Amazon presenta su nueva Fire HD 10, que en realidad es ya Full HD

Escrito por
Amazon

Aunque algunas tablets, como la MediaPad T3 7, le hace algo de competencia, en general Amazon reina con bastante comodidad en el terreno de las tablets baratas (dejando al margen las low-cost chinas), pero con su última tablet podría convertirse también en un contendiente a tener en cuenta en la gama media, porque su nueva Fire HD 10 llega con una gran relación calidad/precio.

Así es la nueva Fire HD 10

Por lo que respecta a su diseño, no hay mucho en realidad que destacar, ya que poco ha cambiado respecto a su predecesora y porque su estética, con líneas angulares y con colores brillantes para elegir si la sobriedad del negro no es lo nuestro. Sus medidas tampoco se salen de lo normal para una tablet de 10 pulgadas, con un tamaño de 26,2 x 15,9 cm y 500 gramos. No es particularmente fina (9,8 mm), pero es algo que se puede pasar por alto en una tablet que busca ofrecer buena relación calidad/precio.

A eso contribuye, y es una de sus principales novedades, que a pesar del nombre, la pantalla es ya Full HD, lo que supone un paso importante respecto a las Fire más pequeñas y pensando sobre todo que a Amazon le interesa presentar sus tablets como dispositivos multimedia. El procesador es de cuatro núcleos y tiene una frecuencia de 1,8 GHz, que también es un dato bastante positivo y llega con 32 GB de memoria interna (más ranura micro-SD). Las cámaras son más modestas (0,3 y 2 MP) , sin embargo, pero esto es secundario para la mayoría de los usuarios.

A pesar de que sus características como tablet de gama media son bastante atractivas en sí mismas, el punto en el que Amazon está poniéndo más énfasis en su presentación probablemente sea el hecho de que es la primera de sus tablets que llega con un modo manos libres para Alexa, que la convierte en una alternativa más barata de su Echo.

Un precio muy llamativo pero ¿llegará a España?

A todo esto hay que sumar que se ha anunciado con un precio de 150 dólares, un precio inferior al que tenía el modelo anterior cuando se lanzó en Estados Unidos, un dato realmente interesante teniendo en cuenta que lo que nos ofrece, tanto en especificaciones técnicas como en funcionalidades extra, ha mejorado sensiblemente.

Por supuesto, hay que tener en cuenta que los precios siempre suben cuando se cruza el Atlántico (el modelo de 7 pulgadas, por ejemplo, pasa de costar 50 dólares a costar 70 euros), pero incluso si en lugar de 150 euros nos encontraramos con que cuesta más cerca de 200 euros, podría seguir siendo una opción interesante, pensando en que los últimos modelos lanzados con precios similares llegan con resolución HD.

Desafortunadamente, no está muy claro que haya lugar para el optimismo y pensar que pueda acabar llegando a España, ya que tampoco lo hizo su predecesora. Desde luego, aquí no ha habido anuncio oficial por el momento. No se puede descartar que acabe sucediendo, en todo caso, y si así fuera aquí estaremos para daros la buena noticia.

Compártelo. ¡Gracias!