Galaxy Note 8 vs LG V30: comparativa con los mejores phablets de Samsung y LG

Escrito por
Comparativas

Se acaba de presentar en el IFA, tal y como estaba previsto, el LG V30, y por supuesto se impone el enfrentarle en una comparativa al otro gran phablet Android que conocíamos la semana pasada y que, por supuesto, no es otro que el de Samsung: os dejamos con el último capítulo de la batalla entre los gigantes coreanos: Galaxy Note 8 vs LG V30. ¿Cuál os gusta mas a vosotros?

Diseño

Hay que decir que si lo comparamos con sus predecesores, el LG V30 luce mejor que nunca, y la batalla está en este apartado realmente complicada: en ambos casos destaca por encima de todo un frontal con unos marcos mínimos y tenemos, por supuesto, los mejores acabados y materiales, lector de huellas digitales y resistencia al agua y al polvo, aunque es cierto que la balanza se inclina del lado del Galaxy Note 8 aún gracias a algunos detalles como el escáner de iris o el reconocimiento facial, pero sobre gracias a que llega con S Pen.

Dimensiones

Por lo que respecta a las dimensiones, hay que decir que el phablet de LG juega con ventaja porque su pantalla es algo más pequeña, pero sea como sea, lo cierto es que es bastante más compacto que el Galaxy Note 8 (16,25 x 7,48 cm frente a 15,17x 7,54 cm) y también sensiblemente más ligero (195 gramos frente a 158 gramos) y fino (8,6 mm frente a 7,4 mm). Tendremos que valorar qué nos importa más y cuánto: tener una pantalla lo más grande posible o un dispositivo no demasiado voluminoso.

Pantalla

Como acabamos de decir, la pantalla del Galaxy Note 8 es más grande (6.3 pulgadas frente a 6 pulgadas), pero en otros apartados nos encontramos con características muy similares: la resolución de ambos es Quad HD aunque no exactamente la misma (2960 x 1440 frente a 2880 x 1440), los utilizan la relación de aspecto ya casi estándar en la gama alta (18:9) y los montan paneles OLED (Super AMOLED en el phablet de Samsung y P-OLED en el de LG).

Rendimiento

Datos muy similares también en el apartado de rendimiento, aunque el Galaxy Note 8 se apunta un tanto, eso sí, por llegar con 6 GB de memoria RAM ya, en lugar de 4 GB. También les diferencia que la versión del phablet de Samsung que se comercializará llega con un  Exynos 8895 de ocho núcleos y con una frecuencia máxima de 2,3 GHz, mientras que en el de LG tenemos un Snapdragon 835 de ocho núcleos y 2,45 GHz de frecuencia máxima. Los dos llegan, eso sí, con Android Nougat.

Capacidad de almacenamiento

Empate absoluto, sin embargo, en el apartado de capacidad de almacenamiento, al menos por lo que respecta a la versión estándar que en ambos casos contará con 64 GB de memoria interna, ampliables a través de tarjeta micro-SD. El Galaxy Note 8 tiene a su favor, sin embargo, que habrá versiones que contarán con nada menos que 256 GB, para quienes estén dispuestos a pagar maś para disponer de más espacio.

Cámaras

Los dos disponen también de cámara duales, aunque sus características son un poco diferentes: las del Galaxy Note 8 son las dos de 12 MP, con apertura f/1.7 y con estabilizador óptico de imagen y cuentan también con zoom óptico x2; la del LG V30 se compone de una de 16 MP con apertura f/1.6 y estabilizador óptico de imagen y otra de 13 MP con apertura f/1.9. La victoria del phablet de Samsung en la cámara frontal es más clara (8 MP frente a 5 MP).

Autonomía

Aquí no podemos decir nada aún sobre cuál de los dos nos va a ofrecer mejor autonomía en el día a día, en el uso real, pero de momento sí que podemos decir, como primera aproximación, que parten con una batería de exactamente la misma capacidad: 3300 mAh. Esto debería ser un punto a favor del LG V30, con una pantalla más pequeña, pero la ecuación no siempre es tan sencilla como eso. En todo caso hay que reconocer que es algo a apreciar siendo como es más fino y ligero.

Galaxy Note 8 vs LG V30: balance final de la comparativa y precio

Desafortunadamente, ya sabéis que LG suele ser algo reservado con el precio de sus dispositivos y probablemente no tendremos detalles de cuánto costará en cada región del mundo hasta que se vaya lanzando a nivel internacional, un proceso que quizá sea largo. Teniendo en cuenta el historial de la firma, y aunque es probable que este sea uno de sus phablets más caros, sino el que más, parece improbable que llegue a superar los 1010 euros a partir de los que se venderá el Galaxy Note 8, que por otra parte tiene unos cuantos puntos a su favor para justificar un precio algo más alto. LG, en todo caso, está listo para ponerle las cosas un poco más difíciles a Samsung en el terreno de los phablets.

Compártelo. ¡Gracias!