El rendimiento del iPad 2018 frente al del iPad 2017, en vídeo

Escrito por
Comparativas

La Semana Santa ha hecho que el iPad 2018 se retrase unos días aquí, pero desde finales de la semana pasada lo tenemos en circulación en otros países y eso nos da la posibilidad de echarle un primer vistazo en pruebas de uso real en unos cuantos apartados interesantes para poder evaluar mejor si nos puede interesar hacernos con él, como es el caso de su rendimiento.

Elegir entre el iPad 2018 y el iPad 2017

Ya os contamos que, tal y como se esperaba, el iPad 2018 llega con un precio más bajo pero con relativamente pocas novedades. De hecho, como pudimos ver en la comparativa de modelos del iPad de 10 pulgadas, las dos únicas grandes diferencias que vamos a encontrar entre el modelo de este año y el del pasado es el soporte para el Apple Pencil y el procesador.

Por lo que respecta al Apple Pencil es ya un viejo conocido, de modo que seguramente todos tendremos un idea bastante clara a estas alturas de cuánto puede aportar a nuestro uso cotidiano del iPad. No está de más tener en cuenta, en todo caso, que ha ganado algunas funciones más útiles para un usuario medio con la última actualización de Pages, de la que os dejamos también ya una demostración en vídeo.

En este sentido, quizá lo que va a ser el factor determinante para muchos es el precio, porque la razón para apostar por este iPad 2018 frente al iPad Pro y otras tablets Android de gama alta éste será la principal razón y sumar a la cifra final 100 euros por el stylus puede romper bastante el equlibrio, cuando hay otros stylus disponibles, menos brillantes, pero mucho más baratos.

El iPad 2018 frente al iPad 2017 en benchmarks

Una vez hayamos decidido la importancia que pueda tener para nosotros el Apple Pencil, toca plantearse lo nos puede importar lo que vayamos a salir ganando en rendimiento, el otro apartado donde el iPad 2018 nos deja una mejora importante frente al iPad 9.7 del año pasado, sustituyendo el A9 por el A10, el procesador que montaba ya el iPhone 7.

Al no ser ninguno de estos dos procesadores un completo desconocido, nos podíamos hacer ya una idea de cuánto iba a mejorar el rendimiento del iPad 2018 frente a su predecesor, pero para despejar cualquier posible duda, nada mejor que tener la ocasión de verlos a los dos frente a frente benchmarks y comprobar cómo de grande es la ventaja en potencia que va a llevar el nuevo modelo.

Como podéis ver vosotros mismos en el vídeo que os traemos, la diferencia es sustancial: en Geekbench 4, el iPad 2017 obtiene 2457 en la prueba de un sólo núcleo y 3925 en la multinúcleo, mientras que el iPad 2018 consigue 3529 y 5993, respectivamente. Por lo que respecta al procesamiento gráfico, la ventaja es menor, pero aún muy clara, con 12896 puntos para el modelo nuevo y 10560 puntos para el del año pasado. El vídeo nos deja aún algunos benchmarks más, y todos coinciden en mostrar resultados entre un 30 y un 40% mejores para el nuevo iPad.

Compártelo. ¡Gracias!