Tablets con Chrome OS vs tablets Android: ¿qué pueden aportar?

Escrito por
Tablets

Llevamos mucho tiempo hablando de la crisis de las tablets Android de gama alta y especulando con los posibles planes de Google para llevar su sistema operativo de escritorio a este formato, pero parece que al fin tenemos indicios claros de que el concepto de tablets con Chrome OS puede convertirse en una realidad en un futuro próximo. ¿Qué es lo que pueden aportar frente a las tablets Android actuales?

La tablet que ha animado el debate

Era inevitable especular con que Google podía estar trabajando en llevar Chrome OS a otros formatos, cuando no sólo ha habido ya declaraciones en este sentido desde Mountain View, sino que llevamos ya mucho tiempo siendo testigos de avances en esta dirección, con actualizaciones para mejorar el control táctil y, una de las más recientes e importantes, la posibilidad de correr con él prácticamente cualquier app que podamos encontrar en Google Play.

Lo que realmente está dando alas a estas especulaciones, no obstante, son los registros que apuntan a que hay fabricantes trabajando en este tipo de dispositivos: las noticias de que podría haber una entre tablets de Samsung de 2018 fue ya bastante emocionante, pero la aparición de una foto de una de la que sería primera la primera tablet con Chrome OS, ha sido definitiva en este sentido.

Lo que podrían aportar las tablets con Chrome OS

La idea de una tablet con Chrome OS se ha recibido a menudo con bastante escepticismo por el hecho de que es un sistema operativo de escritorio, diseñado para ser utilizado principalmente con teclado y ratón. Lo cierto, no obstante, es que con el añadido de un buen control táctil, esta es realmente una virtud y un punto a su favor frente a las tablets Android, pensando sobre todo en la evolución de la gama alta, porque Google prometió hace tiempo mejorar el soporte en Android para ese tipo de accesorios pero seguimos esperando.

google pixelbook

No sería la única ventaja que supondría contar con una tablet con Chrome OS en el terreno de la productividad, ya que también nos dejarían una experiencia de uso mucho mejor en la multitarea. Pensemos, por ejemplo, en la posibilidad de manejar varias ventanas en nuestra tablet, completamente redimensionables, con total libertad.

Un extra importante: las actualizaciones

Hay otro factor a favor de esas hipotéticas tablets con Chrome OS, que mencionan en Liliputing al abordar este tema y que nos parece que merece también la pena destacar: a diferencia del panorama más bien desolador que tenemos en Android, y especialmente con las tablets, los Chromebooks reciben las actualizaciones directamente de Google en lugar del fabricante y tienen soporte durante 5 años.

Si esta política de actualizaciones se trasladara a las tablets, que sería lo lógico, con cualquiera de ellas podríamos disfrutar de una de las grandes ventajas que tenemos ahora mismo con los dispositivos Nexus. De hecho, estaríamos ante una situación aún más atractiva, porque ni siquiera las tablets de Google reciben actualizaciones durante tantos años. Teniendo en cuenta que está por debutar aún la primera tablet con Android Oreo (que, por cierto, cada vez parece más claro que podría ser la MediaPad M5), resulta difícil no encontrar esta posibilidad tentadora.

¿Un sustituto o una alternativa?

Una cuestión interesante que surgió con esa posible primera tablet con Chrome OS es que parecía que podía tratarse de una tablet con características de gama básica, aunque es cierto que no se sabe nada a ciencia cierta, precisamente porque no fue una tablet presentada de forma oficial. En todo caso, se sale un poco de lo que era la apuesta más segura, que era su entrada en el terreno de las tablets a través de la gama alta.

pixel c pantalla

Puede que la tablet de Acer fuera una rareza si algún día las tablets con Chrome OS se convierten en una realidad, pero puede que realmente el plan sea que penetren en todos los sectores. En todo caso, aunque exista la posibilidad de que acaben en un futuro sustituyendo por completo a Android, nosotros de momento seguimos apostando por la coexistencia de los dos sistemas operativos: Android en la gama media y básica, para tablets de consumo multimedia, y Chrome OS para la gama alta, para tablets más centradas en la productividad.

¿Y Fuchsia OS?

Hacer predicciones, en todo caso, es aún más complicado cuando tenemos bastante reciente la demostración de los avances de Fuchsia OS en un Pixelbook, el sistema operativo con el que, teóricamente, Google sustituirá tanto Android como Chrome OS y que parece realmente ser la solución perfecta para tablets, un poco con lo mejor de ambos mundos.

La cuestión es cuánto tiempo puede tardar los de Mountain View en tener listo Fuchsia OS y cuánto puede pasar hasta que Chrome OS empiece a llegar a las tablets, porque parece que podrían ser dos acontecimientos no tan lejanos en el tiempo uno de otro. Eso es, por supuesto, si ninguno de los dos proyectos termina siendo abandonado. ¿Cuáles son vuestras apuestas?

Compártelo. ¡Gracias!