Phablets vs tablets compactas: la inminente nueva batalla de las 7 pulgadas

Escrito por
Phablet

Hace ya bastante tiempo que estamos viendo que las pantallas de los phablets no dejan de crecer y aunque sin duda se ha notado su impacto en las tablets de 7 y 8 pulgadas (en menor medida) , lo cierto es que estas han ido más o menos resistiendo el reto, pero con la próxima generación de gigantes que parece que nos vamos a encontrar este año, ¿podrían recibir ya el golpe de gracia?

El impacto del “notch” en los phablets

La realidad probablemente sea que el notch nació como consecuencia de que la demanda de pantallas más grandes en nuestros smartphones, pero de lo que no hay ninguna duda es de que está teniendo un impacto enorme en los tamaños que estamos viendo alcanzar ya a las pantallas de los móviles de gama alta, y no en modelos lanzados específicamente para cubrir un determinado nicho, como eran en su momento los Galaxy Note, sino en los buque insignia de algunos de los fabricantes más populares.

iphone x

Hace apenas un par de meses que os dejábamos una recopilación de los mejores phablets de 6 pulgadas, centrada en los modelos con pantallas más grandes, y pronto tendremos que actualizarla porque de entrada ya tenemos dos nuevos buque insignia, el Mi 8 y el OnePlus 6, que llegan ya con pantallas de 6.2 pulgadas, muy próximos al que hasta hace poco resultaba casi monstruoso Mi Max 2 (6.44 pulgadas).

La cuestión es que a pesar de que la pantalla del OnePlus 6 es sólo un poco más pequeña (6.28 pulgadas) nos encontramos con un dispositivo mucho más compacto (17,41 x 8.87 cm frente a 15,57 x 7,54 cm), más incluso que el iPhone 8 Plus con pantalla de 5.5 pulgadas (15,84 x 7,81 cm), gracias, claro está, a las nuevas tendencias de diseño, incluyendo el polémico notch.

Este año llegarán phablets de 7 pulgadas

Teniendo en cuenta estos nuevos ratios pantalla/tamaño y que sus dimensiones no fueron un problema para que, incluso si aún minoritario comparado con otros Xiaomi, phablets como el Mi Max 2 fueran tan populares, está claro que se abre una puerta para que algún fabricante aproveche el margen que aún queda y nos dejen phablets con pantallas todavía más grandes.

phablets con mejor batería

Y parece que no van a ser uno, sino varios: ya llevamos bastante tiempo oyendo hablar del Mi Max 3 que se podría presentar este verano con una pantalla mucho más grande que la de su predecesor, alcanzando las 7 pulgadas, y ahora hemos sabido que también Huawei tendría en el horno un phablet con un tamaño sólo ligeramente menor (6.9 pulgadas). No son los primeros que hemos visto en todos estos años, pero a la hora de la verdad  aquellos se acabaron comercializando como tablets 3G o se limitaron a ser poco más que una anécdota (fuera de Asia al menos), mientras que estos, con unas dimensiones más razonables, serían una apuesta seria.

Además, es cierto que probablemente no veremos muchos más phablets de 7 pulgadas que estos dos de todos modos, este año al menos, pero parece que entre 6.2 y 6.5 pulgadas puede acabar siendo casi la norma para la gama alta en un futuro próximo, sobre todo pensando que se espera que haya al menos un nuevo iPhone X Plus que llegue a ese tamaño y sabiendo el impacto que siempre tienen los movimientos de Apple en el resto del sector.

Las tablets compactas que siguen importando (de momento)

Con phablets de 7 pulgadas, resulta inevitable preguntarse qué futuro pueden tener ya las tablets compactas y cabe preguntarse seriamente si este va a ser el golpe de gracia para ellas. Lo cierto es que justo este fin de semana hacíamos repaso de las mejores tablets de 7 y 8 pulgadas del 2018(de lo que llevamos de él) y es inevitable observar la retirada de la mayoría de los grandes fabricantes, al menos por lo que a modelos de gama alta se refiere.

No hay que desesperar si es el formato que nos interesa porque aún seguimos teniendo opciones interesantes y con buenos precios, pero la realidad es que se lo debemos a la confianza de Huawei con la MediaPad M5 (alentados probablemente por su éxito en el mercado de tablets en los últimos tiempos), a que las buenas tablets envejecen bien (pensamos aquí en la Galaxy Tab S2 y el iPad mini 4) y a la aportación de las tablets chinas. Es inevitable preguntarse, en todo caso, cuánto más va a durar esta situación.

Es diferente, no obstante, para las tablets de 7 y 8 pulgadas de gama básica, que tienen un público y un uso muy diferente y a las que probablemente les afecte menos la llegada de esa nueva generación de phablets gigantes, de gama media y alta todas ellas, con precios que como mínimo serán dos o tres veces más altos. De hecho, entre las tablets baratas siempre es complicado dar el salto a las 10 pulgadas y mantener cierto nivel de calidad mínimo. Por esta vía al menos parece que el futuro de este formato puede estar garantizado un tiempo, pero si lo que nos interesan son las tablets de gama alta, pero simplemente con una pantalla más pequeña, puede que sea buena idea aprovechar para hacernos con alguna de las opciones que tenemos ahora mismo, mientras las tengamos.

Compártelo. ¡Gracias!