Los cambios en las baterías de los móviles en los últimos años

Escrito por
Tablets

En muy poco tiempo, hemos visto avances muy significativos en lo que se refiere a las baterías de móviles. Aunque los materiales utilizados para su fabricación siguen siendo los mismos, los objetivos de los fabricantes ahora pasan por conseguir una mayor autonomía sin sacrificar las dimensiones del terminal y una mayor eficiencia en el gasto. Los sistemas operativos pueden contribuir a cumplir estos objetivos.

¿Cuáles son los avances más significativos que hemos visto en los últimos años? A continuación haremos un breve repaso en el que señalaremos lo más destacado en este campo en los smartphones e intentaremos ver hacia dónde pueden ir las novedades en este campo en el corto y medio plazo. ¿Habrá diferencias significativas entre la duración de las cargas de hace unos años y las actuales o no?

Cargas rápidas y software

Comenzamos repasando dos elementos que han ganado peso recientemente. Actualmente, no solo las fabricantes de procesadores como Qualcomm desarrollan sus tecnologías de cara eficiente, sino que son las propias tecnológicas las que, en un intento de controlar más el proceso de producción de sus modelos, apuestan por ellas. VOOC, creada por Oppo, puede ser un ejemplo. A esto se añaden los nuevos modos de ahorro entre los que destacamos las mejoras en las últimas versiones de Android.

super vooc carga

Mejoras en la capacidad de las baterías

Desde el año 2000, hemos asistido a cambios importantes en este sentido. Los primeros móviles no necesitaban de unos recursos excesivos, lo que hacía que este componente tuviera un tamaño reducido. Sin embargo, la implantación, primero gradual y luego masiva de los smartphones, unido al boom de las aplicaciones, dió como resultado un avance constante. Ahora, la capacidad media ronda los 3.000 mAh, llegando a encontrar modelos que rompen la barrera de los 10.000. Aunque el tamaño sigue siendo reducido, la eficiencia se incrementa. Según GSMArena, en la última década, prácticamente se ha triplicado.

Los retos

Las mejoras en aspectos como la imagen, deben llevar detrás otras en el resto de características que sean capaces de equilibrar los resultados finales. Un ejemplo lo tenemos en las cámaras duales, deben estar apoyadas en procesadores rápidos. Sin embargo, un mejor tratamiento de las fotos y vídeos así como una reproducción muy nítida de ellos, requiere de baterías duraderas y eficaces que además, deben mantenerse a temperaturas adecuadas, ya que el calor puede influir en su rendimiento. Mejoras en la refrigeración o la consolidación de las tecnologías de carga rápida deben ser dos de las líneas en las que se trabaje en el futuro. ¿Qué opináis?¿Habéis visto realmente cambios en este aspecto o no? Os dejamos disponible información relacionada como por ejemplo, trucos para calibrar la batería de tablets y smartphones para que podáis conocer más.

Compártelo. ¡Gracias!