Las claves de la nueva Surface barata de Microsoft para ir más allá de la Surface 3

Escrito por
Surface

No hace mucho hacíamos repaso a las mejores alternativas en el complicado terreno de las tablets Windows de gama media, con precios más similares a los de las tablets Android, pero hace unos días descubríamos que este año podría llegar una aún mejor, con el propio sello de Microsoft: ¿qué podemos esperar de esta nueva Surface barata y en qué se distinguirá de la Surface 3 y sus predecesoras?

Las claves de la nueva Surface barata frente a la Surface 3

La noticia sobre los planes de Microsoft de lanzar una Surface barata este año no llegaba aún con demasiados detalles de especificaciones técnicas, lógicamente, pero sí que nos desveló lo suficiente de ellos como para ser optimista respecto a sus posibilidades de éxito, siempre, por supuesto, que estas filtraciones se correspondan con la realidad del trabajo que están haciendo en Redmond y con su capacidad de convertir todas estas nociones en una realidad.

Primera clave: el formato

Una cuestión que nos ha parecido interesante de entrada respecto a los planes de Microsoft para estar nueva Surface barata es que parece que va a abandar el concepto detrás de la Surface 3 y sus predecesoras, que se presentaban como versiones algo más pequeñas, pero muy similares por todo lo demás, de las Surface Pro, la auténtica representante de lo que debía ser una tablet Windows: al revés, el nuevo modelo será más pequeño, pero se adaptará al formato que normalmente tienen las tablets más pequeñas, pensadas para un uso no tan pegado al teclado.

Segunda clave: olvidarse de versiones más limitadas de Windows 10

Otro error que parece que Microsoft no volvería a cometer con esta nueva Surface barata es el de lanzarla con una versión más limitada de su sistema operativo para poder permitirse sacarla adelante con un hardware menos potente. Windows 10 S es un avance muy importante en este sentido frente a Windows RT, pero el hecho de que ni siquiera nos vayamos a ver obligados a conformarnos con él es algo de lo que seguro que muchos se alegrarán.

Tercera clave: apostar por procesadores Intel

En relación con lo anterior, probablemente también sea un movimiento acertado el apostar por procesadores Intel en lugar de ARM, incluso a pesar de que Windows 10 para ARM ha sido una de sus grandes apuestas en el terreno de las tablets en los últimos tiempos. A pesar de que tiene algunas ventajas indudables (conectividad, batería), se ha encontrado con una acogida algo fría y es probablemente inteligente por parte de Microsoft aceptar este feedback y dar un paso atrás si es necesario. No hay que temer que no haya versiones LTE, en todo caso, igual que la hay ya para la actual Surface Pro.

Lo más importante: el precio

Nos hemos dejado para el final la que debería ser la principal clave del éxito de esta nueva Surface barata y no es otra que el precio: la Surface 3 y sus predecesoras eran más baratas que las Pro pero nunca estuvieron ni siquiera cerca de ser (ni siquiera relativamente asequibles). Una Surface de 400 dólares, e incluso asumiendo que en euros seguramente superaremos esa cifra, en cambio, sí que puede ser una alternativa interesante al iPad y a las tablets Android, especialmente si viene acompañada, como se espera, también de accesorios más baratos. Aquí es donde nos vemos obligados a ser más prudentes, en todo caso, pero es cierto, después de todo, que Lenovo consiguió después de todo lanzar una tablet bastante competente por 300 euros e incluyendo el teclado (la Miix 320), así que habrá que ver de lo que es capaz Microsoft.

Compártelo. ¡Gracias!