Wine llega a Android para emular apps de Windows en tu tablet

Escrito por
Aplicaciones Android

Hace mucho que tiempo (casi cinco años, nada menos) que os dábamos por primera vez la noticia de que Wine iba a llegar a Android para darnos la oportunidad de correr apps de Windows también en estos dispositivos y, de hecho, desde entonces ha habido varias versiones ya en circulación, pero sólo ahora ha llegado la que puede considerarse como una versión final.

Wine al fin tiene una versión final para dispositivos Android

Wine es probablemente el mejor y sin duda el más popular de los emuladores Windows, y sobre todo si en algún momento habéis sido usuarios de Linux seguramente lo hayáis utilizado vosotros mismos. No es de extrañar por ello que desde el primer momento la noticia de que iba a llegar a Android fuera recibida con bastante entusiasmo.

Wine app Android

Pues bien, al fin ha llegado el momento en que tenemos esa muy largamente esperada versión oficial, porque ayer se lanzaba Wine 3.0, una nueva versión con muchas mejoras y que sí que se puede instalar en Android como app. Lo tenemos que hacer a través de una apk, eso sí, y como os vamos a explicar a continuación, tenemos que ser conscientes de que quizá no sea todo lo que en un primer momento esperábamos de ella.

Algunas limitaciones a tener en cuenta antes de instalarla

Lo primero que hay que tener en cuenta es que sólo vamos a poder utilizar la app para correr cualquier aplicación de Windows en el caso de dispositivos con procesadores Intel. Es cierto que entre las tablets esto es algo más frecuente que entre los smartphones y que hay unas cuantas bastantes populares (la Mi Pad 2, por ejemplo), pero aún así, en la mayoría tenemos también procesadores ARM.

Xiaomi mi Pad 2 chrome

Esto no quiere decir (al menos no en la teoría), que no vaya a funcionar en tablets con procesadores ARM, pero lo que sí va a suceder es que vamos a estar limitados a las apps que fueron portadas a Windows RT. Hay que decir, en todo caso, que esto nos deja aún un catálogo bastante amplio de opciones, incluyendo muchas de las más populares al menos.

La realidad de su funcionamiento

El mayor problema en realidad, probablemente no sean esas restricciones para los dispositivos con procesadores ARM, sino que por lo que nos cuentan en Android Police, la realidad de su funcionamiento es bastante insatisfactoria por el momento, más al menos de lo que esperaríamos de lo que se ha considerado una versión oficial: probando con varios dispositivos, en muy pocos llega a abrirse y cuando lo hace el escalado dificulta el control táctil y perudica bastante la experiencia de uso.

No tenemos noticia aún de qué tal funciona en tablets con procesadores Intel y tampoco nosotros hemos podido probarlo todavía en alguna de ellas. Si vosotros tenéis una de ellas y os animáis a hacer la prueba, en cualquier caso, podéis descargaros la última versión de Wine desde aquí. Esperamos que en próximas versiones, en todo caso, se vayan puliendo todos estos problemas.

Compártelo. ¡Gracias!