El iPad Pro frente al Pixelbook en vídeo: ¿cuál es la mejor alternativa a las tablets Windows?

Escrito por
Tablets

Como era de esperar, con el CES 2018 en curso estamos hablando mucho de tablets y convertibles Windows, pero ya sabéis tanto Apple como Google están echando el resto para lanzar dispositivos que sean capaces de competir con ellos para sustituir definitivamente nuestros portátiles. Os dejamos una comparativa en vídeo con ambos para explorar el potencial del iPad Pro y del Pixelbook.

El iPad Pro frente al Pixelbook y las tablets frente a los convertibles

Una buena parte de la comparativa en vídeo se centra en el iPad Pro y el Pixelbook como dispositivos en sí y en este sentido habría que decir que se trata más de evaluar las virtudes de cada uno de ellos de forma individual, pero en realidad, se puede interpretar también como una contraposición entre los puntos fuertes y débiles de las tablets y de los convertibles, ya que buena parte de lo que cabe decir de ellos se puede aplicar a cada uno de estos formatos en general.

Es el caso de todas las reflexiones hechas en torno a la comodidad de cada uno de los dos al utilizarlos para trabajar o reproducir contenidos multimedia, que al final muchas veces tienen que ver sobre todo simplemente con la posibilidad de desacoplar el teclado o, visto desde la otra perspectiva, la necesidad de utilizar algún tipo de accesorio para que se sostenga en una mesa o la fiabilidad que logramos al hacerlo. Hay que puntualizar, no obstante, que estas consideraciones son generalizables hasta cierto punto, porque es cierto que hay muchas tablets Windows que nos ofrecen soluciones que aportan bastante estabilidad y variedad de ángulos de visión (el soporte al estilo Surface Pro, principalmente) y que nos dejan teclados que sí que incluyen un trackpad.

Otras son más claramente referencias a particularidades del iPad Pro o del Pixelbook porque, por ejemplo, no hay razón realmente para imaginar que en futuras ediciones del convertible de Google, o en otros que puedan seguir sus pasos, no se puedan evitar esos marcos tan gruesos. La calidad de imagen de sus respectivas pantallas es también una cuestión que tampoco tiene nada que ver con los formatos utilizados.

La otra gran clave: iOS vs Chrome OS

Aunque más brevemente, en la comparativa también se aborda la cuestión de los sistemas operativos y tenemos ocasión de echar un vistazo a la experiencia de uso que podemos esperar de cada uno de ellos. A pesar de que la diferencia entre elegir una tablet con teclado o un convertible es ya de por sí importante, este otro aspecto puede tener un impacto igual de grande a la hora de elegir entre uno y otro y, en general, entre las tablets de Apple y las que puedan apostar en el futuro por Chrome OS.

segunda beta de iOS 11

Por lo que respecta al iPad Pro, ya hemos hablado mucho a raíz del lanzamiento el año pasado de iOS 11 de los progresos que ha hecho Apple en esta dirección, que es cierto que son muchos aunque los más acostumbrados a trabajar en PC aún puedan echar de menos ciertas funciones. La multitarea ha recibido un empujón importante, en cualquier caso, y la nueva app de archivos llena un vacío importante. Es cierto que un trackpad, como se mencionaba antes, que evitara el tener que estar pasando del teclado al control táctil es algo que haría la transición portátil/tablet más sencilla a muchos.

Al partir de un sistema operativo pensado para PC, el Pixelbook y las tablets que le puedan seguir con Chrome OS, parten con bastante ventaja. El problema con el que se encuentran, como les sucede a las Windows, es, al revés, adaptarse mejor a las pantallas táctiles. Hay que decir que Google está trabajando mucho en esta dirección en los últimos tiempos y no sólo podemos instalar apps Android directamente desde Google Play en su convertible, sino que constantemente nos llegan noticias de nuevas mejoras (la última, que éstas ahora pueden correr en segundo plano). Un inconveniente importante, no obstante, presente ya en las tablets Android, de hecho, es que aún hay muchas apps que no están optimizadas para este formato, y nos dejan una experiencia de uso más pobre.

¿Podrá alguna de las dos con Windows?

Aunque las dos domina claramente sobre Windows si consideramos el mercado de tablets en su conjunto, es cierto que no está del todo claro todavía que vayan a conseguir arrebatarle el liderazgo en este nicho más concreto. Podemos estar seguros, no obstante, de que los esfuerzos de Apple y Google van a continuar, porque desde hace tiempo los analistas siguen atribuyéndole a ete tipo de dispositivos (tablets con teclado, 2 en 1 y convertibles) el mayor potencial de crecimiento y a estas alturas ha subsumido casi por completo a la gama alta.

google pixelbook

El iPad Pro y iOS 11 nos han dejado bastante claro cuáles son los planes de futuro los de la  manzana en este sentido y el Pixelbook también se puede considerar toda una declaración de intenciones por parte de Google, aunque para el despegue de las tablets con Chrome OS no sólo va a ser fundamental mejorar su integración con Android y con los controles táctiles, sino también el apoyo que el concepto tenga por parte de otros fabricantes. Tenemos muchas ganas de ver ese 2 en 1 con Chrome OS en el que está trabajando Samsung, por ejemplo.

Y no hay que perder de vista que Microsoft también está esforzándose para reforzar el potencial de Windows en dispositivos móviles, como estamos pudiendo comprobar últimamente con la aparición de las primeras tablets con Windows 10 para ARM, con procesadores Snapdragon, con más autonomía y con conexión móvil, aunque parece que, de momento, no con precios mucho más bajos.

Compártelo. ¡Gracias!