Microsoft resuelve el “Flickergate” de la Surface Pro 4

Escrito por
Surface

Quizá recordéis que hace algunos meses se destapó que acabó conociéndose como el “Flickergate” por un fallo en la pantalla que estaban experimentando muchas Surface Pro 4 y que tenía a sus dueños recurriendo a soluciones tan drásticas como meter la tablet en el congelador. Si os contáis entre los que lo habéis sufrido, no obstante, parece que al fin hay buenas noticias.

El origen del “Flickergate”

Como os contábamos cuando estallaba la polémica, el problema del “Fickergate” está limitado a la Surface Pro 4 y aún porcentaje bastante pequeño de estas (se calculaba que un 1%), aunque suficiente como para que acabara haciendo bastante ruido, sobre todo por lo llamativas que resultaban ser las medidas que se estaban viendo obligado adoptar los usuarios a falta de otra solución.

La cuestión es que muchas Surface Pro 4 estaban experimentando un parpadeo en la pantalla que las hacía inutilizable. Se confirmó que era un problema de hardware lo que eliminaba cualquier posibilidad por parte de Microsoft de resolverlo a través de una actualización de software y estaba afectando sobre todo a dispositivos ya fuera de garantía lo que hacía que los usuarios estuvieran condenados a buscarse un poco la vida.

Y aquí es donde la polémica acabó llamando la atención de los medios, que pronto detectaron no sólo que el número de afectados había crecido de forma sustancial en relativamente poco tiempo, sino que estaban empezando a recurrir a soluciones tan poco ortodoxas como meter la tablet en el congelador para enfriarla y poder sacar unas cuantas horas de uso, compartiendo las experiencias propias, incluso con vídeos explicativos como el que os dejamos más arriba, con los resultados de los experimentos que cada uno iba haciendo.

Microsoft se compromete a reemplazar las unidades afectadas

Cuando el problema empezó a convertirse en noticia, Microsoft anunció que estaba estudiando la situación, pero lo cierto es que teniendo en cuenta las circunstancias que hemos comentado (que muchos equipos estaban fuera de garantía y que no había solución vía software), no había demasiadas razones para el optimismo. El hecho de que hayan pasado tantas semanas en silencio, tampoco contribuía a ello.

Pantalla de inicio modo tablet Windows 10

Y, sin embargo, esta semana Microsoft ha dado a los afectados la buena noticia que quizá no cabía esperar, confirmando que finalmente reemplazará las unidades afectadas, como nos cuentan en The Verge. Hay un par de limitaciones a tener en cuenta, eso sí: debe de tratarse de tablets compradas hasta hace un máximo de tres años y lo que se comprometen a facilitar es una unidad restaurada, no una tablet nueva (aunque suponemos que pocos se quejaran por este detalle).

También hay buenas noticias para los que antes que recurrir a medidas desesperadas optaron por pagar de su propio bolsillo las reparaciones (cuyo coste podía ascender a cientos de euros), que deben contactar con Microsoft para solicitar el reembolso, por supuesto con todos los justificantes pertinentes. Hubiera sido deseable, por supuesto, que la respuesta hubiera sido quizá más rápida, pero al menos se puede agradecer que haya sido finalmente positiva.

Compártelo. ¡Gracias!