Miix 520 vs Pixel C: comparativa

Escrito por
Comparativas

Seguimos con una comparativa más en la que vamo a volver a enfrentar a la nueva tablet Windows de Lenovo con otra de las mejores tablets Android que podemos comprar, que cuenta también con teclado para trabajar cómodamente y que vamos a poder comprar aún más barata. ¿Merece o no la pena pagar más para hacerse con la otra?: Miix 520 vs Pixel C.

Diseño

Estéticamente, la Pixel C tiene unas líneas bastante clásicas y más bien angulares que hacen que su aspecto sea quizá una de las tablets Android más similares a los 2 en 1 Windows. Las dos cuentan, además, con los acabados premium, carcasa metálica incluida, que cabe esperar ya de tablets de este nivel. Desde un punto de vista práctico, en todo caso, hay algunas diferencias que merece la pena tener en cuenta y que inclinan la balanza del lado de la Miix 520, que cuenta con un soporte trasero estilo Surface más estable y con más ángulos de inclinación que el que le proporciona el teclado a la tablet de Google, y que junto al puerto USB tipo C, cuenta también con un USB convencional.

Dimensiones

Como sucedía al enfrentarla a la Galaxy Tab S3, aunque la diferencia sea un poco menor, nos encontramos con que la Miix 520 es bastante más grande que la Pixel C (30 x 20,5 cm frente a 24,2 x 17,9 cm), más fina (9,9 mm frente a 7 mm) y mucho más ligera (880 gramos frente a 517 gramos), pero esto se debe fundamentalmente a que la pantalla de la tablet de Google es más pequeña.

tablets windows

Pantalla

La diferencia de tamaño entre sus respectivas pantallas es de exactamente 2 pulgadas (12.2. pulgadas frente a 10.2 pulgadas) y es un dato que evidentemente puede ser un condicionante claro de nuestra elección. La Pixel C tiene a su favor, no obstante, el ofrecernos una resolución mucho más alta (1920 x 1200 frente a 2560 x 1800). Hay que notar que normalmente las tablets Android de su tamaño usan la relación de aspecto 16:10, más alargado que el de las tablets Windows, pero no la de Google, que tiene un formato más similar al de estas.

Rendimiento

Es complicado comparar el hardware de estas dos tablets en este apartado, porque sus respectivos sistemas operativos tienen requisitos muy distintos y la verdadera cuestión es si Android es suficiente o no para nuestros propósitos. En todo caso, es indudable que con la Miix 520 y su Intel Core i3 de séptima generación y sus 4 GB de memoria RAM, tenemos más potencial que con el Tegra X1 y los 3 GB de la Pixel C. A esto hay que sumar que la tablet de Lenovo se lanzará hasta con un Intel Core i8 de octava generación y 16 GB de memoria RAM.

Capacidad de almacenamiento

De nuevo hay que tener presente que Android no necesita tanto espacio de almacenamiento como Windows, por lo que los 32 GB que nos ofrece la Pixel C pueden ser adecuados, pero desde luego se quedan muy por detrás de los 128 GB de la Miix 520, que además nos da la posibilidad de ampliarlos de forma externa a través de tarjeta micro-SD.

pixel c teclado

Cámaras

No es que sea el apartado más importante a la hora de elegir, pero quizá no esté de más tener en cuenta que en lo que respecta a las cámaras estas tablets tienen distintos puntos fuertes: en la Miix 520 es la cámara frontal (5 MP frente a 2 MP) y en la Pixel C es la principal (5 MP frente a 8 MP).

Autonomía

Las tablets Windows, y especialmente las más económicas, como es esta Miix 520, suelen estar lejos de poder igualar en autonomía a las tablets Android tradicionales, por lo que la apuesta más segura es sin duda que la victoria en este apartado va a ser para la tablet de Google. En todo caso, habrá que esperara ver los resultados que obtiene en las pruebas de uso real la de Lenovo para poder decir algo de forma concluyente.

Miix 520 vs Pixel C: balance final de la comparativa y precio

La Pixel C tiene las ventajas habituales de las tablets Android frente a las Windows: más potencial como dispositivo multimedia, más movilidad y (presumiblemente) mayor autonomía. Es cierto, no obstante, que también sufre el frecuente inconveniente de que incluso si su rendimiento es bueno y cuenta con un teclado oficial, es algo más limitada como herramienta de trabajo.

Como siempre, lo que hay que recordar, es que a veces sobrevaloramos las necesidades que tenemos para trabajar y si podemos hacerlo de forma efectiva con Android, entonces la Pixel C tiene otras virtudes que pueden servir de compensación, entre las que está la de ser sensiblemente más barata: incluso si el precio de la Miix 520 se queda en los 700-800 euros para el modelo básico, la tablet de Google se vende por 500 euros y por 100 euros más podemos hacernos también con el teclado.

Compártelo. ¡Gracias!