El Pixelbook es oficial: toda la información

Escrito por
Tablets

Las mejores previsiones se han cumplido y, mientras esperamos sus nuevos smartphones, Google nos ha presentado un convertible con Chrome OS, con el que plantarle cara al fin a los híbridos de Apple, Microsoft y Samsung, ¿y quizás abrir también un nuevo abanico de posibilidades para las tablets Android de gama alta? Os damos toda la información sobre las características, precio y disponibilidad del Pixelbook.

Así es el Pixelbook: el convertible de Google

Lo primero que podemos ir diciendo ya de este Pixelbook es que las imágenes filtradas resultaron ser fiables, porque al menos en diseño, parece ser exactamente el mismo y está confirmado que, efectivamente, es un convertible y podemos girar el teclado 360 grados para utilizarlo como tablet. Y aunque no tenemos todas las dimensiones exactas aún, sí que nos han desvelado su peso y grosor y, para este formato, va a ser bastante fino y ligero (no tanto como el iPad Pro la Surface Pro sin teclado, pero ahí está precisamente la diferencia entre poder prescindir o no de él). Por lo que respecta a las conexiones, tenemos dos puertos USB tipo C (parece que ninguno convencional, como sucede en la Galaxy Book 12.). Lo que parece que no se confirma es el lector de huellas digitales, que algunos esperaban.

Si el no darnos la posibilidad de desacoplar el teclado va a ser un desventaja respecto de los formatos por los que han apostado sus rivales, es cierto que para los menos decididos a dar el salto a los híbridos, es una ventaja que este tenga más presencia y en la presentación se le ha dedicado algún tiempo, destacando su ergonomía y que es retroiluminado (algo que también se esperaba). No sólo tendremos teclado como herramienta de trabajo, en todo caso, sino que también se ha anunciado el stylus con el que se había estado especulando, algo lógico para sacar partido de la pantalla táctil: está fabricado por Wacom, tiene una latencia de 10 ms, reconoce 60 grados de inclinación  y 2000 niveles de presión.

Especificaciones técnicas

Los primeros datos que nos han revelado sobre sus especificaciones técnicas son los de la pantalla, y parece que las predicciones acertaron en este punto también, ya que la pantalla de este nuevo Pixelbook va a ser de 12.3 pulgadas y la resolución es Quad HD, con una densidad de píxeles de 235 PPI. Poco que envidiar al iPad Pro o la Surface Pro en este sentido, aunque sí es cierto que se queda un poco por detrás de ambos, situándose más cerca (de nuevo) de la Galaxy Book 12 o de la Matebook E.

Parece, no obstante, que las filtraciones (combinadas con un  poco de sentido común) también estaban en lo correcto con respecto a las configuraciones que se lanzarán: habrá modelos con Intel Core i5, como habían indicado los registros, pero también con Intel Core i7 (como era de esperar por los precios que se manejaban). También se confirma que el tope de memoria interna es de 512 GB, y aunque no se ha especificado, seguramente el mínimo sean 128 GB, como es lo habitual. Lo que podemos añadir ahora, que sobre esto sí que no había mucha información, es que el tope de memoria RAM será 16 GB. Y, por lo que respecta al software, ni qué decir tiene: llega con Chrome OS, y otra cosa que se confirma, por primera vez con Google Assistant.

Precio y disponibilidad

Por lo que respecta al precio y la disponibilidad, hay buenas y malas noticias. Empezando por las más positivas, parece que en lo único que se equivocaron las filtraciones ha sido en el precio, que es algo más bajo de lo esperado para el modelo inicial, con 999 dólares (el error no ha sido muy grande, en todo caso, y le pone justo en la órbita de la Surface y los iPad Pro, como era de esperar). El stylus sí que se venderá por 99 dólares, no obstante, tal y como se había predicho.

La mala noticia es que no sabemos si va a haber lugar a preocuparnos o no por la conversión a euros, en  las que normalmente salimos perdiendo, porque parece que de entrada no se va a lanzar en nuestro país, sino que de momento va a estar limitado a Estados Unidos, Reino Unido y Canadá. Siempre quedará la opción de hacerse con él de importación y es posible, en todo caso, que según la recepción que tenga Google cambie de opinión más adelante (esperemos que no haya que esperar a la segunda generación, como con los Pixel), así que tampoco hay que darlo completamente por perdido si os ha conquistado. En estas condiciones, y también teniendo en cuenta que es un dispositivo tan distinto, suponemos que no interferirá con la comercialización de la Pixel C, que seguiría a la venta.

Compártelo. ¡Gracias!