iPhone X vs Galaxy Note 8: la élite de los phablets

Escrito por
Comparativas

Si el duelo entre el iPad 10.5 y la Galaxy Tab S3 representa ahora mismo la gran batalla en el terreno de las tablets, entre los phablets acaba de quedar inaugurada otra gran lucha, que es la que va a enfrentar a dos smartphones con pantallas tan grandes como el resto de sus características: iPhone X vs Galaxy Note 8, ¿con cuál de los dos os quedaríais vosotros?

Diseño

El diseño es uno de los apartados estrella de esta comparativa, porque es un apartado en el que la gama alta está viviendo una auténtica revolución este año y no hay mejor ejemplo que los dos phablets que nos ocupan, sobre todo por lo que respecta a la del Apple, que ha roto radicalmente con lo que nos ha venido ofreciendo todos sus predecesores. Y hay que decir que con frontales casi sin marcos y carcasas traseras de cristal, lo cierto es que se parecen maś que nunca. También se parecen en que los dos han incorporado el reconocimieto facial, aunque en el caso del phablet de Samsung aparece al lado del más tradicional lector de huellas.Una nota práctica que agradeceremos en ambos casos es el contar con resistencia al agua.

Dimensiones

Todos estos cambios en diseño han permitido que incluso a pesar de incorporar pantallas más grande que ninguno de sus predecesores, su tamaño no haya aumentado excesivamente, algo que, de nuevo, se vuelve a notar más en el iPhone X porque es quizá el apartado en el que los iPhone Plus han estado tradicionalmente más en desventaja respecto la mayoría de los dispositivos Android. Hay que tener en cuenta, en cualquier caso, que la pantalla del Galaxy Note 8 sigue siendo un poco más grande, lo que justifica que lo sea el dispositivo en su conjunto (14,36 x 7,09 cm frente a 16,25 x 7,48 cm) y lo mismo podemos decir del peso (174 gramos y 195 gramos de peso). También es un poco más fino (7,7 mm frente a 8,6 mm).

Pantalla

Como acabamos de comentar, la pantalla del Galaxy Note 8 no sólo se distingue por esos bordes curvados tan característicos, sino que también destaca por ser algo más grande (5.8 pulgadas frente a 6.3 pulgadas). Su resolución también es más alta (2436 x 1125 frente a 2960 x 1440), pero ya no tiene la ventaja de ser la única que monta paneles Super AMOLED (aunque el del iPhone X se haya llamado Super Retina Display), que es una de las grandes novedades del phablet de Apple.

Rendimiento

Teniendo en cuenta que siempre hay diferencias de fluidez y rendimiento importantes relacionadas con el sistema operativo, es difícil decir nada concluyente sobre cuál de los dos va a ser el más potente, pero lo que sí podemos garantizar ya es que ambos llegan con un hardware impresionante: el nuevo A11 de seis núcleos en el iPhone X (una CPU un 25% más potente) que el A10, y una GPU un 30% más potente) y el Exynos 8895 de ocho núcleos y 2,3 GHz en el Galaxy Note 8. Ya sabéis que Apple no suele decir nunca nada sobre la memoria RAM de sus dispositivos en sus keynotes, así que habrá que esperar un poco para ver si se acerca (porque dudamos que los iguale) a los 6 GB del phablet de Samsung. Lo esperado es que se quedara en 3 GB.

Capacidad de almacenamiento

Los dispositivos móviles de Apple siempre están en desventaja frente a la gran mayoría de los Android por el hecho de que no cuentan con ranura para tarjeta micro-SD, pero en este caso hay que reconocerle a los de la manzana que al menos han intentado compensarlo partiendo de cifras más altas en memoria interna 64 GB, como el Galaxy Note 8. También hay que mencionar que el tope será 256 GB (parece, de hecho, que esas serán las dos únicas opciones).

Cámaras

Otro apartado en el que los grandes saben que tienen que apretar si aspiran a que el suyo sea uno de los mejores o el mejor phablet del año y tanto con el iPhone X con su cámara dual de 12 MP, que se beneficia de un mejor procesador de imágenes en el procesador,  y apertura f/1.8 y f/2.4, ls dos con OIS como el Galaxy Note 8 con su cámara dual 12 MP, con apertura f/1.7, las dos también con OIS pero además con zoom óptico x2 son un buen ejemplo de ello. Tampoco se quedan cortos en especificaciones técnicas para la cámara frontal, con para el de Apple y 8 MP para el de Samsung.

Autonomía

Uno de los puntos en lo que menos podemos decir de momento es en el de autonomía, porque Apple sólo nos da sus propias estimaciones (2 horas más que con el iPhone 7) y no tenemos nada, por tanto, que nos permita comparar con el Galaxy Note 8, ni datos de pruebas de uso real ni tan siquiera la capacidad de sus respectivas baterías (aunque sabemos que la del phablet de Samsung es de 3300 mAh. Hay que dejar constancia, en todo caso, de que el iPhone X, llega al fin con carga inalámbrica.

iPhone X vs Galaxy Note 8: balance final de la comparativa y precio

Lo que sí sabemos de ambos es lo que nos van a costar y, tal y como esperábamos, va a ser bastante en ambos casos, ya que los precios de sus predecesores eran ya altos, pero esta nueva generación los ha vuelto a subir: el de Apple se venderá a partir de 1160 euros y el de Samsung a partir de 1010 euros. Ni qué decir tiene que este es un tema polémico y que habrá opiniones para todos los gustos, pero hay que ser conscientes que estamos hablando ya de dispositivos de un  altísimo nivel. 

Por lo que respecta a cuál de los dos sale ganador, en realidad va a haber que esperara verles pasar a los dos por distintos tests independientes para poder descubrir cuál es realmente el más potente o el que tiene más autonomía o la mejor cámara, ya que hemos visto que hay muy pocos puntos en los que podamos empezar a adjudicar victorias directamente por especficaciones técnicas. Y habrá que esperar, porque el nuevo phablet de Apple no llegará hasta noviembre. Hasta entonces, si necesitáis más detalles, aquí tenéis todos los detalles del iPhone X.

 

Compártelo. ¡Gracias!