Galaxy Note 8 vs Galaxy S8 Plus: los phablets más grandes de Samsung

Escrito por
Comparativas

Tal y como se esperaba y con pocas sorpresas porque ya nos lo habían descubierto casi todo las filtraciones, acaba de ver esta tarde la luz el nuevo Galaxy Note 8, y ya que estamos esta semana dedicando unas cuantas comparativas a los phablets de Samsung, que menos que hacerlo hoy con un duelo en el que se miden los dos mejores de su catálogo: Galaxy Note 8 vs Galaxy S8 Plus.

Diseño

Por lo que respecta al diseño, es cierto que nos encontramos con dos phablets que resultan extraordinariamente similares si los vemos desde el frontal gracias a su pantalla Infinity sin marcos laterales, pero sí que es posible apreciar una curvatura más pronunciada en el Galaxy S8 Plus, mientras que el Galaxy Note 8 tienes unas líneas más rectas. Este tiene a su favor, su marca identificativa, el contar con el S Pen y con reconocimento facial, pero los dos cuentan con lector de huellas digitales y escáner de iris.

Dimensiones

Teniendo en cuenta que los dos llegan con pantallas de gran tamaño, sus medidas son sorprendentemente reducidas pero sí que se puede apreciar que el Galaxy S8 Plus es algo más compacto (16,25 x 7,48 cm frente a 15,95 x 7,34 cm). El Galaxy Note 8 no sólo es un poco más grande, sino que también es algo más pesado (195 gramos frente a 173 gramos) y ligeramente más grueso (8,6 mm frente a 8,1 mm).

Pantalla

La diferencia de tamaño se justifica un poco porque la pantalla del Galaxy Note 8 es aún más grande que la del Galaxy S8 Plus (6.3 pulgadas frente a 6.2 pulgadas). Esta pequeña diferencia es prácticamente lo único que las distingue, ya que las dos están protegidas por Gorilla Glass 5, utilizan paneles Super AMOLED y esa relacón de aspecto 18:9 tan de moda y, por supuesto, nos ofrecen resolución Quad HD (2960 x 1440).

Rendimiento

En lo que respecta al apartado de rendimiento, el Galaxy Note 8 lleva algo de ventaja, pero más que nada porque con él disfrutaremos incluso en la versión estándar de 6 GB de memoria RAM, en lugar de 4 GB, mientras que el procesador será en ambos casos un Exynos 8895 de ocho núcleos y con una frecuencia máxima de 2,3 GHz. De momento va a llegar también con Android Nougat y tendremos igualmente que esperar para la actualización a Android Oreo.

Capacidad de almacenamiento

El empate sí que es absoluto en lo que respecta a la capacidad de almacenamiento, porque en ambos casos nos encontramos con 64 GB de memoria interna a los que se suma que disponemos de ranura para tarjeta micro-SD y podemos ganar espacio de forma externa también si lo necesitamos.

Cámaras

La gran novedad en este sentido es que con el Galaxy Note 8 al fin tenemos un phablet de gama alta de Samsung que se suma a la moda de las cámaras duales, siendo las suyas de 12 MP y con apertura de f/1.7 y estabilizador óptico de imagen (igual que la del Galaxy S8 Plus). No es lo único que cambia, en todo caso, ya que también llega con píxeles de mayor tamaño (1,55 micrómetros frente a 1,4 micrómetros) y cuenta con zoom óptico x2. Las cámaras frontales sí que están empatadas, con 8 MP y apertura f/1.7.

Autonomía

La diferencia de tamaño y de peso se acompaña de cierta ventaja en lo que respecta a la capacidad de batería para el Galaxy Note 8 (3500 mAh frente a 3300 mAh). Ya sabéis, en todo caso, que esta es sólo la mitad de la ecuación, aunque no esperamos que la diferencia de consumo sea demasiado notable. En todo caso, habrá que esperar a tener datos de autonomía de tests independientes comparables para poder emitir dictámen.

Galaxy Note 8 vs Galaxy S8+: balance final de la comparativa y precio

Si nos fijamos simplemente en sus características, el Galaxy Note 8 tiene algunos puntos a su favor, como son algunas novedades como el reconocimiento facial, pero sobre el ir acompañado de un S Pen y las mejoras introducidas en la cámara. También se acentúan en  él los defectos y virtudes propios de los phablets, y tiene una batería algo mayor, pero también es un poco más pesado.

En todo caso, hay que tener en cuenta que hacerse con él nos va a suponer una inversión mayor que la que suponía el Galaxy S8 Plus cuando se lanzó (910 euros), y, por supuesto, es sobre todo mayor que la que requiere a día de hoy, habiendo bajado ya algo de precio, porque el Galaxy Note 8 se ha anunciado que se lanzará por 1010 euros para el modelo estándar. Es cierto, por otra parte, que quizá una vez que llegamos a estas cifras, lo más importante es hacernos con el dispositivo que mejor se ajusta a lo que buscamos.

Aquí podéis consultar la ficha técnica completa del Galaxy Note 8 y del Galaxy S8 Plus vosotros mismos.

Compártelo. ¡Gracias!