tablets con buenas pantallas y precios más razonables a tener en cuenta.

Un buen diseño, con especial importancia para los altavoces

Aunque la pantalla es fundamental hay que tener en cuenta que hay un punto en el que ganar pulgadas de superficie va a empezar a jugar en nuestra contra, a no ser que normalmente utilicemos mandos o que se trate de un 2 en 1 en el que jugamos con teclado y ratón, por una sencilla razón: lo ideal es que sea una tablet lo más ligera posible, porque hay que pensar que la vamos a sostener en nuestras manos durante períodos de tiempo muy prolongados. Y por lo que respecta a la experiencia multimedia hay otro punto a tener muy en cuenta que es el audio: siempre es mejor tener altavoces estéreo (el sonido puede ser tan importante como los gráficos en un buen juego), pero hay que tener presente que según donde estén colocados es fácil que los tapemos con las manos.

xiaomi mi pad 3

Un problema de diseño más concreto: los controles

Uno de los principales reclamos que encontramos a menudo en las tablets diseñadas específicamennte para jugar, por ejemplo entre las tablets chinas low-cost, son los controles tipo Nintendo Switch. Dependerá un poco de lo que sea más importante para nosotros, pero la realidad es que a menudo salimos perdiendo mucho en especificaciones técnicas y hay muchos muchas otras opciones que nos pueden dar una buena experiencia de uso: podemos conectar teclados y ratones, utilizar mandos inalámbricos… Si queréis tener una idea más precisa de cuáles son las posibilidades más interesantes y sus precios, podéis echarle un vistazo a nuestra selección de accesorios para jugar en tablets.

Una buena batería tampoco está de más

No es tan importante quizá como el resto de factores que hemos mencionado, pero según cuáles sean nuestros hábitos no está de más tenerlo en cuenta: si sacamos mucho nuestra tablet de casa no sólo hay que pensar en la visibilidad en exteriores sino también en la batería, porque los juegos son una de las actividades que más consumen, sobre todo dependiendo del tipo de pantalla que tengamos. Para haceros una idea de cuáles son las mejores opciones del momento, tenemos un ranking de tablets con mejor autonomía, basado además en un tipo de prueba bastante pertinente para este caso (horas de reproducción de vídeo en streaming).

Cuanta más capacidad de almacenamiento, mejor

Esto se aplica a todo, por supuesto, pero es verdad que si lo que hacemos es sobre todo navegar, ver películas  series en streaming y editar algunos documentos de cuando en cuando, probablemente nos apañemos bien con un almacenamiento más limitado. Los juegos, sin embargo, ocupan bastante espacio, y los de nivel aún más, y no vamos a querer estar instalando y desinstalando si hay varios títulos a los que jugamos con cierta frecuencia. Y hay que decir que esta limitación en este caso no se resuelve también como en otros con una micro-SD, porque los juegos más exigentes es preferible que estén instalados en la propia tablet por cuestiones de rendimiento (y por supuesto con el iPad ni siquiera tenemos esa opción).

shield Tablet Tegra K1

¿Importa el sistema operativo?

Si nos hacemos con una tablet Windows está claro que vamos a poder acceder a juegos de PC, que en general están a un nivel superior que los de dispositivos móviles pero, como hemos dicho, hay que ser conscientes de que ni siquiera los mejores 2 en 1 están construidos para el gaming y habrá que aceptar ciertas limitaciones. Por lo que respecta a iOS y Android, las ventajas de cada uno son bien conocidas: la App Store sigue consiguiendo estrenar títulos con mucho tirón antes, pero cada vez tiene menos títulos que sean completamente exclusivos; con Android tenemos muchos más juegos gratis, pero siendo realistas, si de verdad nos gusta jugar, la mayor parte de las veces los que nos merecen más la penason los de pago. Nuestra conclusión es que este un factor que cada vez importa menos.

¿Necesitamos una tablet 4G?

A día de hoy muchos de los juegos más populares necesitan conexión online, incluso los que no están centrados en el modo multijugador, pero estos son además los que normalmente nos van a enganchar más. Como en otros casos, dependiendo de cuánto tiempo pasemos fuera de casa y puede convenirnos tener en cuenta la posibilidad de hacernos con una tablet 4G, aunque ya hemos comentado en otras ocasiones que hay muchas más opciones para no quedarse sin conexión cuando no tenemos nuestra propia Wi-Fi disponible y probablemente nos resulten más económicas, aunque esto es ya una valoración más personal que tiene que hacer cada uno.

Nuestras recomendaciones: iPad Pro 10.5 y Galaxy Tab S3

No es demasiado original y es cierto que no están dentro de las posibilidades de todo el mundo, pero nuestra primera recomendación no puede ser otra que el iPad Pro 10.5 y la Galaxy Tab S3, las dos mejores tablets de 10 pulgadas de 2017, que destacan en todos los apartados que os hemos recomendado tener en cuenta: la table de Apple lo hace sobre todo en rendimiento y autonomía,  la de Samsung lo hace en audio y calidad de imagen, pero las dos son tablets redondas, con múltiples accesorios de los que echar mano y a las que vamos a poder sacar todo el partido también cuando nos estemos dedicando a otra cosa.

análisis en vídeo del ipad pro 10.5

Otra recomendación imprescindible y más asequible: la Shield Tablet K1

Otra propuesta evidente pero que no podemos dejar de hacer y en nuestra opinión superior a la tablet específica para gamers que lanzó después Acer y a las que nos llegan desde China, incluso a pesar de que su precio, 200 euros, es bastante razonable. Aunque tiene ya unos años sigue siendo de las que mejor rendimiento tiene, está actualizada a Android Nougat, su pantalla Full HD es más que suficiente, su audio es potente, tenemos los mejores accesorios a nuestra disposición y además podemos disfrutar de todas las funciones especiales de Nvidia para dispositivos móviles. El hecho de que sea de 8 pulgadas y no de 10 puede incluso a jugar a su favor, porque es más manejable. Si tenemos un presupuesto limitado, es la mejor opción con diferencia.

Otras buenas opciones

Aunque no esté al nivel del iPad Pro 10.5 o la Galaxy Tab S3, el nuevo iPad 9.7 sigue siendo una gran opción, con un rendimiento y una autonomía destacables, buena calidad de imagen y sonido, y muchos accesorios interesantes a nuestra disposición. La Galaxy Tab S2 puede ser una alternativa potente, igual que la más asequible MediaPad M3, pero hay que tener en cuenta que son tablets algo más discretas por lo que respecta a procesamiento gráfico. La Pixel C quizá no tiene el diseño más interesante para jugar, pero tiene la potencia, la calidad de imagen y la autonomía. La Mi Pad 3, por último, tiene algunos problemas de software con algunos juegos, pero es una alternativa asequible con muy buen hardware.

Compártelo. ¡Gracias!