ZTE Axon M: así es el móvil que se despliega y se convierte en tablet

Escrito por
Phablet

Llevamos mucho tiempo ya oyendo hablar de tablets plegables, pero parece que en los últimos tiempos, al final el tema se está empezando a poner en marcha. Parece que el Galaxy X de Samsung está al fin próximo, y Lenovo ya nos mostró un prototipo de su Folio. De momento, sin embargo, el primer fabricante va a lanzar un dispositivo de este tipo es ZTE: os mostramos su ZTE Axon M.

¿Cómo funciona el ZTE Axon M?

Normalmente siempre que hemos pensado en cómo serían los futuros smartphones y tablets plegables pensábamos en pantallas flexibles, lógicamente, pero esta fórmula parece que a estas alturas no ha conseguido pasar del prototipo, así que es interesante descubrir la mecánica por la que ha apostado ZTE para convertir este tipo de dispositivos al fin en una realidad.

Aquí en lugar de una pantalla flexible lo que tenemos son dos pantallas que se pueden utilar de forma conjunta, aunque esto no quiere decir que se tengan que usar para formar una sóla, más amplia, en la que se reproduce un determinado contenido. Esto es lo que ZTE ha denominado el “modo extendido”, que reproduce la experiencia de uso de una tablet, pero es sólo una de las opciones.

Otra, que puede ser muy útil también, es utilizarlo en el “modo dual”, un poco como si fuera una multiventana, con una app distinta abierta en cada una de las pantallas, algo con mucho potencial en términos de multitarea. O también podemos usarlo en el “modo espejo”, en el que usamos las dos pantallas pero para reproducir el mismo contenido, aprovechando los distintos grados de inclinación en los que podemos colocarlas, para compartir contenidos con otros más fácilmente.

Pantalla Full HD y cámara de 20 MP

El diseño es por supuesto el apartado estrella en este dispositivo y, entrando ya en los detalles de las especificaciones técnicas, una de sus virtudes comparado con otros phablets que nos pueden aproximar al formato tablet con pantallas convencionales, aquí tenemos un dispositivo bastante compacto (15,08 x 7,16 cm). A cambio, lógicamente, tenemos que sacrificar algo en grosor (12,1 mm) y en peso (230 gramos). Otro detalle interesante en este apartado es que llega con puerto USB tipo-C.

También es un detalle interesante que su pantalla, que llega a las 6.75 pulgadas cuando la desplegamos, cuenta con una resolución bastante alta (1920 x 1080), un punto en el que algunos prototipos de dispositivos similares que hemos visto en el pasado fallaban un poco. Y, aunque no sea el que estamos viendo en la última generación de buques insignia, tenemos también un procesador Qualcomm de nivel, un Snapdragon 821 al que acompañan 4 GB de memoria RAM. El sistema operativo es Android Nougat.

Hay otro detalle muy interesante a tener en cuenta, que es el que nos deja 64 GB de memoria interna, ampliables a través de tarjeta micro-SD. Tenemos también una cámara muy potente, con 20 MP, y una apertura f/1.8, que gracias al diseño del ZTE Axon M podemos usar en cualquier momento también para sacar selfies, lo que le convierte en una de las opciones de más nivel en este sentido. La capacidad de la batería, por último, es de 3180 mAh.

Habrá que esperar un poco más para saber cuándo lo podremos comprar en nuestro país y a qué precio, pero tenemos confirmado al menos que llegará a Europa.

Compártelo. ¡Gracias!