Xiaomi Mi Pad 4 vs Mi Pad 3: ¿en qué ha cambiado?

Escrito por
Tablets

Acabamos al fin de conocer de forma oficial la nueva Mi Pad 4 y, como siempre, antes de nada vamos a ver cuáles son las principales diferencias respecto a la Mi Pad 3, para destacar las mejoras que se han introducido y ayudaros a decidir si os puede merecer la pena renovarla o apostar esta vez por ella, si decidisteis dejar pasar a su predecesora.

Es más barata

Uno de los principales reclamos de la Mi Pad 4 respecto a su predecesora va a ser su precio: no sólo es más barato el modelo que llega, igual que lo hizo aquella, con 4 GB de RAM y 64 GB de almacenamiento (unos 20 euros más, al cambio), sino que tenemos ahora también otro con 3 GB y 32 GB, para los que no tienen necesidad de tanta memoria, que se podrá comprar por unos 50 euros menos. Si la Mi Pad 3 se os hacía algo cara, esta sin duda va a ser una mejor oportunidad, y si la llegasteis a comprar y dudáis sobre si renovarla o no, seguro que es un factor que puede ayudaros a inclinar la balanza del lado del sí.

Es más potente

Esta es una de las primeras características que se filtró y una de las primeras que quiso destacar Xiaomi: la Mi Pad 4 deja atrás los procesadores Mediatek y llega ya con un Snapdragon 660. No es sólo que la mayoría preferirá un procesador Qualcomm y que este es además de última generación, sino que realmente es uno de los mejores dentro de la gama media: la frecuencia máxima es prácticamente la misma (2,2 GHz frente a 21, GHz), pero en éste tenemos núcleos kryo de mayor rendimiento y una GPU Adreno 512. Será interesante ver benchmarks y sobre todo las pruebas de rendimiento con juegos y en otros tipos de uso real, pero deberíamos notar un avance importante, y eso que este no era una apartado en el que la Mi Pad 3 flojeara.

Tiene un nuevo formato

Uno de los cambios más visibles con respecto a la Mi Pad 3 es el formato, y es que este es la primera tablet de Xiaomi que abandona la relación de aspecto 4:3 del iPad para apostar por el 16:10 clásico de las tablets Android. Hay que tener en cuenta que esto ha afectado muy ligeramente al tamaño, que ha pasado de ser de 7.9 pulgadas a ser de 8.0 pulgadas, y algo más sensiblemente a la resolución, que ha pasado de ser 2048 x 1536 a ser de 1920 x 1200. Diríamos, sin embargo, que lo realmente importa es el cambio de formato en sí, al menos para los que miran con más detalle las características de una tablet antes de elegir: el formato que tenían los modelos anteriores, está optimizado para la lectura, mientras que el actual lo está para la reproducción de vídeo, aprovechando mejor el espacio. Depende un poco, por tanto, del uso que hagamos más.

Cuenta con ranura para tarjeta micro-SD

Es un detalle pequeño, pero puede ser crucial: las tablets de Xiaomi, como muchos de sus smartphones, solían llegar sin ranura para tarjeta micro-SD, lo que nos limitaba al espacio de almacenamiento interno, algo que al menos con la Mi Pad 3 no era demasiado grave, afortunadamente, porque llegaba con 64 GB. Es preferible, en todo caso, tener la posibilidad de tirar de almacenamiento externo y apostar por una versión con 32 GB, que nos va a salir bastante más barata (aunque seguimos teniendo otra de 64 GB, en caso de que queramos ir muy sobre seguro).

Hay un modelo LTE

Nunca han faltado tablets 4G entre las tablets chinas, lo que hacía aún más llamativo que no tuviéramos esta opción con la tablet de Xiaomi. Es cierto que nosotros, hemos insistido en ello muy a menudo, consideramos que para la mayoría de los usuarios una conexión móvil permanente, pero para los que realmente sí que sacan partido de ella, sin duda es una gran noticia.ente en una tablet no es realmente necesaria, pensando en las opciones que tenemos y en el uso que la mayoría hacemos de ellas, pero para los que sí que le sacan partido sin duda es un punto a favor.

Compártelo. ¡Gracias!